dijous, 20 de juliol de 2017

Federico Gallego Ripoll se adentra en "El Insomnio de los verbos cansados"

Mi admiradísimo Federico Gallego Ripoll, con quien tengo en honor y el placer de compartir versos y palabras desde hace ya unos cuantos años, me ha emocionado nuevamente al hacerme llegar su mirada sobre "El insomnio de los verbos cansados". Una maravillosa "carta regalo", que con su permiso, os comparto, en el bien entendido de que al tratarse de un texto informal y espontáneo, su tono es, obviamente, familiar y cercano. 

Toda mi gratitud por el sentimiento con el que Federico abraza siempre mis andaduras azules, mis barrancos y mis charcos. 



Sobre "El insomnio de los verbos cansados"

>"No hay forma de emboscarse ante tu poesía, esa pura vorágine que desencuaderna cualquier buena o mala intención de entrar en ella como en una corriente de agua salvaje. No hay forma. Es como si de entrada lanzaras cuatro o cinco puñetacitos ajustados a la nariz del lector para dejarlo en ese estado de semiperplejidad que le convierte en territorio donde acontecen todas tus palabras. No, no hay forma. El lector (pongamos, yo mismo) que te conoce y te aprecia y te sigue y te espera siempre con expectación, cree conocer ya tus claves y se dispone marisabidillo a buscarte las vueltas, el andamiaje, el oficio, que sólo es bueno si no se percibe, y una vez más, se da de bruces con la realidad de que si hay un o una poeta capaz de desbordar todos los vasos, todos los mares, todos los grandes saltos, esa eres tú.

Se diría que "El insomnio de los verbos cansados" está escrito en estado de gracia, en un sonambulismo incontenible que te lleva a transitar por el borde de todos los alféizares y a nosotros contigo. Arrebatada y arrebatadora, la poesía te habita y te sobrepasa y te destroza y te reconstruye y te devuelve la inocencia que tienen las asesinas que matan por amor y los místicos que levitan y el estallido que aguarda paciente centenares de años en el vientre expectante del volcán. Pues eso, que no hay manera, ni forma ni camino de hallar tu espalda; todo es puro descaro, pura faz al viento, pura vocación de incendio o maremoto.

De vez en cuando cuelas una reflexión sobre la poesía como para que el lector (pongamos, yo mismo) se confíe y piense, “Bueno, ahora Marian se va a poner reflexiva y nos va a confiar la senda del secreto”, pero no, se trata sólo de una pausa para recuperar el resuello y volver a lanzarnos en pleno pecho una andanada de amor y de tragedia, de “luz aduanera” que se cobra a precio de oro cada mirada, cada leve desguarnecimiento del corazón. Y es que (“todo tú en un preámbulo”) cada poema preludia el territorio de lo que pudiera ser la batalla definitiva en la que, tras vaciar tu aljaba de palabras, empiezas a disparar flechas formadas con retazos de tus propios músculos, flechas de ti, carne, tendones, huesos, flechas que silban en el aire repitiendo la letanía de todos tus amores hasta herirnos de vida y de desastre en el centro del corazón.

¿Cómo obviar tus “manos de onda corta”, tu “declinar amapolas”, la “luz obrera”, los “gritos que se dejan tocar”, “el olor a lejos” y los centenares de cristalitos azules que habitan tus poemas? Es muy difícil salir de ellos, salir de ti, Marian Raméntol, muy difícil. En tu poesía se mezclan todos los licores: la resaca se vuelve interminable y deseada, sutil perversión. 
Todos tus libros continúan girando en torno a mi cabeza, orbitan buscando el momento exacto de atacarme entre dos parpadeos, cuando rendido al alba confundo mi locura con el sonido del despertador y la ducha inmediata y la calle y la gente. Ahí están, Marian Raméntol, insumisos, irredentos, irreverentes, libres, ocupando la nada en la que habito sin querer aquietarse en los estantes.

Hay poetas que nacen para estar siempre de pie, siempre danzando, siempre caminando por la orilla del mar mojándose los bajos de la enagua. Y tú entre ellas, entre ellos, Hécuba siempre arrastrando contra toda pared la muerte interminable de cada palabra dicha, de cada hijo que se nos aleja para ser ya de todos, sin posible regreso.

Cada nuevo libro tuyo me obliga a la relectura inevitable de los libros anteriores, para alcanzar a través de ellos la velocidad adecuada para recorrer los nuevos laberintos sin renunciar al instinto de altura. Así “El insomnio de los verbos cansados” que me va a acompañar durante mucho tiempo, “la boca en llamas”, porque tras las lecturas plenas ha de venir esa otra lectura, que tanto me gusta, de recortar frases concretas, metáforas sorprendentes, que justificarían por sí solas la edición de cada uno de tus poemas. Tu riqueza comunicativa sigue siendo igual de brillante, pero hay un tempo más controlado que permite recibir a cada daga con la lentitud que todo gesto vital y mortal merece. La contención en el ritmo permite una lectura más plenamente eficaz, porque aunque la creatividad se mantiene en el mismo alto nivel que tus libros anteriores, aparentemente se entrega con mayor esfuerzo por contener el brillo, la sorpresa, lo que redunda en una lectura más completa y compleja de tu poesía, como con más facilidad para asimilar cada imagen sin que una nueva venga antes de tiempo a interrumpir el estallido de la previa. En tu poesía “se nos escribe, se nos confiesa y se nos calla”, la interpelación es continua porque tus palabras sirven de acicate a nuestra propia memoria, que responde de inmediato a cada propuesta tuya.

Un universo formidable y terrible, el tuyo, Marian, en el que estamos todos inmersos, como habitantes que somos del mismo miedo y la misma necesidad de esperanza que tú gritas a través de cada uno de tus poemas, hasta cuando los callas.

Un abrazo grandísimo, y toda mi admiración".

dijous, 8 de juny de 2017

EL INSOMNIO DE LOS VERBOS CANSADOS, nuevo poemario de Marian Raméntol

Su prologuista, Valentín Martín, advierte:

"Que nadie busque la mar en calma en un libro donde la poesía es agua escasamente beata y la interpretación de la paz quieta resulta tan imposible como que el aire se dé la vuelta. Estamos ante un manojito de olor a un mediterráneo tahúr que empieza con evocaciones acampadas en casa y donde el seno de la poeta acuna quizás una herida"


YA A VUESTRA DISPOSICIÓN, LIBRE DESCARGA!!

http://lanausea2000.blogspot.com.es/p/ln-ediciones.html


Edita La Náusea Ediciones.


Reseñas en:

Reseña de Beatriz Pérez Sánchez: (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
El insomnio de los versos cansados es una profunda meditación y diálogo con la muerte en la que se denota un trabajo profundo de los poemas tanto por la elegancia en la que se maneja el tema, como por el rigor en cuanto a esa voz tan desnuda que la poeta nos ha dejado en sus versos. 

Reseña de Marlene Denis:  (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
El insomnio de los verbos cansados no es más que el transcurso del tiempo implacable que, en cierta medida, permanece sobrio y estático en los aconteceres de una herida abierta que se resiste a los embates del mar. Toda su poesía es un oleaje continuo que reviste de algas y caracolas el recuerdo de la madre ausente: “Mis rompientes vigilan el funeral azul/por si tu blanda huella me responde…”
“No hay nombres para desconocerte/más allá del límite de la voz/que arroja por las nubes/la valentía de tus venas…” La madre es todos los nombres, inclusive detrás del horizonte donde la vida trasciende cualquier peldaño hacia la eternidad.

Reseña de Sarco Lange:(para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
El Insomnio de los Verbos Cansados es el libro más lúgubre, gótico y ancestral de esta iracunda y mágica poeta. Es un libro de la muerte cuando le da por resucitar. Es un libro donde las polillas son ángeles. Un libro que anticipa lo que ya sucedió y que no fue bueno. Un libro de odio hacia el mar que le arrebató la mitad de la vida. Un libro que aborrece y ama las maternidades del mundo entero. Un libro teñido de rojo. Un libro mayor.

Reseña de Omar Crosa: (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
Un poema no suele decir la verdad de nadie; un verdadero poema suele contener todas las conformidades que todos y cada uno de sus lectores forman en la mente; por eso invito a quienes sueñan con el éxtasis de contemplar la belleza y disfrutar lo sublime, para que En un capítulo de ternura clandestina puedan tocar el grito  y vivan, el sueño de los verbos fortalecidos, de la manera singular que cada uno pueda.

Reseña de Jesús Ávila Zapién: (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
La poesía de Marian, desde sus inicios (“Hay un área de descanso un poco más abajo de mi vientre”; y “Duología poética”), es una poesía sagaz, inteligente, que desanda lo andado para erigir su peculiaridad, orquestada tanto en un plano conceptual como concreto de la subjetividad sensible; coexistencia inarmónica que, paradójicamente, hace del inequilibrio el eje de tensión semántica que la resuelve con sobrada pericia, en virtud de su propio vuelco de penetración poética.

Reseña de Juan José Romero Montesino Espartero (Terly): (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
La poeta, refugiada en su dolor, goza, se recrea, disfruta de él para mostrárnoslo como algo hermoso y éste es  el cimiento sobre el que edifica toda su obra y su verdad poética.
¿Qué por qué recomiendo la lectura de este poemario? Pues sencillamente porque en estos tiempos de tanta e insoportable materialidad, Marian Raméntol Serratosa nos hace soñar sin tratar de dirigir ninguno de nuestros sueños.

Federico Gallego Ripoll:  (para acceder al texto completo clicad sobre el nombre del autor)
Se diría que "El insomnio de los verbos cansados" está escrito en estado de gracia, en un sonambulismo incontenible que te lleva a transitar por el borde de todos los alféizares y a nosotros contigo. Arrebatada y arrebatadora, la poesía te habita y te sobrepasa y te destroza y te reconstruye y te devuelve la inocencia que tienen las asesinas que matan por amor y los místicos que levitan y el estallido que aguarda paciente centenares de años en el vientre expectante del volcán. Pues eso, que no hay manera, ni forma ni camino de hallar tu espalda; todo es puro descaro, pura faz al viento, pura vocación de incendio o maremoto.


COMENTARIOS DE LECTORES INSOMNES QUE SÓN REGALOS:

Jordi Ricard:

"Entonces, aparece ella, la gran diva y madre de los "insomnes verbos cansados" para resucitar a una mano que ya andaba por un tiempo aquejada de una prolongada apatía "repasando batallas de entrepiernas a la espera del perdón de una "muñeca con pelo de luna" quizá una "noche de amable hemorragia" para "expiar la palabra hundida en la carne", "abandonada por el aire en un abrigo de difunta (permítaseme alterar la fraseología de este último verso a pesar de las comillas) mientras me precipito por un embustero cansancio de verbos y máximos engendros de complejísima natura, como quien sorteara inciertas semejanzas de vida que la muerte, en su boca, minimiza o desdora o relega a un ínfimo plano de opacidad suprema, cuya utilidad más digna, vale lo que vale un despojo sin origen ni raigambre, arrojado a la boca de una alcantarilla una fría tarde de lluvia en pleno hervor de urbe en vísperas de crepúsculo, paladeando una y otra vez poema tan hermoso como lo es "La Taquigrafía de la Muerte" con esa "acústica de las flores melodía fúnebre para las hadas" en un "amanecer que te nace estrangulado a la cintura" solo apto para "fotogramas de tristeza" entrevistos sobre el "oleaje de un costillar vacio" que no puede detener el "dramatismo de tu cuello" o "tu piel uni- lateral como sudario", "definitiva y oxidada sobre una tarde inédita", quien sabe si pendiente de "la venganza de los pronombres posesivos sobre aquellos que ya no aman ni mienten" y cuan felices, agrego yo, desde el otro lado de un margen entrometido "cuando llueve tarde sobre todos aquellos que no esperan ni lentitud ni presagio" "mas allá de la latitud del miedo", con "los pómulos de tristeza en la boca" y ese "olor a lejos que te llega desde el centro de la tarde" "cuando el día, a veces, no sabe cuando retirarse, cómo morir sin vomitar a un hombre" que tal vez se crea muy héroe practicando una inédita modalidad de surf suicida sobre las olas de fuego de esas imágenes que construyes quizá con el propósito de desquiciar no al más cuerdo sino al más valiente, haciéndolo padecer el deslumbramiento de las sugerencias de tus versos tan múltiples y multiplicables como "un montón de mariposas, con los colores abiertos, mordiendo la inocencia que nos queda" para llenarnos de valor con "la ceniza encerrada en los ojos" cual "ladrón de marionetas" con pretensiones de "subirse a la garganta del sol" "con la urgencia de todas las espumas" junto a la "palabra a- brazada al frio".
Y ya no sé si por aquí quedarme, eco vago o embustero de ese último verso tuyo citado, consciente de que "nada es suficiente y todo es excesivo" detenido ante el "rostro de un poema sin perfume..." en " el exilio de los nombres fusilados", o bien clavado en la "cicatriz del barro en donde se doblan los huérfanos del aire" y los hijos de la niebla terrena con algunos ojos en el cielo, o si tomarme un respiro involuntario con la "sonrisa líquida que me atraviesa la cintura", "allá abajo en donde huela más a sangre", cuidando de no caer en una "trampa para cucarachas traficantes de roció", "abultado y repleto de fluidos" por las "costas liricas de mis escalofríos" desde estos juegos con vocación de juegos infinitos "en cada rincon luminoso de este infierno" con media cara redentora con color de paraíso, "abultada y chorreante sobre un tiempo detenido" "entre el horizonte y la tormenta" "para que alguien nos perdone la vida" y tú me perdones esta tan larga e insoportable irreverencia a la que me he atrevido luego de una primera, voraz, impaciente lectura de estos setenta poemas (si fallo en la cuenta, también te pido me lo perdones) o tesoros de la locura más exquisita que solo pueden llegarnos de la mano de una diva como tú de la poesía, o de la otra poesía, para mí el regalo más grande y agradecido que ser humano pueda darme.
Siempre tuyo más allá del hoyo y las cenizas o desde los pies hasta el último cabello que contenga el cielo,
Jorge del oeste de Nueva York o Jordi Ricard que sería mi preferido seudónimo de guerra" .
******************************************************************************************
 Joan Sagués:

Leo, leo , leo y sé que leeré y estarás dentro y removeras de nuevo mis tripas. Ahí va un sudario, un trocito de ti en mí, un texto en forma de poema, un esconderme alrededor de tu sangre.

"Cuando una lápida es un lecho y el hecho es cereal y sombra.
Cuando un por qué es un dónde y un cuervo y un suspiro.
Cuando vivir es caminar preguntando a las camareras la dirección del olvido,
en un pueblo castellano cerca de un número primo
o en un suramérica dentro de un mapa, dentro de un celular, dentro de la barra de un bar,
dentro de, dentro, no sé si me explico.
Y la muerte es amor, y tu (por mí) un partenón, seco, viejo, con los dioses perdidos."
******************************************************************************************

divendres, 13 de gener de 2017

EN UN CAPÍTULO DE TERNURA CLANDESTINA

Marina Bychkova – Arte de Porcelana

EN UN CAPÍTULO DE TERNURA CLANDESTINA

Unos ojos de felpa hacen recuento,
repasan batallas de entrepiernas,
cuentan las veces que secaron un rostro bendito
y  lo acunaron despacio, con complicidad cereal,
en un capítulo de ternura clandestina.

Un cuerpo de trapo
puede regalar centímetros de amor,
puede aprender de las cigarras
y acompañar a la tarde en su mudez,
puede mirar por los pespuntes
y descubrirnos sabrosos,
horneados, con las hechuras tranquilas,
puede mirarnos dos veces y adelgazar la tristeza,
meterse en la cama y abrazar nuestros desembarcos,
aterrizar sobre silencios permitidos
que amoratan y pudren cualquier proporción.

Una muñeca con el pelo de luna,
puede venir hoy a perdonarme.


Marian Raméntol

dijous, 13 d’octubre de 2016

EL LUTO DE MIS DÍAS RECIÉN REGADOS


EL LUTO DE MIS DÍAS RECIÉN REGADOS 

El dolor silba por todas mis horizontalidades,

escapa desnudo de pájaros y melodías,
se agranda por la lentitud de mis huesos,
enciende su hermosura
infectada de crepúsculos y mece mi cobardía
en un intento de extraer la pureza
de su acto amoroso.

Pero el cuerpo se resiste,
espía la orfandad atravesada en los labios,
aprisiona el aire agotado en los balcones
y lo retrae hacia el depósito del pecho,
con los pómulos de la tristeza en la boca,
dispuesto a proyectar su nombre traslúcido
lejos del naufragio,
más allá de la latitud del miedo,
listo para reunir a la muerte
que convoca madrugadas y lanzarla
sobre la discordia de los colores, sobre el aceite
diluido de los corazones en conserva
y sobre esta enfermedad de escarchas
que suma apósitos amarillos
en el luto de mis días recién regados.

------------------------------------------------------------------------------------
Poema dedicado a todos cuántos defienden la no adjetivación en los poemas.
Yo contrariamente defiendo la adjetivación "ingeniosa" como necesaria.

divendres, 2 de setembre de 2016

DESNUDA SOBRE UN HORIZONTE ANÉMICO SIGUES ARBOLÁNDOTE

Foto: M. Raméntol

DESNUDA SOBRE UN HORIZONTE ANÉMICO SIGUES ARBOLÁNDOTE

Siempre te vistes de punto y final,
sales de ti misma para reconocer tus junturas
como si un viaje hacia los labios
fuera posible a ras de agua.

Saberte innumerable te hace más real,
vagamente perdida en el fulgor
marmóreo de los secretos que te dilatan,
respiras islas, mares suspirantes,
grandes porciones de luna, y descansas
sobre la tarde todo el peso del silencio.

Desnuda sobre un horizonte anémico
sigues arbolándote, como si este frío azul
no fuera a fallarte nunca,
como si la raíz del mundo
te anudase al bisbiseo de tu nombre,
al olor grave de este segundo seco
y su eterno parto.


Marian Raméntol

dimarts, 9 d’agost de 2016

ME AGACHO SILENCIO ABAJO



El Silencio de Marila Tarabay (Argentina) http://www.artelista.com/obra/9645160958163886-elsilencio.html



ME AGACHO SILENCIO ABAJO

A Jordi Virallonga Eguren

Afincada en las horas bajas,
donde los pórticos despiden a las sombras
demasiado maduras,
y el desmayo de las calles
se escribe en el último murmullo del estanque,
allí, en el rincón residual de una mirada,
extiendo los brazos
hacia el pecho ardido
de un sol innecesario.

Suspendida y entelada,
amamanto azules primigenios
mientras mi casa traslada su penitencia.

Deshago la boca arrastrada de la noche
para que el mundo no duela, para que
los hijos seniles no se arañen los pies,
jugando - con catástrofes de chapas torcidas-
a inyectarse el frío y a apuntar bien lejos,
con ametralladoras de leche rancia
y munición labial sin apetito.

Me agacho silencio abajo, muy abajo,
para que todo pase, pero no pasa nada.


Marian Raméntol

dimecres, 13 de juliol de 2016

EL MAR, LA MUERTE Y LAS ALUCINACIONES


Marina. Olas del Pacífico. Autor: Karen Quiñones Escobar (Chile)


EL MAR, LA MUERTE Y LAS ALUCINACIONES

El sedal tira de mi nuca y conmigo emerge
una colonia de letras deshidratadas
columpiándose sobre besos de esponja,
playas impermeables
sometidas a caricias blancas y lisas
en un mundo embalado y sin estrenar.

Emergen también los abrazos estrechos
y un montón de bocas
inclinadas para sorber excesivamente
el cansancio de la espuma.

Y en el fondo abisal del corazón
queda el inventario de los huesos,
los accidentes labiales
ensartados de párrafos simples,
la claustrofobia de las hojas sin firma,
el sedimento sanguíneo que va formando
poemas sin freno, palabras solubles
y delgadas, inviernos sin desenterrar.

En realidad, todo queda sumergido
en el morral de pesca, el substrato
acuático de mis manos, la apariencia
de este cielo flotante,
la gramática del dolor, el alma de hombros
encogidos, el cebo marinado de verdades infinitas,
el mar, la muerte
y las alucinaciones.



Marian Raméntol

dilluns, 11 de juliol de 2016

EXTREMADAMENTE NÁUFRAGOS




EXTREMADAMENTE NÁUFRAGOS 

El dolor se añade a sí mismo
y llora sobre mi lápida.

Un atardecer de manteca
se extiende sobre las rebanadas
de mis días oscuros,
y  todo se vuelve indivisible,
el sexo recién lavado y distinto
para cada muerte,
la pizca de sol que me queda
bien apretada en la nuca,
agua para el amor y para el odio,
sal para los nombres
extremadamente náufragos
que apenas alcanzan tu casa, tu vientre.

Todo se anuda en el séptimo escalón
de mi ceguera, en mi aplomo al ignorar
tu sabor desandado, la aceleración de tu huella
hacia el cero orondo y perfecto de un latido.

Todo se funde en ese crepúsculo inmenso
que deglute mi sangre y me nombra al revés,
entonces deseo tan sólo
desaparecerme,
despacio,
bajo tus alas muertas.



Marian Raméntol

dimecres, 15 de juny de 2016

ESE INSTANTE VORAZMENTE INÚTIL




ESE INSTANTE VORAZMENTE INÚTIL

Ya no puedo poseerte, no he vuelto
a desdoblar tus mañanas
en las pupilas inertes del día
ni en la demanda de las nubes
cuando penetran mis escondites,
no entreveo, en la resignación del sol,
tus manos infinitas.

Procuro inflamarme  
para atenuar el invierno de este mar perenne,
sigo buscando tu religión en mi silencio,
pero no hay abrigo en la altura del dolor, ni muros
suficientes para evitar la ceniza arrodillada,
el ácido capaz de empalidecer un pedazo de muerte,
ese instante vorazmente inútil.

Me pierdo
en la tragedia líquida de tu nombre,
floto sobre las horas y un peligro agudo
me roba el vacío,
unta mis labios con la piedad irreparable de la espuma,
ilumina mis suburbios con un aroma tan frágil,
que resulta un pobre talismán para mis fantasmas,
un acueducto torpe y mal intencionado,
donde dejarme evacuar
lenta e indescifrablemente.

Marian Raméntol

dimecres, 30 de desembre de 2015

Nueva reseña del libro de F. Politano traducido por Marian Raméntol "El murmullo de las cosas"

Francesco Politano, El murmullo de las cosas/Il fruscio delle cose , Asociación Poética Caudal, Madrid 2014

Il fruscio delle cose/El murmullo de las cosas (nell’ottima traduzione in spagnolo della poetessa Marian Raméntol Serratosa) fa parte della collana “Italica”, diretta da Carlos Vitale, validissimo poeta e traduttore notevole, ed è efficacemente introdotta dal noto poeta e saggista Francesco Besaldo.
Il libro, diviso in due sezioni, consta di 43 poesie, per lo più brevi ed essenziali, che trattano, nella prima parte, di eventi ed ambienti differenti( rassegna cinematografica , la guerra, il Natale, il mare, il cielo ecc.), dei nuovi media (cfr. “La cugina americana” e “Non rimpiange il passato”), dello sport(“Il ciclista amanteano”, “Lungomare” ecc.). E di svariati personaggi, specialmente femminili (George, Cristina, Giusy, Zheng, Hans, Oscar, l’anziana Giuseppina, Susan, Angel, Clara, Gertrud, la mamma dell’autore, nonno Antonio e Tonino, Maria, Adrienne, Mary-Ann, la predetta cugina americana , Fred e Carmelo, Markus, Nary, Giannino, Paolo ecc.), talvolta religiosi (belli i versi dedicati a padre Ermes Ronchi ne “Il padre predicatore” e all’energico prete de “Il sacerdote di Lago”), ma spesso laici.
Il filo rosso che tiene uniti tali componimenti (dove non mancano profondità di pensiero e originalità di immaginazione) è indubbiamente l’amore che appare forte sia negli animali (cfr”Il cane Saki) sia negli essere umani (cfr. “Nonno Antonio prometteva”, “Amo la bellezza del tuo cuore”, “La bambina Giusy” ecc.).
Nella seconda sezione, che si apre con un personaggio femminile (Vera l’artista), si muovono le parole del corpo (quasi fatte di carne e di sangue) e quelle interiori e profonde dell’anima, dello spirito. Sono parole vere, piene di fragilità e anche di speranza, che si sentono senza fermarsi solo alle superficie, lavorando le emozioni e costruendo sentimenti. Esse sembrano formare un tutt’uno “empatico”, un’unione solida, procedendo in equilibrio tra gioia e sofferenza , presente e passato, partenza ed approdo.
Il volumetto di Francesco Politano è, perciò, un bel libro, capace di emozionare ogni lettore attento. 

VINCENZO SEGRETI (2015)

dissabte, 18 de juliol de 2015

PRIMARIA, DECISIVA E INAPRENSIBLE en e-book gratuito

Queridos amigos, tras la edición tangible de Alkaid Ediciones de mi poemario "Primaria, decisiva e inaprensible", que gracias a todos vosotros ha sido un éxito rotundo y ya se ha agotado, pongo a vuestra disposición la versión electrónica del poemario, esta vez publicada por La Náusea Ediciones y totalmente GRATUITA para todos aquellos que podáis estar intresados en su lectura. Desde ya muchas gracias!!

EPUB AQUI
PDF AQUI
TORRENT AQUI


La Náusea Ediciones inauguara con esta publicación la colección de e-book que viene a sumarse a su catálogo que podéis visitar AQUI

dijous, 18 de juny de 2015

MI INFINITO FINAL

Pintura de Donato Marot


MI INFINITO FINAL

Túmbate en mis ojos
aparta la sangre de colores
que chorrea a diario por la tráquea de la tarde
salta  de una edad a  otra
y acaríciame con ese lenguaje atonal
que presencia el linchamiento de mis besos
y  atropella mi urgencia detenida
entre paréntesis y tiempo roto.

Como albañil en esta ciudad encorvada
que llevo en la cintura,
con sus muros tentaculares desbravados, ácidos ,
 y con todas las nubes en la garganta,
haces de la voz,  entierro seco, y de la luz,
gatillo perfumado.

Eres ya mi incalculable futuro,
pero yo quiero que seas
mi infinito final.


Marian Raméntol

dimarts, 2 de juny de 2015

Reseñas de mi poemario "Primaria, decisiva e inaprensible"

Mi agradecimiento expreso por tan generosas palabras.

Reseñas:
Proyecto Desvelos artículo de Agustín Calvo Galán
Epanadiplosis, artículo de Ricardo Rubio
La Náusea, artículo de Valentín Martín
Pavesas y cenizas, artículo de Amando Carabías
La Náusea, artículo de Isabel Huete.
Mademoiselle joue avec son revolver.. Artículo de Sonia Fides
Acantilados de papel. Artículo de Francisco Javier Illán Vivas
Carlota ex Nihilo. Artículo de Maribel Mir
La Náusea, artículo de Beatriz Pérez

Menciones:
Alkaid Ediciones
Revista 3D3 Infinita (abril 2015)
3D3 Revista de creación Poesia, Poesía Visual, Prosa poética.(Abril 2015)




Comentarios:

"Doy fe de que el libro está repleto de pensamiento, de sensaciones, de valor, de esfuerzo, de sensualidad, de secretos a voces y verdades susurradas. Un libro a bocajarro.
Hay que leerlo, como hay que comer todos los días. Hay que volverlo a leer con frecuencia, como volvemos a respirar cada mañana, aunque hayamos respirado ayer.
Si ese libro sorprendente no hubiera llegado a mi casa, habría ido yo a buscarlo donde fuese, para seguir en la fiesta de la buena palabra, de la amistad y la complicidad, de la poesía cuando es intensa y agarra el corazón y no lo suelta". (Enrique Gracia Trinidad)


"Primaria, decisiva e inaprensible, como cada nuevo libro tuyo, nos abre una puerta insospechada a otra dimensión de difícil encuadramiento. Ando con tiento, porque tus territorios poéticos suelen emboscar trampas de suelo movedizamente omnívoro, y sólo a ratos me presto al sacrificio. Así es que... despacito, y siguiendo cada verso con el dedo, avanzo con cautela. Ya sé que al final, como siempre, terminaré devorado por tus poemas, pero mientras tanto, me entretengo en este juego de supervivencia en el que, si los versos se descuidan, procuro hurtar un poco de la adrenalina con que escribes para alimentar mi estilográfica". (Federico Gallego Ripoll)


"EL MEJOR POEMARIO QUE HE LEÍDO EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS! Lo llevaré conmigo "para no perderme ninguno de los secretos que guardan" tus vísceras talentosas. ¡Exquisito!" (Marlene Denís)

"Marían Raméntol. Te atrapa y llega..., no tiene desperdicio" (Inma Arrabal)

"A mí la poesía se me queda grande porque no es una lectura: es detenerse a contemplar abismos que no sabes si son ajenos o propios. Yo siempre he sido bastante cobarde.
Y en éstas que suavemente y de la mano de mi madre me veo rodeada de poetas (qué fauna!). Y en esta operación de acoso y derribo aparece Marian Raméntol con su Cesc Fortuny . Por si no hubiera sido poco con su hermosa lectura de poemas hace unas semanas, ahora recibo el nuevo libro de Marian. Me armo de café y mañana de domingo lluvioso y me dispongo a parar el giro del planeta. Y así, al azar, aparece este poema.
Yo tambien me reconozco libre de atardeceres. O no, qué se yo". 
(Marta Gracia Blanco)

"Preparados para adentrarnos en "Primaria, decisiva e inaprensible", de Marian Raméntol. La de Marian es una voz sin duda personal y llena de fuerza y de imágenes rotundas y sorprendentes". (Maribel Mir Alvira)

"“Lo esencial es invisible a los ojos”
Antoine de Saint-Exupery (Francia, 1900-1944)
A veces, no existe nada como cubrir nuestros párpados para que la ceguera desaparezca. Sumerjámonos en esta metafórica oscuridad para disfrutar de otro modo de visualizar" (Merche Marín Cambra)

"Impresionada con este nuevo libro de Marian Raméntol, una maravilla que recomiendo a todos. Gracias por estos bellos e intensos poemas". (M.Jesús Silva)

"Disfrutando mucho de ''Primaria, decisiva e inaprensible'', el nuevo libro de Marian Raméntol, publicado por Alkaid y con un interesante prólogo de Manuel Martínez Forega. La voz de Marian Raméntol es probablemente una de las voces más intensas, personales y misteriosas de la poesía de hoy; una voz que no cierra puertas sino que invita a entrar, a participar con ella en el poema... El cuerpo, la muerte, la mirada o el abismo son algunas de las obsesiones de la poesía de Raméntol que podréis encontrar en ''Primaria, decisiva e inaprensible''. (Pregunta Ediciones)


ESCORZO POÉTICO «Primaria, decisiva e inaprensible», el genio poético hecho obra de arte en ‘pintura’, como bosquejo de una vida consciente. Bajo el rigor que impone la verdad asumida, Marián Raméntol Serratosa, nos entrega, en este compendio de poemas, su ser; vertido en pinceladas como ‘oleo de palabras’, que nos permiten contemplar, como si fuese una obra de Dalí o de Mantegna, el ‘Cristo’ de su ser, en perspectiva; que sea la posteridad la que le asigne, la sala de museo o el altar merecido; yo, por lo pronto, invito a deleitar el espíritu con la devota mirada a este cuadro invaluable, no sin antes advertir: debéis ignorar, como error generoso de la Maestra, el ‘lunar’ de la dedicatoria, para que «brote primaria, decisiva e inaprensible / sobre la sombra de mi muerte».(Omar Crosa)

"Su voz es impresionante: construye con palabras, como piezas absolutamente variadas, extremas y hasta hermosamente discordantes, con vida propia, dispuestas a ser ensambladas en torno a los sentimientos para hacerlos más rotundos, polivalentes y más sangrantes, hasta lacerar cuando de dolor se trata.
Nadie puede quedar indiferente ante este torbellino-tirabuzón-tobogán-marea-criogénesis ...Todo compone, conforma, despedaza, reconstruye, lanza...los sentimientos y sensaciones en una historia que abre una brecha profunda de humanidad en búsqueda, en queja...
Encuadrarla no es fácil pero yo la veo, si la contemplara en un análisis pictórico, como una extrema expresionista, espátula valiente y hasta rompedora pero con el grito siempre limpio, claro, a veces subyacente pero al alcance de la sensibilidad e inteligencia del lector" (Mercedes Carrión Masip)


Lectores de "Primaria, decisiva e inaprensible". Gracias!

dijous, 16 d’abril de 2015

Poemas y prosas de Marian Raméntol en la revista Palabras Diversas

En el nº 57 de la revista Palabras Diversas, en la sección Monogramas (Espacio monográfico para un autor invitado, y elegido entre los miembros del Directorio REMES), se han publicado poemas de mi último libro "Primaria, decisiva e inaprensible" y algunos escritos de género epistolar. Mi agracecimiento expreso a todo el equipo de Palabras Diversas.


http://www.palabrasdiversas.com/palabras/premios.asp

dijous, 9 d’abril de 2015

PRIMARIA, DECISIVA E INAPRENSIBLE. Nuevo poemario de Marian Raméntol




MARIAN RAMÉNTOL: EL YO ORGÁNICO
 
 Si mal no recuerdo, fue Ortega y Gasset quien nos previno del modo siguiente: «Toda realidad que se ignora prepara su venganza.» Lo dijo desde lo hondo de una de sus queridas disciplinas —la sociología— que por entonces, por los años en que Ortega transitaba, comenzaba a dar sus primeros pasos como ciencia atisbada y todavía más hondamente estudiada por el historiador Max Weber, quien, a la sazón, si se definía como un sociólogo [era] «sobre todo para exorcizar el fantasma todavía vivo de los conceptos colectivos.» Sabíamos ya que el concepto enfrentado a esta postura, el concepto de individualidad radical (el ego ipse) frente a un Estado social en germen, había sido notablemente avanzado en el siglo anterior al de las afirmaciones orteguiana y weberiana por el maestro de enseñanza primaria Johann Kaspar Schmidt, cuya personalidad ocultaba bajo el más conocido pseudónimo de Max Stirner. Se me dirá quizá que a qué viene todo esto que acabo de citar y responderé en seguida que, en la misma medida en que lo negamos o lo ignoramos; eso, por un lado. Por otro, que toda exorcización de los «conceptos colectivos» ha de comenzar necesariamente por un análisis del individuo en medio del maremágnum social. Sé que, desde el punto de vista puramente literario, el símil funciona mejor cuanto más alejadas se encuentran la imágenes o los conceptos de los términos comparados. Y sé que el uso de esa estrategia retórica avanza con paso más seguro en la poesía. Por lo tanto, y aunque Marian Raméntol no acuda adrede a la preceptiva poética en ese punto similar, su poesía, sin embargo, tiene mucho que ver con una realidad que se ignora (la ignora su consciencia) y con una exorcización originada asimismo en la subconsciencia. La realidad se le echa a Marian encima con cierta violencia, pero su reconocimiento constituye la respuesta que la poesía dará a la expectativa de quienes encuentran en la palabra un ejercicio colectivo, un concepto que supera por fin lo individual para inscribirse en lo ecuménico.

La realidad de Marian es el dolor; su exorcización es el trance a partir de una llamada al interior desde el exterior verbal: la liturgia es, naturalmente, la palabra; su forma, la abducción por una voz otra que está más allá de su realidad inmediata: esa voz se encuentra en medio del éxtasis del tormento, es una especie de medium, una suerte de chamán por medio del cual aquello que en principio es inmaterial (el dolor) adquiere forma tangible: la tangibilidad material de la palabra, de manera que lo inmanente deviene contingente o, como diría el arúspice romano: in corpus animus est. Citaré al Virgilio de la Eneida para que se me entienda mejor: «mens agitat molem» (= 'la mente mueve el cuerpo'). Naturalmente, toda esta movilización interior que busca en el lenguaje chamánico su forma verbal se debe a un actor, a un yo activo (Marian, sin ninguna duda), a un ego escriptor que funda su carácter en la tradición lírica, pero que rompe esa morfología porque cede la palabra no al yo mismo, (no al ego ipse que citábamos al comienzo), sino al yo Otro, al medium que también citábamos, que en él habita y que le transfiere ese lenguaje adherido a la irracionalidad de una psique soberana que, siendo el mismo (y él mismo), se constituye en el auténtico Otro.


Ha dicho Paul Valéry que La douleur est musique (= 'el dolor es música'). En esta hipérbole escapista hay mucha verdad, pero también hay truco porque el mago ha empleado semejante atributo con finalidad exclusivamente retórica cuyo naipe se ha desvanecido henchido de belleza. No será así en Raméntol; si hay belleza, no hay, en cambio, trampa ni cartón en su criptomnesia verbal; no hay doblez; no hay carta en la manga y, sin embargo, hay misterio. Primaria, decisiva e inaprensible desborda enigmas, pese a que —paradójicamente— este corpus sea para la poeta una concluyente epifanía, una revelación metódica residente en un constante conjuro verbal. Es cierto: su mente mueve su cuerpo porque en éste reside indefectiblemente el ánimo que lo empuja.

Podría extenderme en la pura morfología; en catalogar recursos como la personalización de la materia y de los conceptos (una cabal prosopopeya); en la extensísima colección de imágenes que la combinación léxica de Marian Raméntol acopia en sus poemas; también podría referirme al sesgo irracional de la sintaxis que confiere a los poemas una fisonomía hermética; a la profusión adjetiva; al raudal de referencias simbólicas que desbordaría sin dudarlo los márgenes lógicos de esta exégesis modesta; o, en fin, a la abundancia de paradojas que necesariamente ha de contener un verbo autónomo no sujeto por la brida de la razón.

Pero no lo haré. Me interesa más, mucho más aquel Yo presente, inequívoco, consciente a veces de ser él y suplantado otras por el Otro, o por los Otros. Me interesa, pues, la polifacies de la poeta y ese empeño por hacer del lenguaje metalenguaje, por hacer de sí síes, por multiplicarse casi celularmente y darse nombres, y preguntarse  cuáles, y el porqué.

«Donde la luz picotea mis posibilidades» es un poema que puede tomarse como modelo antonomásico de ese yo múltiple y, por tanto, polifónico que expresa la trascendencia de uno de los contenidos más y mejor caracterizados desde una posición inteligentemente poética: sumergirse en el propio dolor y en su desolación orgánica. Ese Yo es un Yo orgánico en la medida en que la hondura y las superficies del dolor son relativas al cuerpo, a los distintos órganos y morfologías anatómicas del cuerpo. Hago notar que a lo largo de los cincuenta y ocho poemas que contiene Primaria, decisiva e inaprensible he registrado trescientos treinta y cuatro sustantivos (sólo sustantivos; es decir, que excluyo la semántica contextual y otras categorías gramaticales) pertenecientes a la anatomía humana, a una anatomía cuyos enunciados a veces descriptivos son, naturalmente, susceptibles de un análisis patológico; pero —¡ojo!— susceptibles de un análisis preventivo desde su raíz: pathos (= 'pasión') tan cara a la poesía, que es, a la postre, de lo que estamos hablando. En este sentido, podemos referirnos a una poesía antropomorfa que se opone una poesía ontológica; una poesía de la carne que encuentra su onthós precisamente en la profundidad de lo físico, sobre —pero principalmente bajo— la piel; fuera, en la dermis escalofriante, pero dentro, en la entraña, en lo recóndito, en lo invisible. Esta invisibilidad, empero, tiene voz, se deja oír, grita, llama la atención, la demanda, la exige como tributo y, a la vez, como materia de su existencia real: el dolor es su cuerpo de la misma manera que su onthós aristotélico, la mens virgiliana o el animus del arúspice es lo que progresa a lo largo de una propuesta poética hincada en una realidad metamórfica.

En veintinueve ocasiones aparece la raíz mort- (y su evolutivo diptongo -ue-) en los cincuenta y ocho poemas del libro; es decir, esa muerte mortal está presente en el cincuenta por ciento de los poemas. Y ello tal vez porque, en efecto, somos sin duda seres para ese fin, o porque la escritura es el reflejo de nuestra progresiva caducidad en el cronoespejo, o —quién sabe— porque es la única certeza impresa en nuestro código genético e introduce en aquel almacén de nuestra psique remota ese aviso inviolable que deja únicamente al azar la ejecución de su verdad literal. Sea como fuere, Marian Raméntol nos da en Primaria, decisiva e inaprensible una, entre otras, lección de asunciones: no es menuda la del  padecimiento; es crítica la de la oposición de los contrarios en un mismo receptor que es, a su vez, emisor; es contemporánea e inscrita en la perspectiva de la mejor modernidad la constatación de un Yo vario, diverso, múltiple; y es inquietante la de la extinción.

Démosle la bienvenida. Celebrémoslo.

M. Martínez Forega
Zaragoza, febrero 2015

diumenge, 22 de març de 2015

ABULTADO Y REPLETO DE FLUIDOS



ABULTADO Y REPLETO DE FLUIDOS



Buscas la lluvia estéril de mis ojos
en el almacén de este cielo cuarteado,
o en la saliva del cerebro
donde las nubes
estrenan un  lápiz labial para besarme.

El azul te arde en la nuca y esperas
a que la muerte lo llene de estrellas de paja
para poder recordar el oleaje del mundo
y llenar de arena la boca de las tumbas.

Sigues buscando la sangre en tu fusil,
la pólvora salífera con la que conjugar los huesos.
Regresas de la memoria de tu padre,
abultado y repleto de fluidos
que entregarás a mi carne como en un temporal
porque sabes que no hay vida
en las extremidades de tus barricadas.

Necesitas mis lunas seminales,
mi lengua de ciudad recién nacida, los balbuceos
de estos chupetones locos, de estos besos con truco,
de la audacia de mis nombres sin armadura,
para propulsar tu esquelética sombra
hasta el crepúsculo del pecho.

Lo sabes
y buscas  la leche
que te permita entrar en el invierno
y la humedad que pronostica la cúpula inalcanzada
de la más eterna de las noches.

Marian Raméntol
2015

Poema dedicado a Marlene Denis Valle, cuya fuerza poética me deja siempre fuera de combate en el intento de emularla.

dimecres, 4 de març de 2015

Poemas de mi próximo libro "PRIMARIA, DECISIVA E INAPRENSIBLE" con rapsodia de Omar Crosa



Mi querido amigo Omar Crosa, con quien llevo compartiendo letras desde hace ya un buen trecho, me ha hecho un maravilloso regalo, un aperitivo de mi próximo libro (ya en manos de la editorial) "Primaria, Decisiva e Inaprensible" que compartimos con vosotros.

Gracias Omar!

dimecres, 11 de febrer de 2015

TODO CUANTO EMBRAGA EN MI NOMBRE



TODO CUANTO EMBRAGA EN MI NOMBRE

El genoma  de mis verbos suda y huele a grillos,
sin dientes, pero sin un solo paso suicida,
pide tristezas a domicilio y un amor underground
aprovecha para entrevistarlo
en una habitación de pequeña tirada
y publicar sus besos delgados en los dominicales.

Pero al conjugarme, el acopio de cromosomas
se horizontaliza  y mi peso
sin drama, sin bicarbonato y sin estómago,
-cada vez más hermético-
aúlla mi silueta manipulada, esquelética ,
como un borrador de ataúd a mi medida.

Así que poco interés tendrá para el mundo
la información genética del depósito de chatarra
donde duermen mis estrofas de segunda mano,
ni  la fase terminal del carburador
que pone en marcha un sólo verso,
si todo cuanto embraga en mi nombre
depende de la hermosa aceleración del peligro
y el desahucio inminente del  freno
fuera y dentro del poema.

dimecres, 21 de gener de 2015

UN POEMA NO SUELE DECIR LA VERDAD DE NADIE

Malene Thyssen, http://commons.wikimedia.org/wiki/User:Malene


¿De qué sirve remendar un verbo apático
si el poema nos engañará hasta la muerte?

Alto voltaje en una toalla húmeda, su pulso
rítmico nos marca el paréntesis idóneo entre axiomas,
el temblor de su nuez
cuando resume el azul de los nombres,
la acentuación fónica de los océanos,
 o cualquier otra nadería. Siempre es así,
con la credibilidad hinchada y redonda
sobrevuela, en ropa interior,  o vestido de gala,
todos los paisajes que huelen a tragedia,
todos los suicidios menores de edad
y cuantas calles sin salida
devore con su marcha fúnebre.

Un poema no suele decir la verdad de nadie,
tan solo hinca sus dientes en el charco,
nos retuerce y proclama a voz en grito
su  potestad literaria y nuestra muerte poética.


Traducido al alemán por Johannes Beilharz

dijous, 11 de desembre de 2014

ALLÍ ABAJO HUELE MÁS A SANGRE

Pintura del artista polaco Zdzisław Beksiński


ALLÍ ABAJO HUELE MÁS A SANGRE

Las moscas son pizcas furiosas de vida
Charles Bukowski

Entre mechones de estrofas
se hace viejo mi personaje.
Uno cualquiera, marginal por vocación.

Con la lágrima desenfundada
apunta  al infierno mientras descuelga  los diablos
de más allá del cristal,
con el fusil atiborrado de nubes,
y un amor tullido haciendo cola
en la quinta sombra de mi muerte, en la quinta muerte
de una sombra, una cualquiera, marginal por vocación.

Y así se aguja mi persona,
que ya ha perdido una sílaba mientras se dirige al matadero
con un montón de letras en negrita
subrayando la entrepierna.

Y lo noto.
Allí abajo huele más a sangre, porque ahora,
la estrofa sabe contar, y no se le escapa la mediocridad
de mi argumento , ni los alaridos
que rezuman por pletóricas grietas,
ni los naufragios imberbes y  borrachos
que tanto me saben amar.

dilluns, 24 de novembre de 2014

NO SÉ SI PODRÉ HACER UN PACTO CON LA MUERTE



 Primaria: Acrílico sobre lienzo 15 x 15


 NO SÉ SI PODRÉ HACER UN PACTO CON LA MUERTE

Olvido el trébol que me clasifica,
necesito mover los polos e inventarme
cataclismos de esmeraldas, barcos vagabundos
capaces de abrirme la sangre,
de llenarme de tierra la respiración.

Quisiera desaparecer verde y tranquila,
con mi vientre estrenando su traje de buzo,
mientras anoto el cuchicheo de los peces
y vacío de recuerdos el paladar.

Quisiera irme horizontal
como lo hizo ella, con la partitura del azul
entre los pechos y el misterio de sus ojos
ocultando mi caminar descalzo.

No sé si podré hacer un pacto con la muerte
pero mis mares
serán campanas en mitad del tiempo
y multiplicaran los pantanos
en su nombre.



De mi próximo libro PRIMARIA, DECISIVA E INAPRENSIBLE

------------------------------------------------------------------------------------------
A veces la vida te regala, y conmigo lo ha hecho en alguna que otra ocasión, así un buen día apareció en mi ventana Omar Crosa, quien con su atenta mirada abriga siempre mis intentos poéticos.
Su respuesta a mi poema:


ANTÍTESIS PARA UN TRANCE

Queriendo hacer un pacto con la muerte
lograste el compromiso con la vida
dándole la respiración desde tu sangre
con los labios vibrantes de tu úlcera.

Te digo con Cruchaga “una sola palabra
cielo, mar, sinfín lame la avidez de mi propia intemperie.
Un solo cuerpo, la huella de este mundo en la garganta,

no ha de secar el rastro de su huida
hasta que extinta la saliva misma
se haga eco sobre la arena en que se friega.

Calaste sandalias de madrugada
y caminaste sobre las aguas sin fondo
para extraerle al mar del infortunio
los peces de la angustia innominable
que sobre blancos manteles sirves
para atracar las hieles a otros invitados
y hacer que en ellos, jugos de pantanos,
sean vida que vibra para siempre
sobre el nombre sagrado sumergido.

Vivirás para siempre con tu verso
muy a pesar de la fuga de tu labio.


Sinceramente.

dilluns, 3 de novembre de 2014

FESTIVAL TARDOR 2014

El 14 de noviembre


Sexta Edición de "Tardor poemes & caçons" uno de los eventos más emblemáticos de Proartcat enfocado al talento y al arte, lleno de música y poesía.

Artistas: Marvellous, Marian Raméntol, Israel Durán, Cesc Fortuny, Roge Anguita, P - Soneto y Rodolfo Navarrete.
Presentación a cargo de: Laura Valentin



Organiza: Proartcat http://proartcat.com
Difunde: Requiem amb Ria http://requiemambria.com
14 de Noviembre
19:30 hrs
Centre Cívic Can Deu.
Barcelona.
idea original: Aigua Maria.
En memoria del gran poeta i amigo José Maria Pinilla.