dimecres, 3 de maig de 2006

POEMAS DEDICADOS

Recopilación de poemas que me han ido regalando a lo largo del tiempo.

 MAR RASEL


Fondeando en su cala
he podido atrapar algunos peces...
todo es posible
del lado de las redes subrepticias.
Detrás de una mampara de cristal
he disfrutado plenamente la escena:
seres recubiertos de escamas deslumbrantes
surgen en cada palmo de su mar...
Imposible tenerlos todos bajo cubierta,
ingiero los que saltan a mi plato...
gracias por tu ilimitado bufé.

RECONSTRUCCIÓN
-HOMENAJE PRESTADO-

Armada de miedos y tormentas
No sirve de nada inventar
Inservibles con los que construir catedrales:
Movimiento hacia el perdón de la llama
A este lado del verso delincuente
Recién alquilado a la miseria.

La estructura económica de mi cadáver
Entra mejor si está en su punto la garganta.
Nuevos violines en el acero de la noche
Tachan el pecho para reescribir a lápiz.
Octubre espera con sus brazos móviles
Mientras en el andén,
Antes de que el despertador derrote a mi suerte,
Remiendo despacio las costuras.

Agonizando a través del humo
Te he visto escaparte de la línea
En la arena de un piano de cola muy negro.
Sobre el abismo que llueve a fogonazos
Oigo los altavoces que te cuelgan de los pechos.
Regresas cobriza por el humo que te inunda
A través de folios emborronados,
Respiras islas, mares suspirantes,
Sigues arbolándote, como si este frío azul
Él, no fuera a fallarte nunca.
Poemas que me ha dedicado Omar Crosa. Colombia. 2012
--------------------------------------------------------------------------------

bendito accidente el de los Bellos Abriles
para Marian & Cesc

es verdad
en los nogales
aprendí a conversar
con el amplio espectro de las cosas

hoy,
día de luces
los recuerdo
Y veo ciudades póstumas

Roberto Cantele. santiago de Chile. Septiembre 2010
---------------------------------------------------------------------------------------


CIUDAD DESNUDA DE AZABACHEA Marian Raméntol, poeta de la metáfora concisa

Las calles están quietas
bajo la luz de un mundo incandescente.

Un gato se detiene en una acera
y te mira sabiendo que el instinto
es su arma de combate.

Las sombras se suicidan
en la ciudad desnuda de azabache.

Un camión te sorprende
con los motores libres de chantajes.

Los ojos de esa gata abandonada
te recuerdan que todo es un teatro,
mientras la gente brinda en casas-nicho
por tan sólo tener un día más.

Ana Muela Sopeña
Poema que me ha dedicado la poeta Ana Muela Sopeña (22 de agosto de 2010 )

-----------------------------------------------------------------------

Regalo de Jaume Vendrell en mi cumpleaños.


SIMPLEMENTE MARIAN...(poema en prosa que dedico y regalo desde Argentina a Marian Raméntol por su cumpleaños...Felicitas amiga...)

Vislumbro, con el catalejo tuerto y hediondo de mis días, tras la distorsión que vierte la distancia cuando se aleja, un buque cimentado con espasmos de ceniza.

Sobre él, como emulando al desenvuelto marinero, que no al capitán que junto a él y de la mano expira, el insulto, la herrumbre adherida al cabo de la aguja que hilvana el ADN de la usura.

También el trozo de grumo calorífico, la fatua guarnición descompuesta entre los dientes a la sombra perpendicular de lo que fue promesa.

Tras él, como arrancándole estertores a la piel del océano que se hunde entre la sal de sus propias lágrimas, la ventosidad entre el calor de las nalgas arrellanadas sobre el olvido, la negativa inmolándose en los bronquios del que aún respira, el gusano adolescente que brota del sabroso divorcio entre la vida y la muerte, como lo hace el hongo del excremento cuando la lluvia por sequía llora…

No serás tú, la que embriague su organismo al beber las elipses que tatúan en el mar sus huellas, no tú; argamasa del poema adyacente al archipiélago de hastío que muerde al malecón que protege al vocablo, bofetada que golpea con suspicaz ternura, el pómulo sonrojado por la mentira del tiempo que no cesa.

No tú, accésit de tus labios, sonrisa que engulle por completo la línea que sobre mármol amaña el horizonte; acero fraguado en molde irreprimible, prófugo resentimiento a años luz de tu carne y tu esencia siempre tan cerca, siempre tan tú;


simplemente Marian…


27 de febrero 2010
---------------------------------------------------

El poeta Frank Ruffino me dedica un poema.

TARDE DE ESCALAS Y RECUENTOS

a la poetisa Marian Raméntol Serratosa

Las hojas dispersas con poemas
de todos los tamaños.
Solo escucho el reloj,
y aunque no parezca, el silencio
de las otras cosas es atronador.
Cada cierto tiempo mi músculo rey
produce arritmias etílicas. Un aroma
de carne asada invade el barrio
y ante este primitivo estímulo
mi estómago lanza un aullido lastimero,
para aplacarlo recurro a un largo trago de cerveza.

Desde la contraportada del libro
el poeta me mira como si el retratado
fuera yo. Es del otro bando: el whisky
y los cigarrillos lo despacharon
mucho antes de este mundo.
¿Diez años menos? Cosa insignificante
para él a quien le importaba un pito
el tiempo y los relojes.

Ahora estoy solo en mi vida,
aunque los lloriqueos del pequeño Octavio
me sobresaltan cada cierto tiempo
a pesar de estar a cuarenta kilómetros
de mi cuerpo. Ese es el costo,
todo lo demás es ganancia: nuevamente
la paz entra en mí y el ave de la poesía
comienza a aletear, a rehabilitarse
tras cuatro años de tullida en un rincón
de la casa. Dejo un momento el escritorio
y voy hacia la heladera, unos metros
más allá de mi habitación, y sacó
otro litro de cerveza. Este recorrido
lo he hecho seis o siete veces
desde las dos de la tarde y ya son
las once de la noche. Ya no quedan
más botellas llenas; asumo en mi
obnubilada cabeza, y lo lamento,
que no haré más este glorioso periplo:
tras el último trago me echaré en la cama,
pondré la mente en blanco y sucumbiré al sueño.

Por ahora sigo encendido como una vieja
radio que ya nadie logra descifrar.
Los latidos del reloj suplantan
a los de mi corazón:
creo estar infartándome
pero esta noble máquina
de cuarenta y cuatro años
empieza a estornudar.
Si cayera muerto sobre mis poemas
bien podrían interpretarlos
como las cartas de un suicida.

Ya en la cama hago recuento
de los clavos del techo.
Y antes de capitular mi vigilia
logro completar cuatro pensamientos:
si Júpiter fuera una naranja
la Tierra aparecería junto a él como la retina de mi ojo;
y si el Sol un balón de futbol
Júpiter simple canica;
mas el Sol al lado de Antares es este .
Y yo a la par de todo
el hombre invisible.

*****************
(Tilarán, seis de diciembre de 2009).

-----------------------------------------------------

Roberto Bianchi me regala un poema.

ruedas

No sirven como contraseña los roces metálicos
Marian Raméntol (Barcelona)
en el plano de los engranajes y los estallidos
en esta latitud que abre la ausencia
me duele no saber por donde anclar
en cuál salitre despertar airoso
en qué metáfora de hielo compensar latidos
mujer que tienes las manzanas
los arbitrajes que nunca se corrompen
la belleza mortal de tus batallas
te he visto camuflada en desventuras
ardiente sensación de estar dolida
has curado tus vértigos con riendas
vestido de premura tus ropajes
desnudado en la sombra tu cintura
donde chocamos con los desaliños
y pese a todo hay ruedas
que giran y se encuentran entre dientes
como auténticos ritos
en simples verticales del aliento

Roberto Bianchi
16 de Noviembre de 2009
------------------------------------------------
Regalo-Poema de Roberto Cantele (mi hermano en letras desde hace tanto)

POEMA DEDICADO A MARIAN RAMENTOL

El agua
Del mar
Es su cielo

Y en el cielo –en su (a)mar-
Hay una sirena
Estrictamente fabulosa

Por otro lado
En la tierra
Hay una pirámide
De mil esquinas
Que en su enfado
Corrompe todos los maniquíes
En esta selva de mierda

Somos monjes
Con vocaciones asesinas
Somos traiciones ampulosas

Y entre la leyenda
Y el vino total
Una mujer se abre los ojos
Absolutamente sin asco
Sus huesos gritan el alarido de todos los tornados
Sus brazos rompen los navíos oxidados
Que surcan ingrávidos
Los mares caspios de una buhardilla giratoria

Su rostro
Es la nicotina
De un dios con tabaquismo

Ya no quiero
Nunca más
Hablar del mar

Sobre su mesa
Se amontonan los candelabros
Y cuando tenía 17 años
Se vestía de negro

Rómpela!!!!!!!!!
Todo un ejército de piedras
Le gritaba que la rompiera
Los rostros
Acentúan la muerte

Y se la ve galopar
Precisamente cuando está dormida
Sobre un corcel muy correcto
Muy sacramental
Del que los niños tejen numerosas teorías
Al ver sus seis cabezas
Gobernadas por la fenomenal
Descarga del Litio

Litio
Y Padres Nuestros

Marian
La luz que hay
Adentro de la luz
Es también
Una sombra

Marian
Por cada velo roído
Hay una flor
A punto
De explotar


Septiembre 2009
-------------------------------------------------

CON AUDACIA PROPIA DE NINO QUE JUGARA CON JUGUETES DE DIVINA MANUFACTURA
(A Marian Ramentol Serratosa)

Como todo un Israel fundido
en una sola boca hambrienta,
unanime en la espera
del prometido mana de arriba,
asi escrutan mis ojos,
de pie, siempre atentos,
ajenos a toda tirania del tiempo,
los cielos que tu enciendes, iluminas,
con todos esos cometas de colas multiples, infinitas,
apenas abres tus cajas de insolitos poemas
y permites caiga un verso independiente
de todo concepto de conjunto o familia
bajo los ojos de este cazador de versos tuyos
con complejo de israelita esperando en el desierto.

Entonces, lo tomo con todo el amor
y el valor que amerita,
aplicando a su escrutinio
las artes de una indeterminada pericia
de la cual carezco por completo
(si es que acaso se necesita
una determinada pericia
para diseccionar un verso).

Solo el ardor, la osadia,
de aquel que se siente gigante mitologico
tras el sueno de conquistar los cielos,
se arroja sobre tu versos,
con la audacia propia del nino que jugara
con juguetes de divina manufactura
inconsciente del deicidio al que se esta atreviendo.

George Armenteros. EE.UU
Enero 2010
--------------------------------------------

Poema que me ha dedicado George Armenteros (EEUU)

EXQUISITO ABRIGO


a Marian Raméntol Serratosa


Para cuando perciba el aviso
de que el invierno ya esta cerca
en la cruda nota de cada brasa,
de cada suspiro de chimenea
y desayuno con zumo de oxido y hojas secas,
grises desnudeces irguiéndose
en medio de los desolados bancos de los parques
y el vuelo del último pájaro hambriento
de un poco de sol puro y amor de trópico
para sus huesos y sus plumas.

Para cuando sienta, bajo mis pies, el nocturno
crujido de la escarcha,
del otro lado de la ventana
el paso del lobo insomne,
el helado enemigo de blanco guante
que tratara, en balde,
de disuadir a mi mano,
neutralizar todas sus falanges,
desplegar una estrategia de afilados
colmillos y cuchillos en cada silbo que silba
contra puertas, ventanas, y claraboyas,
contra la carne que tiembla y se encoge
ante el espectro de la muerte con sus blancos escorpiones.

Para cuando las noches que vivimos
llenas de lunas y estrellas puras
solo cuando cerramos los ojos
y nos taponamos los oídos
se hagan más noche,
más roncas y profundas
en el abismo de sus gargantas,
y toda ráfaga de incentivo
para que sigamos adelante
pase por nuestro lado coja,
con muletas o andadores,
supurando achaques escondidos
bajo las faldas de su inveterada furia,
ahi estaran siempre ellos:
la voz ardiente, o el negro silencio,
o la suma de ambos, indisoluble,
exigiendo una tabla, una pagina,
un pergamino, convencidos
de que la poesia es un abrigo exquisito
repleto de lanas y lunas
cuando se parten las cuerdas vocales de las manos.


Jorge Armenteros
Enero 1, 2010
---------------------------------------------

Poema que me ha regalado George Armenteros desde el otro lado del Atlántico.

PRESTA A CANTARTE SIN TREGUA, TODO EL TIEMPO


Seria para mi todo un honor,
un orgullo,
un premio,
una gracia de los dioses mas severos,
me permitieras ser parte
de esa nutrida y selecta corte
de cantoras y cantores mediterraneos
que te cantan desde todos los rincones,
alturas, sotanos, plazoletas,
porticos, zaguanes, callejuelas,
marcados con un eco distante o cercano,
a ras del aire,
de las Ramblas, San Jaume, Montjuic,
Montserrat, Paseo de Gracia, el Tibidabo,
Pla, Maragall, Gaudi,
San Jordi y el divino de Figueras,
para poder cantarte desde este lado,
alto y frio del Atlantico,
que mira al rio Hudson y a Manhattan
con todas sus babelicas oficinas-prisiones
de vidrio, concreto y acero,
y a ese infausto hueco,
en un extremo del paisaje,
que dejaron las Torres Gemelas tras el desastre;
para poder cantarte repito,
con estas pobres palabras
que son todas las que tengo
y puedes encontrarlas
al salir de casa,
en el vestibulo,
a media calle,
en la primera boca de Metro
que te topes en el camino,
residencias en las que se aloja y alimenta
la fuerza pueril de mis palabras
que solo pretenden, desde estas lineas,
un genuino himno de alabanza
a tu talento como poeta,
a tu belleza de mujer exaltada
en un luminoso perfil cuasi greigo,
a esa otra belleza tan llena
de graciosa serenidad y ostensible bohonomia,
con un boligrago, encajado, o incluido,
en una esquina dubitativa de tu boca.
Y es aqui en donde
mi canto se me complica
al no saber con cual de las tres mujeres quedarme,
siendo la mejor opcion,
sin duda alguna,
quedarme con las tres fundidas en una sola
a la cual poder cantarle
sin complicaciones de bizantinas trinidades,
mientras dure la tinta
y su reemplazo interminable,
el encanto surgido del encuentro
entre un simple mortal y una diosa,
y el lirismo sin freno de una mano
presta a cantarte sin tregua, todo el tiempo.

Jorge Armenteros
-----------------------------------------------------
Un poema que me ha dedicado Javier Guillermo Solis

FLORES ARRANCADAS DESDE EL PERONÉ

A Marian Raméntol

Tus poemas son crudos
y pasan por el embudo de mi garganta,
me llenan tus flores arrancadas desde el peroné,
desde el inflamado pulmón
que te respira a la distancia y su no sé
que vacía del metro el esternón
de las aves que caben en tu pecho.

Tus poemas tienen lluvia
en sus cráneos multiplicados,
tienen deudas en los agujeros de sus ventanas
y ciclones de arcilla en sus tan abiertas entrañas
que trazan un curvo horizonte de magma.

Tu mano empuña su palabra
como un puñal en la frente,
como un girasol que atraviesa
el vidrio de la luna tuerta,
alquílame tus sueños
y redondea mis uñas en tu dorso uterino
y arráncame el tallo de la soledad
con puentes incrustados en la piel,
con ríos colgantes y panes
que piden crédito para su duda de harina.

Tu sílaba maldita copula
con el hiato de los entreverados
cinceles que empujan
corceles de fruta,
ligamentos de yegua en la bruma.
Detrás de la puerta
eres una niña que zumba;
recostada en la ventana,
una abeja que escribe
en los pistilos,
y que vuela
a la horca de papeles volados
de ojos morosos con satélites espías
que grabaron la sencillez complicada.

Tus poemas
son paisajes líquidos
con mármoles sombríos
cortezas de árbol en el pubis,
certezas de vida en la boca.

-------------------------------------------

Poema de Jaume Vendrell, dedicado a Cesc Fortuny y a mi.

DOWN BY LAW

(A Cesc Fortuny y Marian Raméntol)

A Guernika,
le diagnosticaron esquizofrenia bolchevique
en esta mierda de mundo…

Entonces, los quistes con pasamontañas
trazaron grafitis, en las paredes limítrofes
del esfínter de Oddi
con sprays lacrimógenos.

Al poco,
se contorsionaron las tenias
por el mimo atildado de un batallón
de estropajos de níquel...

Ven.
A lo “Down by law”.

Huyamos por entre las ciénagas
de algún estado podrido al sur del alma,
bajo la inmolación sonora
del “Real Gone” de Waits.

Descorcha estos hombros de mármol,
inhumados por la ansiedad
del receptáculo que los sostiene.

Cabalga al trote sobre el caballo obeso de cieno.

Aplasta la pus del forúnculo irritado
que se aferra ígneo, en coma amniótico, a los muros del alambique.

Derrama el peso sobre la herradura forjada con el caldo cirrótico de la uva,
entre los sueños elípticos del “Hada verde”(Absenta)...

Existe un submundo,
donde espantapájaros de cerámica,
escupen trozos de carne salpimentada
con la censura y el excremento de las palomas,
sobre el esguince inflamado del bisturí,
verdugo ejecutador.

Cesárea del poema.

No estás sol@.

Siempre habrá un Roberto Benigni asando la liebre,
previamente empalada a través del ano
por la arteria disecada de la broza,
mientras masticamos con metástasis de retina
el libro de relatos cortos
que nos concede el cetro de la muerte…

Ánimo compañeros…
----------------------------------------------------------

Sextina que me ha regalado Cesc Fortuny i Fabré

La hoguera terrible de la bruja

En vana infección de nuestro lodo
el negro abrasa alma en ardua huella
y corrompió el fluir de sucias almas,
que enardecían el flujo de la noche,
y por la viscosa luz de la bruja
torna sucio y vacío el hombre al caos.


Hirió la bizarra serpiente al caos,
y en él vio su pérdida mi lodo,
después que me incineró la bruja,
luego que ardí, vacío, en ardua huella;
mas podrida en su mal bulle mi noche,
y devora la pureza de las almas.


En sombras cremo, ella pudre las almas,
y, desmembrado, celebro el caos,
eterno en los suplicios de mi noche;
ahogado en el zumo de su lodo.

Mas siempre me consumo en ardua huella
por el pastoso fuego de la bruja.

La hoguera terrible de la bruja
asfixiada está de nuestras almas
y estalla el pus en esa huella;
que la pureza de este santo caos
la serpiente extrae de mi lodo
y abandona al hombre en su noche.


La oscura baba de nuestra noche
el ánima caza para la bruja,
y secuestra la luz en negro lodo,
con divino horror, de nuestras almas,
y rapta al gran vacío el caos
y quema sucia flama en ardua huella.


Horror, que me devoras en tu huella,
da muerte al salto oscuro de mi noche,
y, del baboso flujo surgiendo el caos,
apagarás la luz de arcana bruja;
que librará del yugo a vuestras almas,
ahogando a la serpiente en el lodo.


Nido negro, es el lodo de su huella,
por fin las almas, escapadas de la noche
la bruja ahogan y dan goce al caos.


Cesc Fortuny i Fabré

Marzo 2009
--------------------------------------------------------

Poema que me dedicó Roberto Cantele Cabré.

Pócima
industrial
del desamparo

vena
filosa
que atraviesa
roja
la calavera
de mi torrente

miel
que
todo
lo pudre

abandono
a las
6 am
justo cuando
el señor de la leche
se ha pegado
un balazo
frente
a mi casa

torreones
malditos
cuna
de vampiros

tragicómica
taquicardia
dueña
de esta película

Primavera
en Fa
durmiendo
sobre
el ombú
de mi pesadilla

¿será aun el tiempo
de reconsiderar
las antiguas
traiciones?

los tiempos
idos
sólo fueron
gatos rojos
alumbrando con hastío
el recuerdo
de los cerros incendiados.

---------------------------------------------------------
Poema de Roberto Cantele dedicado a Cesc Fortuny y a mi

CESC AND MARIAN

Dedicado a Cesc Fortuny
y Marian Raméntol


Lun LUNA una
A eso te refieres referido
Hombre híper Selenio
Decía ser Cesc
Hablaba de sexo
Séptimo sexto hablaba
Y decía ser Cesc de Cesc Esc-ape
De ces-c-onoci-miento
El Poeta lo decía
Y yo veía cómo
Las piernas de la noche
Se abrían estilando
Y reclamaba y gemía
Y abrimos también los ventanales
Para escuchar como se escucha
A un Mozart trasnochado
El orgasmo fatal
De aquella miligramada noche
Una noche de magia y de
Góticos aparejos
Y cantaba la hermana y decía ser Marian
Cantaba como una sirena adormilada
Entre las olas notariales de ese numérico mar
La mar la mar-ian de Mar-1-an-illo en el dedo
Que señala un Monistrol a punto
De salir disparado por los aires
Vociferante Tierra Biblia con
Los hermanos Poetas benditos los hermanos
Que alegran el llanto el LLANTO
Llanto sin lágrimas de llanto
Sino una suerte de miles de Marcel Marceau
Recolectando monedas romanas
En los castillos abandonados que
Se esconden tibios
Entre los dedos de la mano izquierda.

M
Aaaa
RIA
N
THE
C
E
S
C

The Sex You Know? No cesc, SEX!!!

Y hablábamos de cuchillos
Y de redenciones
Y hablábamos de Lacrimosa
Sin nunca haber hablado
Y nadie maldita sea
Salió arrancando
Si vieras cómo danzaban esos filos
Entre las copas indefensas
De ese mugroso café un café Cesc-Sex
De Maaaaar
Serratosa y Monistrol By Raméntol
Que utiliza la mar
Escondida Primavera en una
Buhardilla –creed- fabulosa
Y yo no sé si repoblada
Por fantasmas o por duendes
Pero Luminosa sí: Lacrimosa.

(Porque se podría
De una vez y por todas
Hablar seriamente de Lacrimosa).

Y así como Jack Kerouac
Se junta a beber champaña celestial
Con las mismísima Marilyn
En las estepas doradas del cielo
Yo espero en un millón
De minutos más
Juntarme con estos 2 bellos poetas –viuda asignación-
Y establecer dialécticas fortunas
Para poder comprarnos los tres
Inmejorables chaquetas de lino.

--------------------------------------------------------

Poema que me ha dedicado Fernando Sabido Sánchez
A Marian Raméntol
gran poeta y amiga


EN LA SOLEDAD DEL SEXO

En la oscuridad, sobre un lecho de abenuz
el deseo dormita a trasmano entre caricias
imaginadas, eròtico trasiego y lascivia,
mientras, el alacrán del sexo despierta
evocando nocheviejas frenétivas

Entreacto, un rumor de sábanas de seda,
una antología de manuscritos rompe el maldito
silencio y cede el aliento cuando explotan
los sentidos, esquirlas, retazos de lluvia
que apaga el fuego entre psicofonías
y el grito final, preludio de una vacilante
duermevela

Son las cinco y la madrugada se ha perdido
en la clausura de la habitación, sin conversar
con nadie, sólo la ilicitud del solitario placer
apacigua mi soledad,
soledad que no alcancé siquiera a compartir.

Febrero 2009
-------------------------------------------------------

Poema que me regaló mi querida Gloria Recarey

Mi Lady

Desde la cuna, mecida por las musas
levantaste tus deditos hacia un verso
trenzado con estrellas y luceros.
Acariciando amaneceres, tú creciste;
al son del canto de sirenas
tu voz bordaba primavera.
Te bañas en el rocío de mil flores
impregnándose tu vida con un sueño.
El verano trajo ardores, inquietud,
desazón, amor y un manto sin costura.
Más es hoy...
y con paso presuroso
arranca la jornada en tu laringe,
se alza la cítara en falanges
enlazada en el acorde
al compás de un nuevo ensueño.

Gloria Recarey.
---------------------------------------------

Hace tiempo me pasó algo extraño...
Hoy he desenterrado entre los papeles de mi escritorio una cuartilla un poco arrugada, manuscrita y firmada por un tal Duende. Hace algún tiempo, una persona con aspecto feliz, encorvada por el mundo que llevaba a cuestas, bolsas de lona medio rotas cruzadas a la espalda, bolsos de hilo trenzado reposando sobre el pecho, otros con la cinta más larga cubriendo sus extremidades, desaliñado y de tez oscurecida por el sol, se me acercó en plena calle para pedirme un cigarrillo, se lo dí, y él a cambio, me regaló este poema.

Recuerda los buenos momentos
con una sonrisa
Rememora los malos
como experiencias
Silencia los que no fueron
ni lo uno ni lo otro
ni buenos ni malos
porque esos se los lleva el viento
esos serán olvidados
Dentro de ti puedes ir
y en tu interior puedes preguntar
en silencio.


No sé donde andarán sus ojos azules (creo recordar que eran azules) pero me pareció entonces un gesto precioso, y hoy quiero dejar contancia de su regalo.

Gracias Duende.
Febrero 2009
-----------------------------------------------------------------
Poema que me ha dedicado Sagrario Hernández

SIEMPRE SERÁ SIEMPRE

Aunque parezca fácil
el pulso de los días
no siempre es localizable:
hay veces que se oculta
detrás de una mampara
de agrios despropósitos
y no se sabe dónde
hallar ese latido.

-"Un beso envejecido en mis días de calma"-

Pero es siempre un beso que se añora
cuando el labio no acude
y es entonces
cuando la calma duda y retrocede.

-"Se prostituye el alba de pechos coagulados"-

Son rezos o improperios
atados a la nuca de esa primera hora
en que la vida aún
no es tan necesaria
aunque los pechos sientan
ya el estertor primero.

Siempre será siempre
aunque sólo lo sepan
las malvas cicatrices de los sueños.

Sagrario Hernández. Febrero 2009.
---------------------------------------------------------

Jaume Vendrell me regala un poema

A TRAVÉS DEL PELLIZCO DEL LETARGO (A Marian Ramentol)

Esta vez fue la pesadilla,
que a través del pellizco del letargo,
sobre el hedor de a diario de un bostezo,
deslizó el ardor de nalga y pecho
por la arcada escarlata y húmeda de la vena
hasta desatender la materia.

Y aún yace sobre el tálamo del olvido
la carne existente con el ojo entreabierto,
hechizada por el rumor del flujo y los recuerdos,

volumen caprichoso
y renqueante del río.

Lo que quedó entre los parpados,
filtró la epopeya
por entre la luz copiosa del desasosiego
que abandonase bajo el candil por la corriente.

Y extendió desdichado un espejo sus manos,
sobre el reflejo sonámbulo del agua
tras las sombras de grietas y afluentes…

Extirpa y vierte la arteria, bajo los mandos del caudal y sus garras,
la lengua manchada de ceniza y pólvora del labio,
hacia la omisión rencorosa de un océano.

Donde a sus pies día tras día,
cae el ocaso por el peso de la sangre evaporada sobre el lomo,
hasta engullirlo el horizonte
por no comer pelos como herejía…


Lo prometido es deuda.

Jaume Vendrell. Enero 2009

-----------------------------------------


Jerónimo Muñoz vuelve a dedicarme un poema

PALOMAS (a Marian Raméntol)

Entre las humedades y las breñas se esparce la confirmación del llanto.
Pero no lo modera la volada esporádica de una nube muy breve,
porque las lágrimas son de lava abrasadora y las nubes son muy breves.

Hay muchos animales que sollozan entre los humedales y las breñas;
y todos van detrás de su bandera, detrás de su consigna perpetuamente cierta,
sin aceptar la protección de una lluvia de líquida piedad
que arrastre las lágrimas y las oculte detrás de una sonrisa agónica.

Palomas sin misterios. Cálices para la sangre corrompida.

No es posible beberse toda la tristeza de los animales.

Las palomas blancas abren sus alas para dar sombra a los últimos alaridos,
ofrecen una caricia de plimas a las pieles inexistentes,
vuelan y revuelan sobre las vísceras vacías y los párpados quietos.

Las palomas son breves como las nubes de los cielos calcinados,
las lágrimas son lava que desciende por todas las laderas delos rostros.
Las palomas son mortales, las lágrimas, eternas.

Pero, si unapaloma o nube breve
o cántico celeste amaneciera
sobre un pecho de magma terminal,
si una gota de lluvia arrebatara
la llama pegajosa de unas sienes,
si un párpado se abriera momentáneo
y permitiera ver al ojo hundido
la claridad sidérea de las plumas,
entonces sí podrán tañer los picos
las cítaras triunfales de la carne.

A las palomas no les alcanzan la termita maligna ni el gusano lúbrico
y sueñan con desnudarse de tristezas después de este ocaso sangriento.

Jerónimo Muñoz
Noviembre 2008
Poema que me dedicó el poeta Jerónimo Muñoz
HEMOS ESTADO HABLANDO DE POESÍA

Hemos estado hablando de poesía
toda la noche, mi adora amante.

Me hablaste del marqués de Santillana,
de su vida y sus lides militares
y yo te recité tres serranillas.

Me hiciste un comentario muy florido
sobre el soneto clásico español
y yo te recité aquel de Garcilaso,
el número catorce.

Me hiciste docta exégesis
de todo el Siglo de Oro
y yo te recité lo mejor de Quevedo,
lo del amor constante más allá de la muerte,
poniendo mucha fuerza en el último verso.

Me hiciste apología de los del veintisiete
y yo te recité, con voz muy baja,
la Casida lorquiana de La Mujer Tendida.

Me expusiste, de forma condensada,
esa magna Teoría de la Expresión Poética,
de don Carlos Bousoño,
y yo te recité unas rimas de Bécquer.

Me has hablado de métrica y de ritmo,
de Navarro Tomás y Rafael Balbín,
de actuales tendencias, de neo-surrealismo
y yo te he recitado, llorando, un gran poema
de Marian Ramentol.

Hemos estado hablando de poesía
toda la noche, mi adorada amante.
Hablemos de otra cosa de aquí hasta que amanezca.
De amor, si te parece.
-----------------------------------------------------------------------------

Poema que me dedicó la poeta Luisa Arellano

NO SABEMOS

A Marian Ramentol.


La vida es puta a veces,
y cuesta digerir esa parte
de latón herrumbroso
cargada de venenos y filos variopintos
que en el reparto les toca sólo a algunos,
no sabemos porqué, la fortuna reparte calabazas
y te da la más gorda
sin que quepa el derecho al pataleo,
ni puedas escribir en el remite: “ausente”
y quedarte tan fresco
en la holganza más pura e ignorante.

Y tampoco sabemos
donde nace la fuerza para arrostrar el guiño
que el destino colora de morados
pero nace y resiste la tirantez extrema de las noches
y días diferentes
hasta volverlos dúctiles a pesar de lo oscuro,
hasta volverlos cálidos
a pesar de los miedos,
porque la vida es puta
muchas veces.


Luisa Arellano
2008

---------------------------------------------------------------
Poema de Glòria Giravent, su regalo de cumpleaños allá por el 2006

AZUL I BLAU

Contigo el azul
se me parece a un cuadro de Toulouse Lautrec
habita dentro de unas burbujas de jabón de azúcar
se sumerge en el fondo de las aguas calientes del Caribe
o hace brillar las sombras de un prostíbulo de piernas abiertas.

Es y no es, este azul de febrero
o el de ese mar que baña nuestros rostros...
un azul tan azul, tan limpio, tan pleno, tan ancho
que casi se me torna rojo escarlata
cuando aparece en medio del color desconocido de algun sueño.

Incluso en que llevas entre tus labios:
minuciosa explosión de deseo, de rabia
neciendo ajo el perfil insólito de una roca.

Contigo el azul
es solamente azul
y tienes la suerte que es tuyo para siempre.

Gloria Giravent
Febrero 2006
------------------------------------------------------------------
Memoria de una noche poética en Monistrol. Poema de J.Mediavilla

VÉRTIGO


Hacia mi interior
es todo un vértigo
espiral insondable
que asusta y atrae.

Miro al espejo
bien agarrado a los bordes de mí mismo
ese yo ignoto
del que apenas conozco
la última capa de pintura
que yo mismo he extendido
con cariño minucioso.

Vértigo,
magnético abismo
que miro asustado
con ojos de niño.

J. Mediavilla
Monistrol de Montserrat, Abril 2006
En compañía de Ricardo Desola, David Desola, el primo de Burgos J. Mediavilla (que cantaba a Sabina como el propio Sabina), Ignacio Bellido y Gloria Recarey.
----------------------------------------------------------------------------

Poema de ViKtor Gomez Ferrer o Viktor Gomez Valentinos, que me regaló hace un porrón de años.

Para Marian.

Bocas se alejan mordidas,
paz entre dientes que chirrian.

Amnistía le piden al silencio.

Tu Víctor.
-------------------------------------------------------
Poema de Concha Vidal, dedicado a Amparo Merino (Bletisa) y a mi.

TH , Elma y Louise

Decidieron sin pedir permiso al cielo
no permitirle al trenero que se pasara de largo.

TH propuso el pacto y en el acto
Elma rellenó de plumas las pausas de los luceros
Louise maduró barrancos y se abstuvo de lanzarse.

Y embarcaron.

Y vivieron sueños entre la noche
medias palabras dormidas adivina adivinanza
silentes magias sin brujas…
y rieron…
y soñaron…
y volvieron llorando olas de espuma.

La luna… ¡ ay… ¡
ataba mucho la luna…

El tren se pasó de largo.
-----------------------------------------------------------------

Poema de Concha Vidal, a mis gatos.

DOS GATOS CON CALCETINES

Y allí andaba yo coja cojeando
mientras rebuscaba, con cierto eufemismo
entre las polleras que sin miriñaques
envuelven la cama, las mesas
y hasta las estrellas que adornan su hacienda.

Coja cojeando de mi pie derecho me quedo en la luna
pasaron dos gatos, robustos, galanos
me miran con sorna, se oye la tuna de las madreselvas
y yo quieta, el suelo por tumba, el limbo por canto
miro con arrobo cómo se pasea sin dejar ni huella
mi calcetín blanco a la rueda, rueda
calzando a los gatos.

Concha Vidal
(Suceso real acaecido en casa de Marian Ramentol, en el 2005)
-----------------------------------------------------------------------

Poema que me regaló Cesc Fortuny, allá por el 2003


Mel·liflu Hipogrif Hòrrid Hipogrif de formigó que sacsa i entorxa l'ànima ferida oiòs cadàver de bèl·lua mal parida on brac i baba formen comunió.
Mel·liflua ninoia de cabells negres xamosa figura que ens deixa embadalits pentinada per cadàvers amb els dits encalçada i turmentada per recors abjectes. Joia exòtica, daurada mel perfecta figura de fúria obscura barriola enganyosa de badana madura. Creatura seràfica, provocant paüra cossatge ambrosiac que conforma la malura en una gandalla de finíssim tel. Carn mel·líflua de fembra que m'enamora amo i abomino els seus carrers corruptes sento i esbardello pensaments abruptes ciutat tombal de podridura. Clam agònic requerint pietat punida urb que vol compassió que cingla l'ànima sens dilació ciutat que anul·la nostra voluntat. Rancúnia emmagatsemada en ciment que conforma una unitat dement i puneix als seus fills idiotes. Mascarotats 'exaltats patriotes excusem la desídia en cultura decadent eutanàsia a nostra llengua, agogada en un ferment. Em complany verure morir la llengua baba de cargol lliscant sobre la llosa vexant nit i dia vers i prosa mentre com una llenca, la cultura asseca. Necròfegs devorant el mort política i pàtria assassinant la llengua identitat i cultura dormint en la tenebra renegats en la pèrfida sort. El clergue s'afanya en la col·lecta perduda fe encofurnada a la xeringa sobredosi mortal d'absència divina. Desemparats en aquesta ciutat horrible anhelem descans en el darrer alè i apostatats, assumim la manca de fe.

Cesc Fortuny. 2003.

---------------------------------------------------------------
Otro regalo-poema de Cesc Fortuny

CADENA DE CARNE

Para Marian, mi refugio.

Te busco en tu materia,
en los suburbios glaciales,
y en la sustancia que te calla.

Me ata a tu sexo la cárcel de mi simiente,
mi tránsito a tu flujo,
a la soledad del Arquitecto,
que me empuja.

Tu carne olida en mi apetito.

Los sudores de una cama,
el trance en tu pulpa.

Mi nombre ahora roto,
agotada faz,
mi reflejo perseguido,
en el vértice,
para no respirarme aquí;
el exilio es un nido incómodo.

La mano que aferra la ausencia
embarazada a tu pudor,
renace secreta.

Raíz de un astro moribundo,
garras florecen soltando la nada.