divendres, 10 de febrer de 2012

¿PUEDE UNA NOCHE EN FA, HERIR DE MUERTE AL ARCO IRIS?



¿en qué momento me dejé caer sobre el sofá?,
en el preciso momento
en que una bandada de pájaros videntes
se posaron sobre mi ventana.
Roberto Cantele.
¿Puede una noche en Fa,
herir de muerte al arco iris?

Puede.
Basta con resbalar por los tejados
con palabras de fuego entre las cejas.

Importa poco que la voz
dedique las tardes de los viernes
a jugar a las canicas
o que emplee el resto de su vida en el exilio
-habitación de dos por tres-
con un saxofonista en paro
que sólo sabe amar
bajo lunas de alcanfor.

Poco importa, o quizá nada,
mientras nos queden veinte dedos entrelazados
a punto de ser dinamita.


Marian Raméntol

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Palabras de fuego entre ceja y ceja
?en funcion de toldos
o de linternas para los ojos?
Dejemos que respondan los tejados
en el epilogo de los roces...
Solo importan esa dinamita,
magica y misteriosa,
que puedan almacenar veinte dedos
dispuestos en abanico de incognitas
y el impacto mortifero de la noche
en el corazon del arco iris
apoyada en la resonancia de la cuarta nota.

Un gran abrazo y mis disculpas de siempre por "meterme" dentro de tus versos
Jorge

Charcos ha dit...

puede

y 20 dedos


cómo me gusta leerte


Que pases un día fantástico, felicidades