divendres, 13 de gener de 2017

EN UN CAPÍTULO DE TERNURA CLANDESTINA

Marina Bychkova – Arte de Porcelana

EN UN CAPÍTULO DE TERNURA CLANDESTINA

Unos ojos de felpa hacen recuento,
repasan batallas de entrepiernas,
cuentan las veces que secaron un rostro bendito
y  lo acunaron despacio, con complicidad cereal,
en un capítulo de ternura clandestina.

Un cuerpo de trapo
puede regalar centímetros de amor,
puede aprender de las cigarras
y acompañar a la tarde en su mudez,
puede mirar por los pespuntes
y descubrirnos sabrosos,
horneados, con las hechuras tranquilas,
puede mirarnos dos veces y adelgazar la tristeza,
meterse en la cama y abrazar nuestros desembarcos,
aterrizar sobre silencios permitidos
que amoratan y pudren cualquier proporción.

Una muñeca con el pelo de luna,
puede venir hoy a perdonarme.


Marian Raméntol

2 comentaris:

MiLaGroS ha dit...

Como siempre espléndido poeta. Abrazos.

P MPilaR ha dit...

'Y así,sin más, o para qué más, "adelgazar la tristeza"
Genial, además de sorprendente!