dimecres, 13 de juliol de 2016

EL MAR, LA MUERTE Y LAS ALUCINACIONES


Marina. Olas del Pacífico. Autor: Karen Quiñones Escobar (Chile)


EL MAR, LA MUERTE Y LAS ALUCINACIONES

El sedal tira de mi nuca y conmigo emerge
una colonia de letras deshidratadas
columpiándose sobre besos de esponja,
playas impermeables
sometidas a caricias blancas y lisas
en un mundo embalado y sin estrenar.

Emergen también los abrazos estrechos
y un montón de bocas
inclinadas para sorber excesivamente
el cansancio de la espuma.

Y en el fondo abisal del corazón
queda el inventario de los huesos,
los accidentes labiales
ensartados de párrafos simples,
la claustrofobia de las hojas sin firma,
el sedimento sanguíneo que va formando
poemas sin freno, palabras solubles
y delgadas, inviernos sin desenterrar.

En realidad, todo queda sumergido
en el morral de pesca, el substrato
acuático de mis manos, la apariencia
de este cielo flotante,
la gramática del dolor, el alma de hombros
encogidos, el cebo marinado de verdades infinitas,
el mar, la muerte
y las alucinaciones.



Marian Raméntol