dimecres, 15 de desembre de 2010

MUJER DE ACEITE


Imagen propiedad de Marian Raméntol


Hay que seguir naciendo todos los días
aunque la vida esté acabada.
Luís Rosales


Un armario labial, alimenticio, absoluto,
el cajón donde duermen las preguntas,
el temblor de una carta, un ojal derramado
sobre un secreto, una colección de sinónimos
convertidos en antónimos cuando se miran al espejo,
y unos ojos cráneos, perdurables, repetidos.

No tengo edades suficientes para traducir el agua,
pero tengo paisajes con hoyuelos en la cara
que no mienten, barcos de cristal
por donde espiar la ceniza de la infancia,
asistir al entierro de las hojas,
al sepelio de cicatrices amarillas,
y a pintar de azafrán las bocas de princesa.

Quiero volver a ser mujer de aceite,
relieve apuntalando las lamparillas
de un cielo huérfano pero satisfecho.

---------------------------------------------------------------

Para escuchar el poema recitado clidad AQUI

---------------------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario Con mi nombre doblado sobre la cama, galardonado con el premio nacional Acordes (Espiel). 2010.

13 comentaris:

Paloma Corrales ha dit...

Un poema de certezas, de lo vivido y de lo tibio.

Un beso, Marián.

Sarco Lange ha dit...

Todo el poema un campo de abedules ardiendo en su eterno jugo, ardillas cómplices deshaciéndose enloquecidas de los últimos gramos. Aquello de los "ojos cráneos" me golpeó lo poco de racional que me va quedando.

Comentar más sería un suicidio...

Petonets!
SL/RC/IC/CF

Giovanni-Collazos ha dit...

gran poema, Marian, me gusta mucho... he estado viendo el video, también y es interesante la puesta en escena...

Un abrazo fuerte.

Gio.

José Antonio Fernández ha dit...

Como siempre, un gran poema.
La frase final del video, muy bien recogida. Duele escucharla pero es así. Algunos, parece que no quieren saber.
un abrazo.

Jorge ha dit...

Ojal cual ojo presto
para develar un secreto.
Sinonimos que no se soportan como
parientes.
?Que universo insolito, pues,
podra ser
la traduccion del agua
en la boca de una mujer de aceite?

Un gran beso y muchos abrazos, y, como siempre buceando, sin tu permiso, entre tus versos.
Jorge

Noray ha dit...

la segunda estrofa es INMENSA.


Un abrazo.

Amando Carabias María ha dit...

Esta "Mujer de aceite" que ya conocía, sigue impactándome. Ese modo de ahondar y de 'enseñarnos' la esencia de lo femenino es insondable.
Y de paso, al ver el vídeo, dos por el mismo precio.
Enhorabuena y gracias.

Nusquama ha dit...

Precioso!

andres rueda ha dit...

Mrian que manera de decir... y escribir...

Me cuesta comunicarte el sentimiento..mejor me lo quedo, como una vez, me dijeiste.

Un beso y eres GRANDE.

Andres

GALATEA ha dit...

fa temps que et segueixo. Gràcies per deixar llegir a la resta del món aquests poemes i relats. M'agraden moltíssim. Intensitat i força al cent per cent. Torno a donar-tes les gràcies per voler compartir la teva sabiduria.
Em va encantar: las jaimas del Sahara.
Una salutació.

Elsa Tenca Mariani ha dit...

Marian:

Los espejos son siempre implacables tanto como la "ceniza de la infancia".

Me encanta la estética de la foto.
Un abrazo:
Elsa.

www.po-etica2010.blogspot.com

carlota ha dit...

Roza lo genial.
Gracias por compartir.
Un abrazo

Poeta Carlos Gargallo ha dit...

Querida amiga,te deseo toda la felicidad del mundo, feliz navidad.