divendres, 10 de desembre de 2010

NO CALLA L'AIGUA


Fuente de la imagen: www.turismoporespana.com.ar

Cuando algo se olvida, calla el agua.
Felipe Benítez Reyes


La ferida té sempre el seu lloc exacte
des d’abans d’haver-la suposat,
el seu nom és real entre les cames,
en les converses del silenci repetit
i en el mapa que atresora la geografia de la sang.

Amb el cel per calidoscopi
i la galta cara en dins cap a la tomba del torb,
resem perquè calli l’aigua
però les parpelles pensatives
obren escletxes d’escuma
sobre els ulls naufragats en alguna llàgrima.

El poema plou
i deixa el gebre borrós sobre el món,
sobre el buit de la boira i les hores rendides
en la intermitència d’un toll, el poema cau
de futurs rojos i valerosos groguencs,
de joveneses fredoroses i pallassos morts,
cau i fa olor a duel nòmada,
a equivocació nerviosa de la llum,
com un holograma de la seva estructura adolorida
que ens nomena,
i no calla l’aigua, no calla.


NO SE CALLA EL AGUA

Cuando algo se olvida, calla el agua.
Felipe Benítez Reyes

La herida tiene siempre su lugar exacto
desde antes de haberla supuesto,
su nombre es real entre las piernas,
en las conversaciones del silencio repetido
y en el mapa que atesora la geografía de la sangre.

Con el cielo por calidoscopio
y la mejilla vuelta hacia la tumba del aire,
rezamos para que se calle el agua
pero los párpados pensativos
abren resquicios de espuma
sobre los ojos naufragados en alguna lágrima.

El poema llueve
y deja la escarcha borrosa sobre el mundo,
sobre el vacío de la niebla y las horas rendidas
en la intermitencia de un charco, el poema
se cae de futuros rojos y valientes amarillos,
de juventudes frías y payasos muertos, se cae
y huele a duelo nómada, a equivocación nerviosa de la luz,
como un holograma de su estructura dolorosa
que nos nombra,
y no se calla el agua, no se calla.

-------------------------------------------
Marian Raméntol

6 comentaris:

sedemiuqse ha dit...

Muy bello y profundo el poema que nos presentas.
besos y amor
je

Mamen* ha dit...

El poema llueve de la forma más hermosa en que he visto llover a un poema. Me emocionó.

Un beso grande

Amando Carabias María ha dit...

En el agua viaja la verdad y la memoria. Que no nos falte el agua, aunque sea para que la cicatriz de la herida dibuje la piel y la mirada.

Laura Gómez Recas ha dit...

¡Qué belleza!
El tono del poema es más lírico de lo habitual. Y, al final, se expande.

(Felicidades por tu artículo en Alkaid, me ha encantado leerlo).

Un abrazo,
Laura

Noray ha dit...

No, no calla l’aigua,
calla el meu silenci ,
no calla l’aigua,
calla la meva veu,
em deixes sense paraules.


una abraçada

Felipe Sérvulo ha dit...

Gracias por compartir tanta belleza. Me gustaría, si te parece bien, dedicarle una tarde a tu poesía en nuestra tertulia del Ateneu. Será para 2010, ya que hacemos la programación de una ñao para otro. En cuanto tengamos los días reservados en la sala, te los envío y eliges cuando te va bien. Será un placer oír a una poeta tan buena como tú.
Te dejo mi correo particular: fservulo@telefonica.net
Un fuerte abrazo.
Felipe