dilluns, 13 de setembre de 2010

LA LAVA ES OTRA PIEL QUE HA DECIDIDO SER TRISTE


La Clessidra, revista semestrale di cultura letteraria. Joker Edizioni. Poema publicado junto a un conjunto de diez poemas de mi autoría traducidos al italiano.


¿En qué muerte morirá mi cuerpo?
¿En qué poro de celuloide se dormirán mis delirios?

La lava es otra piel que ha decidido ser triste.

Las tardes de electrones enloquecidos
quieren huir por el dintel de mi fracaso
a la caza de truchas distraídas
que con un parche en el ojo
asalten la vía Láctea creyéndose ángeles
exterminadores del gris lento.

Para qué ofrecernos en sacrificio
si los poemas mueren
intentando hacer la vertical sobre los versos,
llenan su epicentro de abdominales voluptuosas
y lucen desde las seis de la mañana,
para morir luego estrangulados
por los tríceps de una nuez negra
vendedora de guías de botánica.


LA LAVA È UN’ALTRA PELLE CHE HA DECISO DI ESSERE TRISTE.

In quale morte morirà il mio corpo?
In quale poro di celluloide si addormenteranno i miei deliri?

La lava è un'altra pelle che ha deciso di essere triste.

I pomeriggi di elettroni impazziti
vogliono fuggire per l'architrave del mio fallimento
alla caccia di trote distratte
che con un impiastro nell'occhio
assaltino la Via Lattea credendo di essere angeli
sterminatori del grigio lento.

Perchè offrirci in sacrificio
se i poemi muoiono
cercando di fare la verticale sui versi,
riempiono il suo epicentro di addominali voluttuose
e luccicano dalle sei del mattino
per morire poi strangolati
dal tricipite di una noce nera
venditrice di guide di botanica.

La traducción ha corrido a cargo de la autora con la colaboración de Albert Lázaro Tinaut, editor y traductor, y la supervisión de Pietro Dini, Doctor hc de la Universidad de Vilna (2006) y miembro de la Academia de Ciencias de Letonia (2004) y de la Academia de Ciencias de Lituania (2007)
-----------------------------------------------------
En su versión original en castellano, el poema fue publicado en el portal Afinidades Electivas, dirigido por Agustín Calvo Galán.

y en la revista Algarrobo (noviembre 2008).

6 comentaris:

Giovanni-Collazos ha dit...

Felicitaciones, poeta!... Tu poesía es tan grande como tu alma.

Abrazos!

Gio.

Laura Gómez Recas ha dit...

¡¡Excelente poema!!

Ese verso vale por todo un libro, por todo un tratado de poesía.

Besos
Laura

Sarco Lange ha dit...

Podrá el cuerpo morirse, podrá apagarse el sol, podrá incluso darse vuelta la tortilla, pero el cargamento de soldados que aleccionas en tu buhardilla jamás desaparecerá.

Un saludo criminal
SL

GEORGIA ha dit...

Que siga lloviendo luz sobre tu poesía...

Te abrazo

jordim ha dit...

Bonito texto.

Walter Portilla ha dit...

Mientras muere el cuerpo, es la poesía la que lo encarna y se hace eterna, así tú Marian y tus poemas que no mueren te sobrevivirán.
Un beso.