dimecres, 8 de setembre de 2010

CON LA MIRADA PUESTA A SECAR


Sitio web de esta imagen: milth.multiply.com


el dolor es la ley de la gravedad del alma
L.R..



Mi carne me avisa de que en alguno de mis rincones
se abre una grieta y por ella hablan los vampiros,
los vendajes de la certidumbre, esa niña escasa
que sigue en mi
y que es como una carta urgente sin destinatario,
los años que aun supuran,
tan rotos que sirven de aislante para el tiempo,
el perfil de mi madre en el espejo, los párpados de una nube,
y algún que otro fantasma de agua y aceite.

Se balancea hasta la sonrisa en ese corte arterial
sin puentes ni flotadores,
sin acordes sobre la herida,
donde el beso no puede escribirse y la alambrada
viene de muy dentro.

En ese cajón de sastre
la vida se lleva al día aunque sea de segunda mano,
los latidos son manuales
y unos ojos demasiado claros para jugar al escondite
son los únicos capaces
de hacer que se te suba el cuerpo a la cabeza.

Con la mirada puesta a secar
veo un reflejo en la pared, lo lamo
como he lamido tantas veces la tarde
y sigo desgastando el sueño,
el último, ése que me nombra.
-----------------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario Con mi nombre doblado sobre la cama, galardonado con el premio nacional Acordes (Espiel). 2010.

11 comentaris:

Jorge ha dit...

No puedo imaginarme tu mirada puesta a secar,
mirada que mira tanto,
que hace nacer ojos distintos
a los ya incrustados como bolas de vidrio vacio bajo las cejas.
Como siempre buceando entre tus versos, bajo sus vientres,
sobre sus lomos,
degustandolos con entrega,
no queriendo nunca salir de entre ellos.
Otro beso y mis felicitaciones
Jorge

Noray ha dit...

Bellísimo, aunque duela en el alma.

Sin duda, la cita de Luis Rosales alumbra el poema.


Un abrazo lleno de admiración.

Sarco Lange ha dit...

Transito por la ruta del poema y unos carreteros de pronto salen de entre los árboles diciéndome que las llamas hicieron desaparecer esa ciudad.

A tus pies...
SL

José Antonio Fernández ha dit...

Un gran poema, Marian.
Te felicito por el premio y te mando un abrazo.

Ada ha dit...

Las niñas que llevamos dentro nunca se van, siempre andan cerca y de vez en cuando nos sacan a pasear en globo, es como una regresión a la cual nos aferramos, donde seguimos jugando al escondite por siempre jamás. Ojalá nunca olvidemos, con los años cuesta tanto recordar...
Muy bello
Un saludo

Terly ha dit...

La estrofa final es apoteósica, querida Marián, estremecedora.
Un beso.

Albert Lázaro-Tinaut ha dit...

Es uno de los poemas más poéticamente (y no tan metafóricamente) sangrantes que he leído de ti, Marian, y no son pocos. Me parece extraordinario y, si me lo permites, mucho más sincero (¿sentido?) que otros, donde juegas alegremente con las palabras, es decir, sacas a relucir el colorido de la vida.
Un beso.

Poeta Carlos Gargallo ha dit...

Como siempre amiga, fastástico, es un placer seguir leyéndote. Un beso.

FRANK RUFFINO ha dit...

Estimada poetisa:

Te has vuelto una poetisa elemental, mineral... estas palabras poéticas trascienden tu cuerpo y cantan el ser femenino universal.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

MiLaGroS ha dit...

Eres fantástica Marian. Cuanto tengo que aprender de ti. Abrazos.

Mamen Alegre ha dit...

Que nunca dejen de nombrarte los sueños y que nunca se te borren los perfiles amados. Eso te deseo.

Hermoso, estremecedor.

Un beso