divendres, 19 de març de 2010

LOS MUÑECOS DIABÓLICOS DE MI CAJA DE PÁJAROS

Ya estamos trabajando en la publicación del poemario LOS MUÑECOS DIABÓLICOS DE MI CAJA DE PÁJAROS, que editará la Diputación de Córdoba en su colección de libros galardonados en el premio Vicente Nuñéz de poesía.

En la portada, una fotografía de la escultura Dona Objecte, actualmente expuesta en la sala Can Gibert de Monistrol de Montserrat y que forma parte de la exposición itinerante "Dona", del escultor Cesc Fortuny i Fabré, quien ya ha colaborado conmigo en diversas portadas de mis libros.

Se está poniendo mucho mimo e ilusión en esta edición y espero que cumpla todas las expectativas depositadas en él.

Pronto podré compartirlo con vosotros, de momento otro pequeño aperitivo:




LE QUEDA POCO TIEMPO.

Ese Dios autócrata,
como un parche dramático
en nuestra condición de mileruistas,
(por aquello de que quién menos tiene
menos necesita)
se ríe
viéndonos abrochar la oscuridad de los portales,
que es el único lugar que nos queda para mentir.

La tristeza se va a comprar obleas,
blandas, lentas
y él nos mira desde arriba
siguiendo paso a paso
el manual didáctico
para ser un buen padre de cultivo biológico.

¿pero es que no le ha dicho nadie
que pintar versos sin emoción humana
es como respirar en diferido?

Le queda poco tiempo,
las ciudades de metacrilato
ya acuden al entierro del cielo
detrás del mundo,
y como en una exposición de pesadillas
que se meriendan a la luna en cada estornudo,
se cierran los ojos sucios, blandos, lentos.

Le queda poco tiempo,
unas cuantas plazas más repletas de sábados
mercados y delantales,
y la menopausia de la rosa
empezará a mancharnos las camisas.


Marian Raméntol

10 comentaris:

CaminanteDeNoche ha dit...

Una foto terrible para un poema terrible también. Me ha puesto los pelos de punta.

Gracias por tus buenos deseos para el Encuentro Poético y el homenaje a Pinilla, yo también siento no haber podido estar en su entierro en Barcelona, pero me impactó mucho la noticia, y aún lo hace aunque no lo haya conocido tan bien como tú.

Un abrazo y éxito en tus proyectos, que lo mereces.

Jorge ha dit...

Espero adquirir,de tu propia mano, ese poemario, alla en mayo, cuando llegue alli.

Un gran beso y un gran abrazo
y como siempre
pegado a tu blog

Jorge

Sarco Lange ha dit...

Versos sin emoción humana...el calvario, Marian, la pura angustia.
La escultura de Cesc me produjo lo mismo que al Caminante de Noche, y caminar de noche con un amuleto del Chamán es como beberse un vino antes de un infarto al miocardio.
Muicks!

José Antonio Fernández ha dit...

La foto es bestial, para salir corriendo, impacta que supongo que es lo que el autor pretende.
Del dios que nos dibujas no digo nada pues como empieze no paro.
Del poema excelente y la estrofa final le pongo un 12 sobre 10, esa imagen de la menopausia de la rosa es magistral y me quedo corto, igual me ha pillado sensible, no sé.

Amando Carabias María ha dit...

Otro proyecto que va llegando a buen puerto. Enhorabuena.
La fotografía, mejor dicho, la escultura de Cesc que retrata es, como vienen refiriendo quienes me preceden realmente para asustar, e impacta.
Es perfecta para el poema que nos pones ante los ojos. Un retrato de un dios brutal y lejano (quizá lo más brutal del dios en que no creo sea su lejanía, en el que creo está tan cerca como una caricia).
Repito enhorabuena.

salvadorpliego ha dit...

Excelente poema!!!! Ese libro promete mucho.

Un fuerte abrazo.

Luis ha dit...

Sabes cómo alcanzar cotas que parecen imposibles en esto de impactar y romper con casi todo. Magnifico.

Manuel ha dit...

Cada muerte significa un nuevo renacimiento...

MiLaGroS ha dit...

Que genial eres Marian. NO ME CANSO DE DECIRTELO. lA MENOPAUSIA DE LA ROSA, RESPIRRAR EN DIFERIDO. ERES FANTÁSTICA- MUCHOS BESOS

Luisa Arellano ha dit...

A veces creo que no seremos capaces de reaccionar con nada ni ante nada. Nos hemos refugiado en esos portales de sombra y mentimos tan a gusto rodeados de inmundicia que lo terrible se ha transformado en cotidiano y nadamos entre oleadas de mierdas y mierdecillas tan ricamente.

De Dios, mejor no hablo, no vaya a ser que los que se creen sus propietarios se crean, también, con el derecho a clasificarme.

Felicidades a Cesc y a ti por haber elegido ser inconformistas :)

Un beso, reina.