dimecres, 24 de febrer de 2010

SUFRE LA AXILA DEL FRÍO EN LA NUCA





La maldita luz de las farolas es como un péndulo
en la conciencia de una ciudad cualquiera,
que señala con el índice montones de ladrillos
sobre el cuerpo diáfano de la huida,
epitafios en porciones de tragedia
masticada en los portales,
sus bocas
chuleando esa explanada perfecta para golpear el aire,
las esquinas
donde viven los ojos de azul dormido,
en su infinita culpa, para volver a dormir después
sobre la sospecha del crepúsculo.

Se duelen los muros en la sonrisa partida de los perros,
inquilinos de honor en esta sombra muerta,
en este tiovivo de abismos y pétalos,
lesión en el pecho, paredes desangradas,
bostezos estrellados en la periferia de la piel,
y peces feroces a la deriva del paisaje.

Sufre la axila del frío en la nuca,
como lo hacen tus ojos descalzos, al verme perdida.


Marián Raméntol
----------------------------------------------------------
 
Publicado en el nº 7 de la revista 3D3 Revista de creación, del colectivo cultural Myrtos Gramma Al manar. Junio 2012.

10 comentaris:

André Cruchaga ha dit...

Me rindo a vuestros pies, Marián, con tus propuestas poéticas. Sencillamente fabuloso: Es así como me gusta la poesía: atrevida, desafiante. Estos versos tuyos lo dicen todo:
"Se duelen los muros en la sonrisa partida de los perros,
inquilinos de honor en esta sombra muerta,
en este tiovivo de abismos y pétalos,
lesión en el pecho, paredes desangradas,
bostezos estrellados en la periferia de la piel,
y peces feroces a la deriva del paisaje."

Un abrazo,

André Cruchaga

Luis ha dit...

Brutal, rompedor y lleno de significados que todos podemos reconocer en nosotros. Un gustazo leer poemas como este.

José Antonio Fernández ha dit...

Me ha sugerido un alma perdida en una ciudad en sombras.
El final es para enmarcar, te felicito.
Un abrazo.

LA PALABRA INVISIBLE ha dit...

Profundo poema, muy acorde con la foto.
Por cierto he visto el trabajo de Carlos y es muy bueno.
Un abrazo

Noray ha dit...

Ante tanto derroche de poesía y de belleza, sólo cabe leer en silencio y disfrutar.


Gracias una vez más.


Un beso

Paloma Corrales ha dit...

Definitivo y rotundo este poema tuyo de hoy, los versos se enredan como una trepadora y revolucionan el interior, me encanta leerte Marian.

Un beso.

Perfecto ha dit...

El paisaje urbano, donde a veces, nuestra mirada solo refleja el caos y el desconcierto de una realidad poliedrica que deja señales sobre nosotros para desconcierto del que lee.
Una apuesta decidida por una poesia armonica en lo formal pero increpadora en lo estetico.

Me gusta mucho.

Besos.

Sarco Lange ha dit...

difteria

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Qué cierto es que hay esquinas que duelen de frío.

Roberto Farona ha dit...

qué hostilidad se respira, tu poema Marian, refleja a la perfección el cinturón industrial de Barcelona, abrazos