dimecres, 17 de febrer de 2010

BREVERÍAS SURREALISTAS: CUANDO LA PALABRA VUELA MUCHO MÁS LEJOS


Imagen extraida de la red: senovilla-pensamientos.blogspot.com


CUANDO LA PALABRA VUELA MUCHO MÁS LEJOS DE LAS CEJAS DEL REALISMO Y SE AGOLPA EN LA SIEN, ES NECESARIA UNA SIESTA SOBRE UN CAMPO SEMBRADO DE OREJAS.


I

El alma pederasta de este cielo
usa bolitas de alcanfor entre las nalgas.
Frota su hinchado estómago
contra las rechonchas caritas que hacen de las catedrales
el lugar idóneo para esconder los hematomas de los años.


II
Los errores se sirven con dos de azúcar
en las pupilas de los santos.
Hace tiempo que descubrí que mi Dios no tiene orejas.


III
El infierno pasa sus vacaciones
en el interior de las campanas.
Lo descubrí el último verano
cuando pusieron a mi nombre
las escrituras de una preciosa parcela
en la rivera del cielo,
por llorar
la muerte de un cuervo crucificado.


IV
Y quiero ser testigo de cómo el horizonte
desagua ácido sobre las sílabas
de un idioma tan antiguo, tan silencio,
que siempre se acuerda de nombrarnos.
Es amable a pesar de su dislexia.


V
Al fin y al cabo,
será trabajo del forense descubrir las marcas
que identifican al sol como un asesino en potencia.
Sé que el cortejo fúnebre venderá
pedacitos de mi muerte en cucuruchos de colores.


VI
Lo que aun queda de mi está muy cansado.

He contado uno a uno los agujeros de mi esófago
y el aire fugitivo repite siempre la misma letanía:
“No hay camisas de fuerza disponibles”.
Y por más que me empeñe,
la lista de espera sigue sin visitar al dietista.


VII
Nunca podré redimir los huesos
que nacieron con esta lengua tan hereje.


VIII
Me llaman loca desde que mi sudor es amante
de las balas que fornican a diario
con el aliento esperpéntico de Dios.


IX
Me pediste cuencos para recolectar la mies
y te ofrecí la imponente vacuidad de una calavera.

Ni siquiera te fijaste que, además, sonreía.


Marian Raméntol (diciembre 2007)
---------------------------------------------------
Estas breberías surrealistas que después, algunas de ellas formaron parte integrante de poemas más extensos, fueron publicadas en la revista La Nausea en Diciembre de 2007. Desde esa publicación no habían vuelto a ver la luz en su esquema y formato original, así que he decidido rescatarlas del cajón para que formen parte de ésta mi casa y la vuestra.

16 comentaris:

Sarco Lange ha dit...

Los hijos de a poco se van vistiendo, primero de huesos, luego de músculos, o talvez viceversa, el asunto es que luego se transforman en padres, y al final en pesadilla.
Muicks!

Jorge ha dit...

Pues, !bienvenidos sean siempre
rescates como esos!
No puedo verter ningun comentario
todavia porque necesito de mas
tiempo y de mucho mas oxigeno
para lanzarme en poetico paracaidas
sobre ellos.
Jaja, hoy me toco ser tu primer
comentarista.

Como siempre Jorge
cazador de tus versos

Jorge ha dit...

Disculpame, pero ya alguien me
madrugo.
Pido disculpas por la jactancia.
Ya habra una primera vez.

Un gran beso y un gran abrazo
Jorge otra vez

José Antonio ha dit...

Realmente interesantes. Me han encantado, todas, las he releido varias veces pues considero que de cada una sale un poema sin hacer ya demasiado.
Te felicito, de veras.

CaminanteDeNoche ha dit...

El tiempo devuelve su valor a lo que lo tiene y lo resta a lo que no lo tiene, aunque en su momento no lo hayamos apreciado.

Pero tu surrealismo no tiene tiempo, por ello sorprende ahora tanto como quizás lo hizo hace unos años.

Un abrazo

Albert Lázaro-Tinaut ha dit...

Felizmente rescatadas, estas breverías tuyas, Marian. En ellas es un evidente tu sentido del humor y, sobre todo, tu ironía (eso tan difícil de utilizar en la poesía, y que siempre admiro cuando es inteligente): "Hace tiempo que descubrí que mi Dios no tiene orejas", "He contado uno a uno los agujeros de mi esófago ... Y por más que me empeñe,la lista de espera sigue sin visitar al dietista". ¡Bravo!
Un abrazo.

Georgia ha dit...

CUANDO LA PALABRA VUELA MUCHO MÁS LEJOS DE LAS CEJAS DEL REALISMO Y SE AGOLPA EN LA SIEN, ES NECESARIA UNA SIESTA SOBRE UN CAMPO SEMBRADO DE OREJAS.

Esto me lo LLEVO...te abrazo querida

pd. ya envíe el poema a Isabel, gracias bonita

Amando Carabias María ha dit...

Creo que el título es prodigioso. Me parece una clase sobre el valor fonético de la palabra.

María Sánchez ha dit...

Yo soy mi propio Dios.

Charles Bukowski.

Gracias por compartir, es genial.

Un abrazo Marian.

Marìa

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES ha dit...

SUELO CAMINAR DE PUNTITAS EN BÚSQUEDA DE VERSOS... EN ESTE ESPACIO ME ENCONTRÉ POEMAS...

REGRESARÉ A DISFRUTAR DE UN RINCÓN DE POESÍA... GRACIAS...

UN ABRAZO

Luis ha dit...

Un trabajo cargado de fiereza e ironia en el que duele cada verso.Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Núcleo esencial de poemas y narraciones: a veces, sobra cualquier continuación.

Perfecto ha dit...

El rescate es de agradecer. Pocas veces nos hes dado leer algo inteligente con palabra medida.
Hoy le toca a tu inteligencia mi elogio.

Besos.

J. J. García Rodríguez ha dit...

Testigo de huesos, he contado de ti los pedacitos que nacieron del lugar idóneo de las balas disponibles porque Dios no tiene orejas, preciosa parcela e imponente vacuidad.


Vamos, que me ha encantado. Estupendo, muy entretenido.

Un saludo.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Hoy luzco botas militares, para patear todas las orejas recién paridas, en esos campos malditos.

Si alguien me ha de crucificar, que tenga las orejas tan preciosas como las tuyas.

Lo que aún queda de ti, es puro polvo de oro.

En lo que sí me fijé, es que la sonrisa se viste con cuerpo de luciérnaga.

Laura Gómez Recas ha dit...

Estimulante contenido. Es una carga de caballería en forma de metralla.

¡¡Estupendo!!

Laura