dijous, 25 de juny de 2009

A LAS ONCE Y UN MINUTO




La fe me abandona a las once y un minuto,
es como esas enfermedades auto inmunes,
que igual de expectante que uno mismo
nace y se exilia sola.

Suelo mirar a las once y un minuto hacia afuera
para ver cómo marchan los ejércitos de mutantes
que salen cada mañana desde mis ojos.
Llevan en la frente órdenes estrictas de no volver
sin nuevas imágenes con las que adornar mi pecho
hecho de trapos y maderas.
Es increíble, pero en mi piel
hay un safari de gritos y accidentes.

La fe me abandona a las once y un minuto
arrancándome del cuello mil dráculas
que insisten en mofarse de esta falta de pulso.
Son los dientes de mis pesadillas,
los molares pútredos de mi falta de acuerdo
para con las cosas simples y los poemas.

Antes de que vuelva a abandonarme
daré un paseo por la geografía delirante
de un delfín con siete alas
y seré de nuevo el escudo de cáscaras de limón
que hace llorar al beato
en el circo hombruno de los mendigos dominicales.

-----------------------------------------------------------------------
Poema publicado en la revista Agora, papeles de arte gramático. Número 15. Primavera de 2009, dirigida por Fulgencio Martínez. Distribuye: Diego Marín. http://www.diegomarin.com/

17 comentaris:

Emilio Ariza ha dit...

No sé muy bien de que va todo ese rollo de la fe, tampoco me interesa lo más mínimo prestarle mi atención, todo lo contrario a lo que me pasa con tu poesía. Y ahora en plan más campechano te diré que eres una maquina y sigo pensando que es un delito escribir así de bien grrrr je je je . Besos y abrazos

Pinocho ha dit...

....mmm...me encantas!!

Luís ha dit...

Hay que leer una y mil veces este poema para poder acceder siquiera a algo más que la mera superficie. No importa no alcanzar el fondo aquel que solo tu corazón conoce a la perfección.
Una delicia.
PAZ

Amando Carabias María ha dit...

Ardua tarea, sin duda. A veces dolorosa. Pero en tu caso siempre concluye con éxito, aunque sean las once y un minuto, aunque te abandone la fe.

Pepe Gonce ha dit...

He leido tu poema...Mejoran mis problemas cardiacos.

Un abrazo

Luisa Arellano ha dit...

Esos ejércitos de mutantes que mandas al exterior con la orden de no vover sin imágenes, cumplen a la perfección su cometido: Tú eres el compendio de imágenes más extraordinario que se pueda encontrar.

No pierdas la fe, niña, y deja que nos salpiquen los gritos y la belleza que desparramas.

Sigo demasiado atareada, pero no estoy desaparecida jejeje espero regresar de una buena vez.

Besitos, princesa.

TecnoLógico ha dit...

Aprovecho este poema para felicitarte por el extraordinario blog que tienes, los magníficos poemas, la idea del intercambio de libros. Realmente excelente.

Saludos

Anònim ha dit...

A las once y un minuto nuestros sueños huelen a chatarra y sangre.

SL/RC/IC/NH

Bibiana Poveda ha dit...

Haciendo una unión de tu "yo/escritor" y tu "yo/Marian", me encantaría observarte (de lejos y pá no molestar) en ese preciso instante, sólo para ver la ebullición de ese pecho y el ese escudo de cáscaras de limón.
Como siempre, la excelencia, la imagen, el desasosiego. Siempre, Lady.
Abrazo-te!

JUAN JES ha dit...

Insisto Marian, escribes como el mar en la rompiente!

Noray ha dit...

"Es increíble, pero en mi piel
hay un safari de gritos y accidentes."
Todo el poema es soberbio pero estos dos versos, para mí, son sublimes.

Un abrazo

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ ha dit...

marian
como siempre en todos tus poemas
me impresionan las imágenes
que haces desfilar ante mis ojos

un beso
fernando

MiLaGroS ha dit...

La fé te abandona sin embargo en el poema dices: Antes de que vuelva a abandonarme. Osea que te abandona pero vuelve. No es un abandono definitivo. La fe es así.
Te deseo que siempre tengas fe en ti misma para que escribas tan bien. Y te dejo un presente con un deseo :)

▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
Pasa este osito a las personas que quieres muchísimo y no quieres que cambien nunca. (espero recibir el osito).
Si recibes entre 2-4 ositos te quieren
Si recibes entre 4-8 ositos te quieren mucho
Si recibes entre 8-10 ositos te quieren muchiiiisimo

De las imagenes a las letras ha dit...

UN GUSTO EN LEER ALGO TAN INTERESANTE ME HA LLAMADO MUCHO LA ATENCION ESTO
ME GUSTARIA QUE PASARAS POR MI BLOG

Anònim ha dit...

Muchas veces a las once y un minuto, la hora del cafe de media mañana. Me enseña lo absurdo que es el mundo. Es la hora del teatro, del fingimiento del alarde de buenos trajes de triunfador, que esconden a cobardes. Porque a esa hora la que tu mencionas veo el mundo con mi cafe desde mi sitio. Que decirte Marian por algo te sigo el blog. Enhorabuena

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

A esa hora, el último rayo de sol que habita en mi gemido, se clava en el amarillo nombre de los ciegos, y huye a romper con la noche.
Sobretodo, cuando esa fe de pastelería insiste en elevar sus gritos al castillo de un conde carnívoro.
He visto los mordiscos en tu cuello, y puedo dar fe de eso.

Milions de petons cuqueta de llum.

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) ha dit...

a mi también me abandonó a las once...nací a esa hora, o sea que Super, ya somos doscon tu fuerza destructora...mil besos