dimarts, 4 de novembre de 2008

UNA GRAMÁTICA AFECTADA DE HIPOTERMIA



La ingenuidad
se lanza en tobogán por una piel de nailon.

El mundo sigue pintándose la boca,
entre muñecas de cera y articulaciones de metacrilato
para inventar besos de mercurio
en una gramática afectada de hipotermia.

Y las nubes,
que últimamente se entrenan
para ser los ojos primogénitos del cielo,
resultan tan elegantes en nuestras varicelas,
que nos parece normal que suelten su aliento de sudario,
y a pesar de los picores,
atropellen la sintaxis de todas las palabras
que no se deletrean.

Mis manos tan solo son alambres
que en paños menores evacuan sus vergüenzas,
mientras los signos de interrogación se parten de risa
al verme en una sala de urgencias
dispuesta a que la arteria de la rosa
implante su color en mis pulmones.

--------------------------------------------------
Poema perteneciente a la antología Versos Diversos del grupo pético LAIE de Barcelona.
Más información en la sección Mis Libros.

7 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Ha llovido mucho, pero sigue siendo delicioso.

Sarco Lange ha dit...

Y no sólo eso, sino que las ramas de los árboles del recuerdo sé te darán esa sombra que tanto necesitas.

Tú sabes.

Un beso besado.

Elisa ha dit...

Hola Marian, leo tu poema plagado de imágenes, de claves que entiendo con ironía, y me apunto una sonrisa mientras pienso en aquel a quien le aplicaría alguno de estos versos.

Un abrazo!

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Esta mañana me he levantado antes que yo.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Sí, ha llovido mucho, pero mi submundo actual ya se lanzaba en tobogan por una piel de nailon, jejej.

Petonarros.
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Tus ojos son lo que me dan la sobra que necesito, Sarco, despues de tanto compartido, tenemos llagas en los pies pero seguimos caminando.

Mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Jejeje, Elisa... pues apúntatela, que siempre va bien tener un arma cargada de versos.

Un abrazo
Marian