dimarts, 14 d’octubre de 2008

UNA BALA DE ARSÉNICO EN LA NUCA




Sé que en esta hora exagerada de luciérnagas
no encontraré la piedad de un taxi
para cruzar el rojo inconfundible
del asiento de atrás de las ciudades,
donde la luna ya no sorprende a nadie y se abandona,
con el carmín de la muerte en la boca.

Duele esta hora de resistencia elástica,
tan sin edad como el paisaje que ignora el vacío,
como el viaje del niño de zapatos turbios
que le regala secretos a las palomas
con los huesos aún amables manchados de espuma,
y que observa el silencio de los montes,
sin entender el espanto de los muslos,
el rictus del abdomen o el vuelo
de las rapaces que fuman hierbabuena
bajo las ingles de su hermana.

Y me preguntas para qué llevo
una bala de arsénico en la nuca
y una pistola de mantequilla en la sien,
cuando debieras preguntarte
cómo seguir sosteniendo el andamio
de esa bóveda de sueños intermitentes,
aunque haga daño la mirada
y las palabras sospechen de ti.

---------------------------------------
Poema publicado en el portal Soypoeta.com (marzo 2009)

17 comentaris:

Sarco Lange ha dit...

En ese viaje, es esas coordenadas, en esa cábina teléfonica roja que aulla hacia nuestros abismos, en esa dimensión abstracta se ven los personajes como en un cuento morsa salpicado de estrellas perturb-hadas.
Felicidad.

Pilar Iglesias de la Torre ha dit...

desde que te conozco, eres la maga de la imagen, sin duda, y aquí la empleas a conciencia para expresar esa dialéctica constante que es el vivir y el relacionarse con nuestros semejantes

en el camino.......un besazo.....Pilar

Marius Fabré ha dit...

"donde la luna ya no sorprende a nadie y se abandona,
con el carmín de la muerte en la boca." Brutal!!!!.

Y me preguntas para qué llevo
una bala de arsénico en la nuca
y una pistola de mantequilla en la sien, Sencillamente Genial!!!.
Petonarros!!!

Elisa ha dit...

Tus versos sí que son balas, rotundas radiografías de paisajes urbanos. Me gusta tu mundo poético, ya te lo he dicho más de una vez. Un abrazo Marian!

Sarco Lange ha dit...

Ese niño somos todos nosotros. Todos.
Si pudiera poner en negrita el Todos, lo haría, pero no encuentro la tecla.
Pero somos todos... Creo... Bah!, a lo mejor sólo yo.

Guitarras afinadas para vos, socia.

Mamen* ha dit...

Imprescindible sostener los andamios que sostienen los sueños, aúnque sea con sueños.
Imprescindible seguir siendo niños y no entender determinadas cosas.

Imprescindibles tus versos Marian.

Un beso y gracias.

Georgia ha dit...

Este texto me ha penetrado hasta el último espacio de mi cuerpo, es realmente maravilloso lo que dices y sobre todo como lo dices

definitivamente me quedo colgada

un saludo desde Venezuela

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mi querido Duende, ves como siempre me regalas poemas? hasta en tus visitas haces de mi voz una nueva plegaria... bendito seas...

mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Pilar, in inmenso placer verte aquí, desde hace tanto compartimos cunetas y baldosas que se me hace imprescindible contar con tu cosmogonía.

Mil besos, preciosa activista de la palabra.

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Somos todos Duende, lo somos, aunque duela, aunque nos invadan los charcos, es inevitable, somos todos...

Mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Mamen... imprensindible la compañía de tus ojos, un millón de gracias por acompañarme en mi submundo, en el más privado, donde los rincones más oscuros son de todos.

Un gran abrazo
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Saludos a Venezuela, Georgia, hay poemas que tienen poder por sí mismos, que se alimentan sin permiso de nadie y vuelan solos... gracias por estar aquí.

un beso
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Elisa, se ma había quedado tu comentario pendiente de moderación, perdona! te contesto ahora y espero que no se tarde, gracias princesa por querer acompañarme, muchas gracias.

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Marius! jejejeje, encantada pel teu entusiasme que vesteix el meu petit racó "poemil"

Gràcies! sempre.

Petonarros.
Marian

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

"...aunque haga daño la mirada
y las palabras sospechen de ti..."
Me quedo con esto último muy, muy envuelto para que no se note... Cómo logras con tú poesía crear un ambiente en el que la emoción salta y el corazón se encoje. De eso se trata, si el arte no mueve emociones, no es arte. Ese es mi lema.
Querida Marian, un beso grandote y con forma de corazón.
´´Angeles

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

"...aunque haga daño la mirada
y las palabras sospechen de ti..."
Me quedo con estos 2 últimos versos, bien envueltos.
Cómo sabes crear emoción con tu poesía y que el corazón se encoja. Al fin y al cabo el arte tiene que crear emoción y si no no es arte. Ese es mi lema.
Querida Marian, un beso enorme con forma de corazón.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Angeles! encantada de encontrarme de nuevo contigo, he seguido atentamente las crónicas de la Lobera, y os felicito a todos, preciosa.

Un abrazote
Marian