diumenge, 12 d’octubre de 2008

LA PRESIÓN DE LA CULATA ME DICE QUE LOS SUEÑOS MIENTEN



Me persigue la prisa de mi nombre,
los dedos mudos que intentan fabricarme
lunas borrachas y flores
que queman sus arterias en mi boca.

Me ahoga la belleza del cuerpo desnudo
su norte desollado y lleno de lluvia,
con los ojos apuntando mi culpabilidad.

Me desordeno, incomodo a mis tardes
colocando sobre la frente
la respiración alterada de la nube,
hago señales de humo a ese cielo espinoso
y finalmente, logro que borre la sonrisa de carbón
para mancharnos menos de destierro.

La presión de la culata
me dice que los sueños mienten,
con el vientre hinchado
muerden, rasgan
prestos a vomitar lutos y palabras
de cuerpo ladeado con los muslos
cárdenos de esfuerzo,
sostenidos por un puente de labios sin estrenar.

4 comentaris:

Giovanni-Collazos ha dit...

Me ahoga la belleza del cuerpo desnudo
su norte desollado y lleno de lluvia,
con los ojos apuntando mi culpabilidad.

Me gusta mucho esta estrofa, estos versos...

Como siempre, es un placer leerte.

Gio.

http://ciudadferoz.blogspot.com

htto://gio-collazosc.blogspot.com

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

A mi también me ahoga la belleza del cuerpo desnudo, y ya sabes cual.
Muac!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Gio, para mi el placer es contar con tu presencia.

Un abrazo
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

jejejeje, Bitxet....

Muicks!