dimecres, 14 de maig de 2008

TODOS NOSOTROS NOS FUMAMOS LA SOLEDAD EN GRAMOS DE SOL



Sólo decirte una cosa: conozco el Bosque de los gritos.
Roberto Cantele



Por extraño que parezca
en esas horas viudas del espanto
un rostro cualquiera basta para recordar
que todos nosotros
nos fumamos la soledad en gramos de sol.

Nada ni nadie puede salir de este anonimato
hecho de algodones y franelas
donde la poesía es el nuevo polizonte
en el bolsillo de los magos.

¡Y hablamos de épica!

Épicos son los ojos donde el whisky
aprende a ser agua bendita
antes de las tres de la mañana.

Lo demás, sólo se escribe.

4 comentaris:

Neander ha dit...

ojos épicos ahogados en whisky bendito... precioso

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

morirán aquéllos
que puedan hablar
ya no siendo
ni el último impulso
eléctrico
el mundo se agota
en un nadie muerto

T'estimo.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Neander, siempre es un placer tenerte entre mis páginas.

Un gran abrazo.
M

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mentre em quedin restes de la teva veu, tot haurà valgut la pena.

t'estimo.
M.