dijous, 15 d’abril de 2010

SIGUEN HABIENDO CRUCES COMO ANDAMIOS


Imagen extraída de la red



Una alegría no se acuesta dos veces en el mismo lecho.
Luís Rosales



Con el esfínter perdiendo por goleada,
descubro alas sobrevivientes creciéndome
entre los labios, luz silabeada por
los mundos que llevo en el neceser,
junto a las tiritas, los ataúdes, la ceniza
y demás enseres, y algo me dice
que no todo está perdido.

Que siguen habiendo cruces como andamios,
abrazos como medallas que brillan
con un poco de luto en cada cara,
paisajes de mejillas gordinflonas
esperando en el espejo,
para poder bendecir los milagros, para regalarme
un nombre
que me sepa masticar.

El desmayo en la palabra siempre es breve,
pero es suficiente
cuando vomita la vida en voz bien baja
y espera a escaparse de puntillas de las lápidas,
bajo mares de mercurio
nacidos entre los pechos del invierno,
sin ser visto.


Marian Raméntol
------------------------------------------
Otro de los poemas pertenecientes al poemario "Con mi nombre doblado sobre la cama".

16 comentaris:

roxana ha dit...

fuerte!!!! algun día podremos de dejar vivir en andamios????

Noray ha dit...

"El desmayo en la palabra siempre es breve"

Aunque es breve, no por ello deja de ser lacerante.


Es un placer leerte.

José Antonio Fernández ha dit...

Felicidades, Marian, por tan bien saber conjuntar las palabras, por tan bellas imágenes.

Azul ha dit...

Ese para "regalarme un nombre que me sepa masticar" me ha encantado. Precioso poema y la vida sigue...

Luis ha dit...

Hay que poner los pies en el suelo y dejarse de alturas asesina, de andamios que lo cambian todo.

Amando Carabias María ha dit...

A veces es mejor vomitar la vida que dejar que se pudra en las entrañas.
Que las cruces sean andamios es lógico, para ello nacieron, porque la muerte o el amor son tareas que requieren esfuerzo.

Jorge ha dit...

Digna de toda alabanza
tu voluntad anclada en ese algo
que te dice que no todo esta perdido,
a pesar de todo ese bagaje
de derrotas y caidas
que cargas en tu espalda,
a pesar de los funebres abrazos,
a pesar de esas mejillas
que tal vez nunca
quisieran mirarse en un espejo.

Menos mal
que el desmayo en la palabra
siempre es breve.

Bellisimo tu poema, tan vivido.
Como siempre tuyo
Jorge

Sarco Lange ha dit...

Tú lo has dicho, no ha sido el viento...
Magia, magia sin trucos. Un puro aparecer bajo las luces.
Besos, patriota.

La sonrisa de Hiperión ha dit...

Una tardes más de viernes y paseando por casa de mis amigos blogueros. Disculpa que no me pueda pasar más a menudo, y que no sea todo lo original que debiera, pero me cuesta demasiado seguiros... jajaja Me encanta pasar por tu casa.

En todo caso un abrazo enorme.

Adrian Dorado ha dit...

¡Jolines...Qué prolífica eres en imágenes. Una máquina-humana de connotar sesaciones haciendo, con nosotros, tus devotos, lo que se te antoja. Siempre quedo a tus pies, Milady!

Daniel ha dit...

Admirable tu poesía; toda.

Saludos.

LIGEIA ha dit...

Tus imágenes son fuertes...y contundentes, impactan.

Un placer volver a leerte.

Un abrazo

salvadorpliego ha dit...

Impactantes versos, pero excelsos a la vez. Te los aplaudo.

Un fuerte abrazo.

MiLaGroS ha dit...

Como siempre original, sugerente y genial. un abrazo

Cecilia ha dit...

Tu poesía siempre impacta y envuelve con sus imágenes plenas. Y además sos músico! Genial. Un abrazo.

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Mi Mariannn. Qué de cosas tienes ya en tu blog. Busqué poemas y tuve en bajar, bajar... ¡hasta que me deleité con tu escritura!
La última parte del poema me encanta y... fíjate, iba a poner un verso como ejemplo de los que más me gusta y veo ahora mismo que se trata del mismo que te ha puesto Noray. Si es que este chico atina que no veas.
Un beso. A ver si ahora puedo entrar un poco más, reina.

Ah, y felicidades por todo lo que veo que haces (lo del margen derecho de tu blog).