diumenge, 17 de gener de 2010

Acabamos con la necesidad de saber la temperatura rectal de la palabra


Imagen extraída de la red.


La tortura es una decisión.

Nos pasamos el tiempo
maquillando el escote de las frases
para que luzcan como amas de cría sobre el pecho.

Las cebamos tanto que acaban siendo estranguladas
por una obscena obesidad mórbida
que anestesia cualquier intento de ordeñarlas.

Ni practicándoles una rápida intervención
antes de que las alimañas que les comen el cerebro
pudieran llegar al postre,
conseguiríamos que sus vidas
valieran la pena sin sangre.

De tanto inducir la cadencia al adulterio
la voz con el cuerpo desafinado
se convierte en la heroína de todas las gonorreas
y acabamos con la necesidad de saber
la temperatura rectal de la palabra.

Y, claro está,
introducir un objeto por el recto de las vocales
es, se mire por donde se mire, un acto violento.

Marián Raméntol
-------------------------------------------
Este poema forma parte de la selección de mi autoría que la prestigiosa revista Letralia-Tierra de Letras, publicó en su número 211 (junio 2009). Acceder sobre el link para ver el resto de textos publicados.

17 comentaris:

Luisa Arellano ha dit...

Cuánto mejor sería dejar las frases sin mácula y a pelota viva, sin empeñarnos en que tomen los especial K, para lucir... de un tonto subido... porque no hay nada que sea más explendoroso que lo "tal cual"

Qué sepas que me he reido con la aclaración final :)

Un beso, mujer de las frases... "tal cual"

MiLaGroS ha dit...

Que genial. El final me ha parecido divertido. No he podido por menos de reir. Besos gran poeta.

Phivos Nicolaides ha dit...

Hola amiga. Su blog es hermoso. Felicidades. He estado en Barcelona, 4 veces hasta ahora y me encanta! Saludos y abrazos de Chipre. Felipe. Si te gusta viajar por favor visite mi blog de viajes
HERE!
Your blog is beautiful. Congratulations. I have been to Barcelona 4 times up to now and I love it! If you like travelling please visit my traveling blog.
Regards and hugs from Cyprus. Felipe

Albert Lázaro-Tinaut ha dit...

Lo de los fórceps para extraer las ideas literarias, lo sabía (y tú, por supuesto, no los necesitas), pero de tu sadismo poético, querida Marian, no tenía ni idea. Y aun siendo tiernamente sádica consigues el milagro de la poesía. Me gustaría descubrir tu secreto, que es algo más que talento. ¡Enhorabuena! Me ha gustado.

Alicia María Abatilli ha dit...

y dejarlas ser.
Nada de querer saber de la perfección o de la inmaculada gramática.
Placer leerte. REgresaré, si me lo permites.
Alicia

Laura Gómez Recas ha dit...

:o)

He comenzado a sonreir con ganas al leer el título.
Y, durante el poema, la sonrisa ha ido haciéndose cada vez más generosa. Por lo que dices y por cómo lo dices.
No pequemos con esa obesidad mórbida. Pero... ¡es tan divertido y estimulante jugar con ellas, arrugarlas, estirarlas, desnudarlas, violarlas, besarlas, desdeñarlas... descuartizarlas... me encanta descuartizarlas! No sé, no sé... Creo que acabas de descubrir a la psicópata que habitaba en mí. O... a la diosa... Depende de cómo se mire...

Laura

Georgia ha dit...

No dejarás nunca de sorprenderme...

tienes la habilidad de darle la vuelta a la palabra hasta hacerla rodar por todas sus posibilidades, y siempre el resultado es un gran poema...

Un placer siempre...mi visita por ti

Amando Carabias María ha dit...

Razón llevas, razón llevas.
Estamos en una generación en que el sobrepeso abunda. Y mejor sería mandar a un gimnasio, a una piscina o al monte tanta frase cuyso michelines nos afean.
Tomo nota.
Petons.

Perfecto ha dit...

Los dos ultimos versos recuperan el lado lúdico de la poesia, aunque el poema no puede por menos de reflexionar sobre ese quehacer de posibilitar que las palabras se junten, se amen, y al final, produzcan sugestivos frutos, y no hilarentes contorsiones o mostruosos infantes.

Mi mas cordial enhorabuena por el poema.

Un abrazo, Mariam

Paloma Corrales ha dit...

El ingenio contra una de realidad excesivamente maquillada; brillante Marian.

Me encantó y me arrancaste una sonrisa.

Un beso.

Adrian Dorado ha dit...

Se mire por donde se mire es un acto de fisgonería voiyeurista por más que lo vio lento; y aunque lo haya visto rápido carece de toda rectitud introductoria y menos de objeto vocalizador por mucha vocal que se pene tre... ¡Habráse visto!

Me has hecho reir.

Besos

Jorge ha dit...

Cuando tratamos de adornarlas
con los mayores bordados,
con la mas cara,
innecearia organza,
para regocijo de los excesos,
cuando en verdad debieramos dejarlas
en toda la pectoral desnudez
de su nacar,
o su porcelana,
y conformarnos con saber
solo su temperatura cardiaca.

Un gran beso y un gran abrazo
y mi admiracion siempre incombustible

Jorge

Sarco Lange ha dit...

Yo, al contrario, veo a un rinoceronte absorto frente a una laguna.
Muicks!

Glòria Recarey ha dit...

...siempre en tus poemas se encuentra la irónica sonrisa. El grito del íntimo conocimiento.
Son tan nítidas tus metáforas, tan fuertes que conmueven el sentir.
Me encantas...
Besitos.

Bletisa ha dit...

Nunca comento tus cosas por pura incapacidad para hacerlo. Hoy tampoco Mariam, pero te dejo constancia de mi paso y de mi emoción por "asuntos" exclusivamente personales.

Un beso

José Antonio ha dit...

Ya me canso de decir que me ha gustado, o sea que no lo digo, bueno,sí, lo digo, me ha gustado mucho, repetitivo pero es así. Un lenguaje exquisito.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

"La tortura es una decisión."

Toma ya!!!