dijous, 5 de novembre de 2009

NUEVA ANTOLOGÍA. POESÍA DE MIEDO.

Ya está disponible la antología que recoge los textos galardonados en el IV certamen de Poesía de Miedo 2009, una nueva edición de Papeles del Trasmoz de la editorial Olifante, Ediciones de Poesía, cuya presentación se realizó el pasado 31 de octubre.

Los poetas galardonados en esta convocatoria han sido:

Primer Premio:
Manuel M. Forega.
Premio del Público:
José Javier Alfaro Calvo,
Miguel Ángel Marín Uriol,
Dolan Mor
Marian Raméntol.





Os dejo aquí mi poema:

ELLOS VEN LA PUPILA DESANGRARSE DONDE ACABA LA VOZ

Deletreo el reproche del sol en cada tapia
como si quisiera que sus vísceras leyesen en mis labios
el paso de mil dráculas con muñones de alquitrán,
alfileteando el pubis de las madres que caminan ciegas,
y acallan las miradas de los hijos sobre el pecho.

Por cada una de las venas navegables,
como un regalo, un holocausto se detiene en mi espalda,
con el beso ofrecido del abismo
amputándome los miembros, mordiéndome los ojos
antes de la hoguera, antes de que esa lengua huérfana
cale en el retrato de todos los pulmones macerados
en un charco de leche seca.

Las palabras pueden arder en silencio
mientras arañan la sangre que nos queda,
cuando el terror es un acto de fe, un insulto resistente,
una plegaria infinita en la boca de los niños.

Ellos ven la pupila desangrarse donde acaba la voz,
justo donde el pezón de la noche
espera a que se duerma el mar
para que los muertos crezcan
en el vientre de las casas,
y sean el nuevo sonido de las manos cuando se juntan
y juntas caven en tierra sonámbula
la última canción de cuna, inaplazable, que nos nombre.


EPITAFIO

Aquí se separan las sílabas del miedo.
En este último naufragio, se empieza a abrir el agua
y el dolor del barro se hace humano.





Para acceder a la editorial clica aquí

10 comentaris:

Laura Gómez Recas ha dit...

Impresionante.

Plagado de imágenes que nos hacen retroceder al recinto placentario, al alimento lácteo, y que rebosan de un lúgubre acento prosáico en todo su contenido.
Oscuridad sentida sobre el camino de la vida. Todo un alarde filosófico (así lo he sentido).

El epitafio: rotundidad poética. Con tu permiso, sacaré el hisopo y lo bendeciré...:o)

Besos y admiración, a raudales.
Laura

Amando Carabias María ha dit...

Baja el miedo arterias abajo, pero en tus versos se torna como una flor que envía su fragancia, que siempre será fragancia aunque sea en medio de la madrugada más oscura y viscosa.

RMC ha dit...

Hola Marian, enhorabuena por tu
premio en el certamen de la poesia de miedo, un placer pasar por tu casa.

Feliz semana
Un beso
RMC

Giovanni-Collazos ha dit...

¿Y este libro se presentará en Madrid? ¿Si se presenta en Madrid, vendrás?...

Felicitaciones!

Abrazos!

Gio.

Felipe Sérvulo ha dit...

Como siempre, con ritmo y belleza. Estoy deseando conocerte y darte alguno de mis libros.

Noray ha dit...

Bellísimo.

Te superas en cada poema, tanto que produce vértigo.

Todo el poema es un canto al paso de nosotros mismos por la vida, donde en muchas ocasiones tenemos que arder en demasiados holocaustos y arrojarnos por la espiral del abismo para, desgarrándonos cuerpo y alma, enfrentarnos al implacable silencio.

El cierre, a modo de epitafio, es magistral.

Mi enhorabuena por el premio.

Un fuerte abrazo

Emilio Ariza ha dit...

Las palabras pueden arder en silencio
mientras arañan la sangre que nos queda,
cuando el terror es un acto de fe.
Sin duda tu blog es un recinto sagrado del verso, un oasis para los ojos.
Besos y abrazos

David - Panda de Tolos ha dit...

Sííí!! síííí!! presentación en Madriiiid!!
Enhorabuena!! y como siempre, pronto vídeos ;)

Ana Clavero ha dit...

Muy merecido también este premio, Marian. Mi enhorabuena más sincera.

Un abrazo

Anònim ha dit...

Hermana, yo tengo el peor de los poemas de miedo.