dimarts, 13 d’octubre de 2009

UN VIOLIN MIRA CÓMO SE PEINAN LOS MANIQUÍES


Fuente de la imagen: imagenes.solostocks.com/z1_2514140/maniquies.jpg

El aire menstruado interrumpe mi ventana,
intenta teledirigir el lagrimal, el vientre
y el pulmón de las paredes que guardan
mis distintos cuerpos, mi colección de niebla
y mis fotografías en el agua.

Pero la tristeza es una enfermedad de crecimiento,
un francotirador expresionista de letras solas,
heridas y descoyuntadas,
una generación de nudos puntuales,
de cielos hundidos en las manos
que nos regalan costras de cuarzo
con las que adoquinar el corazón.

Un violín mira cómo se peinan los maniquíes
y comprende el desamparo de la sangre
la tremenda brevedad de un nombre
alrededor de los ojos murales, de las calles rápidas,
de la luz llovida a mordiscos,
y de esa niña
que se acaricia los pechos bajo las alas.

--------------------------------------------------

11 comentaris:

MiLaGroS ha dit...

Eres fantástica puñetera. ja, ja.
Me encanta. Que derroche de imaginación y de arte. un beso. Felicidades.

Amando Carabias María ha dit...

Me encanta una vez más la fuerza de tus imágenes y cómo ponen en juego los resortes de la imaginación del lector. Es como si uno se asomara a un paisaje sin límites.
Gracias.

Giovanni-Collazos ha dit...

Tus imágenes son grandiosas...

Un abrazote!

Gio.

Isabel Huete ha dit...

La tristeza no crece porque no tiene edad, simplemente es o no es, está o huye, la abrazamos o la desterramos.
Yo un día la tiré por el balcón y se la llevó arrastrando un camión que pasaba por allí. Creo que la mató.
Besos, mi niña guapa.

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

La tristeza, en efecto, es una enfermedad de crecimiento. Y ahoga.

Ventana indiscreta ha dit...

¡El aire menstruado! ¿Cómo debo entender eso? ¿Aire sangrante?

Tenemos algo en común en las entradas de hoy: los maniquíes y los violines.
Los míos proceden de un escaparate de la tienda de Stradivarius. Aún así, creo que el violín atiende más a un capricho de nombre que de Paganini.

Saludos.

roxana ha dit...

QUE BUENO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! la frase : ...Pero la tristeza es una enfermedad de crecimiento....,
me toco profundamente, porque siento que es la forma realmente de crecer, con el dolor y el aprendizaje y la introversión, y otras cosas mas!
Un beso

Noray ha dit...

Una vez más me dejas sin palabras...

prefiero escuchar los violines
y cegarme con tu grandiosa luz.

Un abrazo

Isolda ha dit...

Impresionante tu colección de niebla y las fotografías en el agua...
Besos isolados.

lobo rojo solitario ha dit...

GRAN COSA VER EL CIELO HUNDIDO ENTRE LAS MANOS
LOBOBESOS

adolfo payés ha dit...

Quiero compartir con tu blog un premio. Puedes pasar por el en esta dirección del blog...

http://aapayes.blogspot.com/

Un abrazo
Saludos fraternos