divendres, 7 d’agost de 2009

MI NOMBRE DOBLADO SOBRE LA CAMA



La nieve es un esfuerzo.
Luis Rosales

Así el viento es ahora mi tierra para morir,
la superficie donde detener la caída
de la soledad morena del aire,
el sonido que sabe que atardece anclado
y se agarra aún más a este sol
que anda siempre de rodillas
ante la oración de la carne,
embustera, desnudamente sola,
con el triste enlutado de los huesos
crujiendo sobre espumas y costumbres,
y eyacula agua helada sobre el abdomen,
con la vida reunida y la sangre a medio gas.

Así mi nombre doblado sobre la cama
me lame y me desmortaliza,
calienta el duelo de los colores,
y evita que me crezca demasiado el corazón.

Me quedo distinta en cada muerte,
en cada espacio de sal que le robo al horizonte
y en cada holocausto autografiado
que me regalan los besos de la palabra
cuando se viste a diario con mis ropas.

----------------------------------------------------------

18 comentaris:

Paloma ha dit...

Impresiona, Marian.

Te felicito por saber comunicar de este modo.

Saludos.

MiLaGroS ha dit...

Marian me escanta como escribes.
Cuanto más te leo mas grande veo tu nivel como escritora y como poeta con una imaginación desbordante, con una fuerza capaz demover montañas. Te felicito. Tengo mucho que aprender de tí. El trozo que mas me gusta es:

el sonido que sabe que atardece anclado
y se agarra aún más a este sol
que anda siempre de rodillas
ante la oración de la carne,

Un abrazo grande.

Bibiana Poveda ha dit...

Me quedo distinta en cada muerte,
en cada espacio de sal que le robo al horizonte
y en cada holocausto autografiado
que me regalan los besos de la palabra
cuando se viste a diario con mis ropas.

si,impresiona, porque podés dejar hilos recorriendo cada esquina de la infinita imaginación.
impresiona, sí, la intensidad de la imagen.
im-presiona, presiona, presiona.
grande, Marian, grande!

marisa ha dit...

Marian...¡qué decirte' siempre me quedo sin palabras, envuelta entre tus versos , con esa fuerza plática que casi se mastica.sabes que te admiro, que te leo y que te aprecio mucho, querida poeta

Anònim ha dit...

Dicha compañera es una gorila molestosa que sacude todo Monistrol.
Lamemos
nos pasamos la vida en eso.

Muicks!

lobo rojo solitario ha dit...

diría, se me ocurre, q a la mujer y a la palabra las prefiero desnudas y si flotan en el viento rumbo al horizonte donde las alcancen mis ojos... mejor, mucho mejor.
bello Marian muy bello
lobobeso

Pinocho ha dit...

Quitaté la ropa es incierta la postura, salvo que el insomnio, decida prescidir, de todo aire, que no enjuague la saliva de deseo.


Geniales letras Señora mía. Apasionas.

Jorge ha dit...

Me ocurre lo mismo que a Marisa:
me quedo sin palabras y sin saber para donde tirar.
Y, si trato de desmenuzarlos, de
aislar tus versos para el analisis desesperado, mas perdido me encuentro...
mas deliciosamente perdido, rectifico.

Un gran abrazo y el fulgor de mi
ensimismamiento
Jorge

thoti ha dit...

.. me pareció sencillamente magistral..
.. un beso, Marian..

Isabel Huete ha dit...

El corazón nunca crece demasiado si el amor habita en él.
Sólo los órganos enfermos crecen hasta reventar.
Besitos calurosos.

Otra vez a viajar al olvido... ha dit...

que lindo! te felicito...

Nómada planetario ha dit...

Hacen flotar en un mundo onírico estos versos.
Saludos aéreos.

La sonrisa de Hiperión ha dit...

"Así mi nombre doblado sobre la cama
me lame y me desmortaliza,"


Porque la cama son puertas estelares que nos llevan a nuestros mundos perdidos... Increible como siempre.

Saludos y un beso!

Elsa Tenca Mariani ha dit...

Marian:
Comparto totalmente el concepto de la "Introducción" de este BLOG.
Tu estilo y la riqueza del lenguaje me interesan mucho.
Soy lectora asidua de tu blog.
Felicitaiones!!
Afectos:
Elsa.

Emilio Ariza ha dit...

Así mi nombre doblado sobre la cama me lame y me desmortaliza

Guau guau bonito de cojones, la cama sin duda es un buen lugar para desmortalizarnos, aparte del sexo, claro, también están los sueños , dejemos las pesadillas para los poemas je je je , abrazotessssss

Pepe Gonce ha dit...

Precioso poema.

Saludos.

Giovanni-Collazos ha dit...

Yo no sé si hace falta un comentario más. Tu poesía desborda, Marian.

Casi no te dejo comentarios y me disculpo. No sé que decir casi siempre. Pero que sepas y ya sabes, que te leo cada vez que cuelgas un poema.

Abrazos.

Gio.

Walter Portilla ha dit...

Noches que llegan para irse tan pronto como aparecieron y dejarnos ese sabor a amor que no cuaja con lo que en realidad conocemos. Y claro que cada vez es diferente, evitando, de alguna forma, que el amor se convierta en amar.
Un beso querida Marian, luego de muchas lunas.