divendres, 19 de juny de 2009

MI PASEO EN BARCA POR EL CHARCO




Tu mamá duerme con un agujero en la memoria
Lorenzo Gomis



Los dientes desabrigados,
con el borrador atlético de mi nombre
en la mochila, y el mundo amoratado en el tapiz
poroso de la lengua,
bastarán como salvoconducto
para remar dentro del cuerpo, con la meta
puesta en el músculo que no escucha,
en la última canción
detonada en la pequeñísima boca del sonido.

El labio de un lunes
que chorrea aún en el estómago,
acompaña a mis ojos moribundos,
como dráculas,
por la vena de un infierno intermitente,
una quemadura de tercer grado en la arena engrasada
por el barniz pegajoso del silencio, por los restos
sulfúricos de amantes ácidos, un viaje al límite
de todos los colores, los que resuenan,
los que se esconden bajo el aire para dejarme volver,
y vuelvo,
poco a poco, de mi paseo en barca por el charco.

----------------------------------------------

11 comentaris:

Pepe Gonce ha dit...

Ta quedao mágico Marián.

Salu2

Poeta Carlos Gargallo ha dit...

Bello poema amiga mía un abrazo.

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Que el paseo en barca sea precisamente por el charco..., resulta una imagen que lo dice todo. Eso es redondo, amiga.
Muchos besos y mucha envidia por lo de este fin de semana.

Anònim ha dit...

Para algunos es bello, para mí es aterrador, es enfrentarme(te) al hecho punible de la pena más negra que el alma conoce, esa brisa amarga que corroe cual óxido los metales húmedos del esqueleto.
Pero es sano, sabes, muy sano, y muy valiente.
Igual odio al mar.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

He sentido lo mismo que escuchando a Corrupted. Creo que voy a saltar ahí dentro.
Muac!

Amando Carabias María ha dit...

La capacidad de introducirse en el propio interior depende directamente de nuestra valentía, y tú eres muy valiente.

MiLaGroS ha dit...

Eres increible. Un abrazo.milagros

Anònim ha dit...

Dios, leí el comentario del Gran Inquisidor y me dije quiénes serán los Corrupted, así que me fui de gira virtual y.....ay!, sólo eso: ay!!!!!

Bibiana Poveda ha dit...

me deja esa sensación de un adentro, pero tan profundo, y tan terrible. no es un charco, es un océano de imágenes de lo que casi nadie se atreve a ver. sólo los valientes, como ya te han dicho.
mi abrazo-te admirado, Lady, siempre aprendiendo de tus fondos y formas.

Isabel Huete ha dit...

¡Ay, los charcos! Cuántas veces nos sumergimos en ellos sin haber sido invitados... Y luego salimos ateridos de frío.
Precioso poema.
Besucones.

Georgia ha dit...

Excelente poema...no existe mejor manera de describir ese paseo, que cada quien hace en su propia barca y en cualquier charco


un abrazo cargado de afecto