dilluns, 8 de juny de 2009

EL MUNDO EN EL PASILLO


Fuente de la imagen: http://img92.imageshack.us/img92/6923/ojo1aoq3.jpg


Una bombilla ciega y algunos perros,
parroquianos de la negra leche del mundo,
y el mundo en el pasillo,
repartiendo sopa para abrir lentamente
esas pequeñas mandíbulas de roedor,
mordisquear porciones de silencio debajo de la noche,
y beberse el desabrigo que nace despacio.

Cuando la corriente nos ve, llora
y se muere abrazada al horizonte del tiempo.

Un seboso dolor de hombre se estira
a la altura del miedo, más allá del frío empezado,
se aprovecha de la invidencia de la piel, y cae a plomo
a este lado del vientre, donde los pecados se encuadernan
en ediciones de lujo, y el incendio amanece
como único atajo para acceder al cielo.

Animal y sangrante, me despido de la conciencia,
de la ley marcial de los besos, de los ojos
sentados a la puerta de los años, expectantes.
Y me dejo comer por los límites, el martillo,
y el bostezo de ese equilibrio
que siempre inventan otros.

-----------------------------------------

Poema publicado en el espacio dirigido por André Cruchaga, Arte Poética. Diciembre 2009.

16 comentaris:

Soledad Sánchez M. ha dit...

El pasillo nos come, o en él, observamos atónitos el paso de extraños animales.

Unos versos cautivadores e inquietantes.

Un beso.

Soledad.

Pepe Gonce ha dit...

Hrrmoso poema Marián.

Salu2

Emilio Ariza ha dit...

Y me dejo comer por los límites, el martillo,
y el bostezo de ese equilibrio
que siempre inventan otros.

Hemos llegado demasiado tarde je je je , solo espero que les siente mal nuestra carne.
Abrazosssss

Ricardo ha dit...

Gracias Marian por anunciar mi libro en La Náusea, he intentado dejar un comentario para agracedertelo y de paso agradecerle a los posibles lectores su interés, pero no he podido, así que te dejo mi mensaje en tu blog y de paso te comento tu poema que me ha encantado, me parece muy trabajado y muy fuerte, es una gran creación. Enhorabuena.

Ricardo

MiLaGroS ha dit...

Eres única, autémnntica y con un estilo muy personal. me encanta como escribes. Un abrazo. milagros

Isabel Huete ha dit...

Me empeño en pensar que somos dueños de nosotros mismos, pero a veces me entran dudas...
Besos, mi niña.

Ruth L. Acosta ha dit...

Hola Marian,

Vengo a agradecer tu visita, tu apoyo y tu solidaridad conmigo.

Gracias al apoyo de todos ustedes, fue posible que finalmente se enmendara el error de haber publicado uno de mis escritos, lo retiró de su blog, y con eso quedó subsanada dicha falta.

Gracias por tus comentarios, te dejo un beso desde mi México querido.

manolotel ha dit...

Hay un algo de aceptación, o, quizás claudicación en esas redes invisibles que en la noche aprietan y a veces ahogan. Esos límites que roemos pero sin querer salir del todo. Eso es lo que me sugiere la lectura de tu poema.

Un besote, amiga.

Emilio ha dit...

Interesante composición ('abrazada al horizonte del tiempo').
Precisa y preciosa estrofa final.

Un saludo.

Vicente ha dit...

Hola Mariam...al final me vas a poner rojo de la vergüenza por los comentarios que deja sen mi blog.
Decirte, por otro lado que vaya pedazo de poema y que éste, el tuyo personal, lo voy a añadir en el apartado de blog amigos.
En serio, final genial, fuerte y sencillo para un poema.
Por cierto, aquí te dejo la dirección de mi amigo Antonio Marín Albalate, gran amigo a su vez del maestro Serrat. Estoy seguro que nunca te arrepentirás de haber conocido a una persona con tatnta calidad poética y cualidad humana: amalbalate@yahoo.es
Un fuerte abrazo y seguimos en contacto....que precioso sería porder compartir algún día un recital...nosotros, poetas del Mediterráneo.

Bibiana Poveda ha dit...

"animal y sangrante", son dos excelentes palabras para definir parte de tu poesía. digo parte, porque también HUMANA, plena.palpar la ternura que subyace a cada verso es una cuestión de aprendizaje, al leerte. casi siempre tardo en dejar mi pobre palabra, que aporta sólo mi admiración, Marian.
abrazo-te y agradezco tu presencia.

Mamen* ha dit...

Mil veces te leo, mil veces disfruto mil.

Besos a montones.

Noray ha dit...

Creo que has conseguido la simbiosis perfecta entre la cruda realidad humana y la belleza poética. El cierre es simplemente perfecto y magistral (me ha encantado el "bostezo de ese equilibrio que siempre inventan otros")

Un abrazo

miguel angel lorenzo garcia ha dit...

Al leerte recordaba el pasillo de mi casa ,la de mi infancia. Todo un mundo. Recuerdo, en algunas tardes solitarias parecian que de las puertas que comunicaban a el salian brazos que querian aprisonarme. Por aquella larga alfombra que lo cubria, correteaba y paseaba con mi triciclo. En arriesgadas carreras, luchas con seres imaginarios y contemplacion por sus ventanas al reposo de una nueva aventura. Hoy descubri que ese pasillo, que tantas cosas imagine sobre el no es mas que el mismo pasillo de la vida ahora al ser mayor. Gracias Marian por llevarme un momento al recuerdo

JAVIER SOLIS VASQUEZ ha dit...

ME GUSTA TU ESTILO, MARIAN, PUES PUEDO DEVORAR HASTA EL PATIO DE MI ABSURDO DE HIELO, MI ESCUPITAJO DE COMETA, MI PÉTALO DE BARRO, EL POEMA QUE DEJA SU HOZ EN LOS ALFALFARES

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Hartos de tantas bombillas ciegas, nidos donde se cobijan nuestros perros.
Un pató!