divendres, 3 d’abril de 2009

LA MENTIRA DE UN AZUL IMPERMEABLE


Fuente de la imagen: http://flacoblog.files.wordpress.com/2009/03/arte_digital_juega_palabras.jpg

Mojar la lengua en el infracielo,
dejar que le duelan los ojos, empaparla en la mentira
de un azul impermeable, con su espuma triste
de pétalos autónomos, idos, y balancearnos lentos
para que dios siga pintándonos los dientes de creencias
y sueñe bajo tierra, aún sin labios.

Subir por una idea, mantenerla al filo de mi pelo
negro, negrísimo, mientras se descuelga la noche
por mis muslos y el liquen supura
por todos mis cajones amarillos,
en cada edad de las palabras asesinadas
a este lado del papel infatigable,
donde un par de hombros espían mis golpes,
mis botellas a la deriva
por los vasos sanguíneos de unos versos.

Y todo para acabar silbando
el movimiento muscular de cada letra caída,
la violencia del charco cuando el poema se quita la camisa,
la vergüenza de su cuerpo crudo, que manosea mi destino
con su sexo, y sodomiza cualquier huella de mi boca
dilatándose en el frío.

-------------------------------------------
Marzo 2009

16 comentaris:

hatoros ha dit...

COMO SIEMPRE ACOJONANTE Y ESE REGUSTO QUE TE APRISIONA EL ALMA.
MUCHAS GRACIAS,POETA

Luis Oroz ha dit...

Tu pulso poético, Marian, refuerza mi teoría del instinto, ese instinto que se mueve en tus versos como un pez un pez desnudo en el mar del poeta.
Buenísimo!
Besazos.

Luis Oroz.

MiLaGroS ha dit...

Marian. Tienes toda mi admiración. Me encanta como escribes. Las imágenes tan originales que utilizas y la fuerza . la pasión y el desgarro que trasmites. Te mando una flor desde el Moncayo y un beso. milagros

LA PALABRA INVISIBLE ha dit...

Que gran poema y que bien escribes, me encanta pasarme por aquí porque siempre me sorprendes, una lección detrás de otra.
Un abrazo.

MentesSueltas ha dit...

Tremendas letras, intimas, definitorias.

Me gusto leerte, mucho.

Te abrazo
MentesSueltas

Poeta Carlos Gargallo ha dit...

Forjadora de poemas impresionantes, sigue, te sigo, un honor poeta.

María Sánchez ha dit...

Versos que llevan por caminos de memoria, plagados de murmullos y certera conjunción.


Navegar entre poesía que me fascina.

Un abrazo Poeta.

María

María Sánchez ha dit...

Marian hay una campaña para donar dos poemas que se incluiran en un libro que editará Roger Riveiro- Ruedas del tiempo- en apoyo a niñas y niños infectados de VIH.

Espero te interese participar, la información la puedes encontrar en
el blog Curvas de la espiral, está la liga en mi blog-

Una disculpa por enviar este mensaje como comentario.

Gracias y un abrazo.

María

Elisa Berna Martínez ha dit...

El poeta a solas en el íntimo momento de enfrentarse a las letras. Un ritual hermoso y necesario, genial en tus palabras.

Un besico Marian!

Elisa Berna Martínez ha dit...

Por cierto Marian, sabes si Lucifernia ha cambiado de blog, o es que desapareció definitivamente??

Noray ha dit...

Lo he leído un montón de veces y cada vez lo encuentro más hermoso. Esto es lo que diferencia a una obra de arte con un poema mediocre. Es una belleza, decir algo más sería estropearlo. Lo seguiré disfrutando.

¡Sublime!


Un abrazo colmado de gratitud.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Cuando la noche se descuelga por tus muslos, mis manos rescatan el oxígeno del interior de la tarde, con una redecilla del pelo.

Muac!

Bibiana Poveda ha dit...

Nadie mejor que vos, para esta declaración de mentiras verdaderas. Si me permitís, voy a poner en la vía, la última estrofa,
que
duele
y es genial.
Un gran abrazo, Marian, pero grande!!!!

Emilio Ariza ha dit...

La mentira es un bálsamo y cuando el poema se quita la camisa muestra sus cicatrices para que encontremos en ellas algún signo de belleza,. Es un delito escribir así , Abrazos

Ana Muela Sopeña ha dit...

Qué bien escribes, Marian.

Un beso con cariño
Ana

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA ha dit...

Me encantan tu stítulos. A mí siempre me ha dado duro ponerle título a mis poemas... y es lo último que pongo... Sólo tengo uno sin él, porque creo que es su identidad y su vuelo al mundo

Un abrazo y desde este Medellín, un saludo