dilluns, 2 de març de 2009

DELIRIOS CALCINADOS EN CAJONES DE MANTEQUILLA



Yo solía decir que no hay nada peor
que una anorexia en los ojos.

Pero han pasado muchos escalofríos desde entonces,
hay dráculas de papel
que siguen incendiando el cuello a la inocencia,
aunque lo más terrible llega
cuando nos ponemos el Blues en la solapa
y entramos en un bar a por una copa de sangre,
entonces se congrega en la palma de la mano
una secuencia de gritos que acribillan la garganta
de todas las Piedades
y descubrimos estupefactos
que no somos más que números
sin haber aprendido nunca a contar.

Desde que estropeé la sintaxis
de este pobre escritorio de rencores
guardo delirios calcinados
en cajones de mantequilla.
Me llaman loca
porque paseo en barquitos de mentira
por lagunas amarillentas
repletas de fantasmas sin capucha,
y ya no sé cuántas ausencias
forran mi cuerpo de altavoces mudos,
por qué bebo álamos y vomito primaveras,
como un demonio con una fuerte indigestión.

He olvidado el mástil en estas aguas de maniquíes
que se atan al cinto sables disfrazados de semáforos,
y descuartizan margaritas
apostadas en un paredón improvisado
para confundirnos.

Yo diría que lo consiguen,
porque cuando vuelvo a casa,
caen sillones desde un infierno que
no sé desde qué minuto exacto
nos mira desde arriba.

--------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario Pretendo que una guerrilla de poemas ataque de improviso el ático de dios, galardonado con el primer premio en el III certamen de poesía internacional, Villa de Ingenio 2008 del archipiélago canario.

13 comentaris:

Paco Bailac ha dit...

"vomitar primaveras" ha llegado a mi como un suspio alegre de un alma perdida en el olvido.
El destino quiere y quiere, que te encuentre en el ciberespacio donde me muevo esperando el momento de partir. Un saludo

pacobailacoach.blogspot.com

roxana ha dit...

FUERTE, MUY FUERTE, PERO REALMENTE EXCELENTE.! mE ENCANTÓ
bUENA SEMANA A LAS PERSONAS, NO A LOS MANIQUIES!

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Esquixito. No hay nada como estropear, con decisión, la sintaxis, como dices.
Saludos.

JUAN JES ha dit...

Pólvora pura!

marisa ha dit...

¿Qué decirte Marian que tú no sepas? Dominio de la imagen onírica, tlúrica, vibrante y trasgresora. un beso poeta.

Antonio Castellón ha dit...

Hola, Marian.
No soy nadie para hacer esto. Mi único mérito es no sufrir de esa anorexia en los ojos. Y, bueno, se da la circunstancia de que el ático de dios está en el mismo edificio donde vivo, pero esto no es ningún mérito, sólo una circunstancia, como digo; había un piso vacío para alquilar y lo cogí.
El caso es que me he atrevido a pensar en ti, y hay una cosita que brilla en mi cuaderno que lleva escrito tu nombre.
Si lo quieres, allí está esperándote.

Un abrazo.

MiLaGroS ha dit...

Me ha gustado mucho. Me parece un poema lleno de fuerza. Un abrazo. milagros

Noray ha dit...

Simplemente exquisito, rezuma belleza.

Un abrazo

Sarco Lange ha dit...

Dulce violeta, en ese barco estupefacto de una u otra forma todos navegamos, con tequilas sangrientos que nos emborrachan la piel con rimas de otros mundos.

Salud para usted, Primavera.
Que viva tu poesía.

hatoros ha dit...

HERMOSISIMO Y EXTRAORDINARIO.
GRACIAS POR ESCRIBIR

Emilio Ariza ha dit...

Pero han pasado muchos escalofríos desde entonces, pedazo poema , no recuerdo cuando empecé a sospechar que nos miente la vida, que más da, a veces el mundo se hace odiar con razones o sin ellas , Abrazotes

estherpino ha dit...

Hay que tener una buena dosis de locura para mantenerse a flote, en este turbulento mar en que nos toca navegar.
Yo sigo teniendo un hambre voraz en los ojos y ando por ahí buscando el alma de todos los fantasmas con los que me cruzo.
Tu poema me ha impresionado.
Un saludo.

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) ha dit...

disfracemonos de nuestro esqueleto y golpeemos con nuestras tibias los tambores de la desesperacion...de la nada...que diferencia hay, en tener que ir medio amargado a currar, a despertar sin horario y leerte...mil abrazos...