dimecres, 11 de març de 2009

COMO QUIEN LANZA SU VIDA A LA RULETA RUSA



A Pedro Ojeda Escudero

Los músculos de la noche lamen mi frente suelta,
chupan los tejados, sorben la cintura viva del viento,
el sueño de los rifles que son árboles de un paisaje
aprisionado, ciego de esa mirada
capaz de detener la edad del día.

Con su pelo grasiento de neones
tapona mis agujeros,
sella el paréntesis de mis ojos,
la disculpa de las nubes en mis labios,
quilómetros de bocas
que susurran ensayos apresurados de última hora
como quien lanza su vida a la ruleta rusa,
y el vómito azul en el fondo del silencio.

La luz conduce a toda pastilla un par de iniciales
por la arquitectura del poema, su capital, su provincia,
todos los dedos alzados en una obra maestra,
con las dimensiones justas para la palma de la mano.

Y a pesar de sabernos en cada espacio,
en el blanco obsoleto de la madrugada,
morimos abrazados
a esa fisonomía de tacto duro,
espalda atada al frío y zapatos solos:
el rostro del anonimato.

---------------------------------------------------
Marzo 2009. Este poema nació tras la lectura de un artículo de Pedro Ojeda Escudero en su blog La Acequia, “Todos los teatros tienen secretos” de cuyo texto he extraído lo que ahora son versos en cursiva. A él le dedico este poema, ya que también le pertenece.

Poema incluido en la selección publicada en Alkaid, revista multimedia, nº 9. Octubre 2010.



Publicado en el nº 7 de la revista 3D3 Revista de creación, del colectivo cultural Myrtos Gramma Al manar. Junio 2012.

14 comentaris:

Manuel ha dit...

Me da la sensación al leer el poema de ir a toda velocidad, llena de sensaciones fugaces y al final... todo conocemos el final...

hatoros ha dit...

COMO SIEMPRE HERMOSO

Georgia ha dit...

Un gran homenaje
maravilloso poema

un abrazo

roxana ha dit...

muy sentido y bello! Besito

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Me siento muy emocionado. Cuánto me alegra que mi texto haya dado lugar a este magnífico poema tuyo. Muchas gracias y mil besos.

Noray ha dit...

"el sueño de los rifles que son árboles de un paisaje
aprisionado, ciego de esa mirada
capaz de detener la edad del día"
¡Bellísimo!

Un abrazo

Bibiana Poveda ha dit...

y sale el tiro del revólver de marian. certero, imponente, doloroso, mortal para quienes podemos ir "viendo" cada verso.
abrazo, poeta!

Sarco Lange ha dit...

Vamos todos hacia allá, tomados de los pescuezos y arrebolados en la suma idiotez del desamparo, porque los hermanos nos reconocemos en cada gota, en cada aullido de lana en la simbiosis cauta del quererse, porque nos queremos, nos necesitamos todos, pese a los temores. Pese al desamor.
Todos nos amamos.

Muicks!

Emilio Ariza ha dit...

He estado ausente unos días, la suerte es que te tengo en casa ( tus poemas, quiero decir je je je) . Como siempre es un pedazo de placer leerte . Abrazotes

estherpino ha dit...

Torrente de palabras que se deslizan a velocidad de vértigo.
Soledad que se hace más acuciante en la inmensa frialdad de la noche.
Muy bueno.
Un abrazo.

Jorge Martin ha dit...

hola, soy Jorge pasate por mi blog tengo algo para tí. Nos leemos

roxana ha dit...

María, me gusta visitarte y no tienes que agradecerlo, aunque las tomo de corazon, me gusta pasar por aca, hay mucho sentir y fuerza!!!
Un beso grande

Vicente ha dit...

Delicioso de princio a fin...felicidades.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Es cierto, coronela de cien mil hadas, pero sigue valiendo la pena, resbalar juntos por el tobogán, aunque luego nos abracemos "a esa fisonomía de tacto duro", casi me atrevo a pensar que ya no me importa.
Muac!

P.S.: "El rostro del anonimato" me parece un precio muy barato, por el impagable placer de bajar el tobogán contigo.