dilluns, 19 de gener de 2009

TORCERÉ EL CUELLO A LA CERTIDUMBRE DEL MAPA QUE VIVE EN LOS ADIOSES


Fuente de la imagen: http://www.sanantoniosinrequena.com

Una pena me mira desde lejos,
disfrazada del horizonte ideal para muertos de colores,
esos que dedican cada día a los geranios media sonrisa de cera.

Desde el corazón desahuciado de una tachadura
los siglos adolescentes miran mis pechos, mil años
de eternidad pecosa y un vertedero de guitarras,
donde el aire se desmaya ataviado de música
y perfuma antes del definitivo silencio, mi guillotina.

Torceré el cuello a la certidumbre del mapa que vive en los adioses,
la autarquía del miedo con toda la miseria en los genitales
y las vocales domesticadas,
consuelos eléctricos, luz abandonada por los caza recompensas
de amores arrugados en ingles perezosas.

Una pena me mira y sé que todo será sin mí,
horizontes que regresan a mis excesos
como una novia envuelta en celofán,
haciendo malabarismos con las despedidas,
los olvidos y la escritura pequeña
nacida en la mañana a punto de romperse.

Herida por el liquen de los labios,
por los nombres de los meses, todo será, sin mí.

18 comentaris:

roxana ha dit...

Marian: Un gusto tenerte en mi blog! Te pisdo cuando tengas tiempo ingreses y abras el link del discurso de la preadolescente canadense que es una maravilla. me gustaría poder enviarselos a todos por el blog , pero es un tiempo que no tengo, pero aprovecho esta entrada para invitarte a que lo escuches, dura 6 minutos y realmente vale la pena!!! Un beso y seguimos conectadas.
Roxana

Georgia ha dit...

nostálgicamente hermoso :(

un abrazo envuelto en celofán

thoti ha dit...

.. utilizas imágenes muy ricas, Marian.. me sorprende la cantidad y variedad de ellas..
.. por lo demás hay ciertas cosas que mejor que sean sin nosotros.. aunque padezcamos tortículis de tanto torcerles el cuello..
.. bss desde mis colinas..

Paula Malugani ha dit...

Siempre luces nuevas, querida Marian, siempre combinaciones sorprendentes. Me gusta leerte.

Fermín Gámez ha dit...

Precioso poema. Y el verso que dice: haciendo malabarismos con las despedidas, me ha cautivado especialmente.

Isabel Huete ha dit...

¡Quién pudiera dominar su vida! Todo aparece y desaparece sin contar apenas con nosotras, y cuando cuenta nos perdemos en incógnitas.
Quizá todo sea un sueño del que no queremos despertar.
Besotes.

Estrada ha dit...

Excelente poema

Las imagenes son geniales y un final estupendo.

Un placer leerte

Un abrazo

marisa ha dit...

Marian siempre me dejas pegada a tus palabras...las saboreo, las siento en mis entrañas. Esa fuerza de las imágenes que vas encadenando casi con furia.Genial, como siempre. Un abrazo, poeta

Antífona ha dit...

La virtud de un buen titulo, no es un tema menor, y sobre todo cuando el poema está a su altura lírica. Felicitaciones.

Antonio Castellón ha dit...

Sí, Marian, todo será sin ti, pero quizá tú también puedas ser sin todo, sin todo eso a lo que se dice adiós.
Me gustó mucho tu poema. Me gustó, y no sé ahora decirte más, excepto que lo sentí muy dentro.
El mapa que vive en los adioses es cierto, pero creo que podemos dibujar un mapa nuevo, uno que esté lleno de holas.

Un saludo.

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Todo o nada será sin mí. No hay caminos intermedios. Qué hermoso y cierto verso el que titula el poema

Luisa Arellano ha dit...

Hay certidumbres obscenas, porque siempre están despelotadas y se nos echan al cuello a la primera de cambio. Es cierto, todo será sin mí, pero paso de destapes: yo seré sin nada.

Mira lo que me haces decir jejejeje un besazo mi lady.

Walter Portilla ha dit...

Marian, los adioses no manejan bien sus mapas, siempre se les pierden, te lo cuento para que en la espectativa los atolondres . Están llenos, los adioses, de fugaces roces que se meten por lo ojos. No hay uno final, me parece que no existe. Tú podrás decirme que no, pero en la palabra escrita y en el verso te encuentras día a día con lo que desapareció y no es un desencuentro pues has dejado huella y ves que existe, está rodeado de letras verdes, grises, rosadas a veces.
Donde el aire se desmaya a silenciarte con la guillotina, cae una pluma y, sin darte cuenta, perfuma otra vez tu vida.
Mis abrazos, llenos de cariño y de albricias que te cantan por tu nuevo libro. Recibí la invitación, sueño alguna vez estar en una de ellas.

JUAN JES ha dit...

Torrencial

Magah ha dit...

Marian:

Otro poema "brutal".
Para mi, otro cara de la sensualidad.

Me gusta mucho tu manera de decir.

Cariños y gracias por pasarte por mi blog.

Angel Rivero ha dit...

...horizontes que regresan a mis excesos... o mis excesos que regresan a su horizonte, total siempre se arriesga el cuello...
Saluditos
AR

Sarco Lange ha dit...

Ayer, mientras todos estaban pendientes del truco de Obama yo lo estaba de vuestra entrevista y entre cada cosa que me pasa en estos días fue un alivio escucharlos y dejarme caer a los putos sótanos mientras Cesc tocaba la armónica y tú leías y le dabas curso a la matanza, a la que nos viene a buscar solamente por una cuestión de azar y oblícuos sin sentidos. Juro por el dios jabalí que era pura magia ese ferrocarril que emanaba de la boca del Gran Chamán y de ti pronunciando cada sílaba como si fuese un delicioso suicidio radial.
Los días están hechos de accidentes y puertas que se abren.

Abrazos a los dos.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

omo ya te dije, absolutamente nada puede ser ya sin ti.