divendres, 16 de gener de 2009

CADA UNO MIRA EN EL INTERIOR DE LAS IGLESIAS CON LOS OJOS QUE TIENE



Llueven embarcaciones en el límite del labio,
gotean farolas, braguetas dóciles,
se escoran océanos que no recuerdan sus puertos,
rincones que se abrigan en la entrepierna del miedo,
para que los perros autografíen los moretones de sus putas
cuando intentan cobrar el alquiler del mundo a las oraciones.

La eyaculación de cada gota
abofetea las letras del abecedario,
las que fueron obedientes
llenándose el vientre de arena, inteligencia
y el nombre exacto de las cosas, y las que posaron
sin ropa interior bajo la falda, orinando barbitúricos
en los escotes de todas las beatas.

El orgasmo de escayola es cada vez más habitual,
¿Cómo creéis que se masturban los ángeles?
con los cientos de manos, narices, caras benditas, pechos de cal,
diablos guerrilleros, calaveras con pezuñas, obuses humanísimos
y otros artilugios alzados hacia el cielo.

Y que nadie me diga que esto es ser irracional
que no lleva a ninguna parte, o que es tan solo
un alarde de surrealismo en pelotas, por favor!

Cada uno mira en el interior de las iglesias
con los ojos que tiene y los confesionarios están llenos
de genuflexiones salivares, hombres inacabados
y guerras milagreras y milagrosas que parecen expertas
en lavar la sangre, el humo
y los nombres de todos los misiles.

17 comentaris:

Emilio Ariza ha dit...

Las iglesias son lugares fríos, nunca me han gustado, creo que, solo podemos encontrar flacidez mental y espiritual. Como escribes pecadora je je je , Besos

marisa ha dit...

Me gusta ese final, demoledor, inmisericorde con los fanatismos y las mentiras que encierran las sotanas y los púlpitos, incapaces de afrontar la miseria del mundo y reconocer sus culpas.Un aplauso poético. Abrazos

Isabel Huete ha dit...

Es curioso, abomino de la Iglesia como poder temporal (?), por su hipocresía y su sectarismo, pero me gustan sus edificios: hay algunos muy bellos, y el silencio cuando no hay curas de por medio. Mi mirada es puramente artística porque mis ojos no pueden ver otra cosa.
Un besazo.

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) ha dit...

vaya fuerza Marian...este poema me ha puesto de mala leche...tienes ese don...brutal Marian...un fuerte abrazo y sigamos con la lucha...

Elisa Berna Martínez ha dit...

Qué fácil excusarse en el nombre de un dios, o de una religión, y es cierto que a los ojos de cada cual,dios o religión tienen distinto significado, aún dentro de la creencia. Me ha encantado Marian, es duro como los misiles, y sobre todo, acusador.

Un abrazo fuerte!

JUAN JES ha dit...

En verdad, en verdad os digo, que todo el oro del mundo está en el Vaticano y que por sus obras los conocereis.

Liberto Brau ha dit...

Algunas iglesias cristianes (las vacías) todavía me atraen, incluso evocan pensamientos y sensaciones como las que describes...

Desde hace un tiempo me cuelo en mezquitas siempre que puedo, disfrazado con chilaba por supuesto, a experimentar nuevos sentimientos, no sé qué otras espiritualidades todavía...

Recuerdo también los santuarios budistas en los que incluso dormí protegido de los huracanes... Los shinto en Japón (en realidad cualquier lugar esencialmente natural)

Tantos lugares espirituales... para mirar desde dentro, hacia dentro...

Feliz año te deseo, Mariam... que poses de vez en cuando tus ojos en cualquier AMANECE PÚRPURA que encuentres en tu camino poético... Inch'Allah...

Walter Portilla ha dit...

Si los ángeles existen y nosotros nos creemos santos, deben ser los diablos los que gozan lo que nosotros dejamos (o no vemos! que es peor que hacerse el loco).
Mi abrazo Marian, de diablo.

Sarco Lange ha dit...

de ese fin de semana creo que he nacido, de las higueras que dan higos podridos, de los autobuses que atropellan a sus pasajeros, de la mujer que se tapa con frazadas para evitar mi lúgubre mirada, de los cientos de pétalos que en vez de ser naturaleza se convierten en antinaturales.
De ese poema me visto hace mucho tiempo.
De los cientos de blogs que no dicen nada!!!!!!!
Arrastro un carro pesado cargado de rostros que culpan al carromero.
Los chilenos si fuesen putos cobrarían muy barato.
Los chilenos creen que la luna alumbra de puro celo al sol.
por eso que tu poema no me pilla confesado, por eso que tu verso me hace sangran y me divierte la hemorragia.
Habito-rincón-miedo-piano-habito-drácula-hermanos-duermo-me muerdo-la mejilla.
No es sólo lo que tú sabes, es todo, la caverna, las noches, la tensión, el pánico, la madrugada, las deudas, las pistolas, la nada abierta de piernas hediondas y anti-higénicas.
Gio buscaba trabajo
yo busco
un milímetro de paz.

De Roberto
ya rima
con MUERTO

La sonrisa de Hiperión ha dit...

"Cada uno mira en el interior de las iglesias
con los ojos que tiene y los confesionarios están llenos
de genuflexiones salivares"

Muchas veces las religiones tienen que ver con las barbaries... demasiadas veces... demasiadas contraposiciones.
Saludos!

María Sánchez ha dit...

Quienes viven de la religión se han encargado de someter a los pueblos predicando contra la pobreza y demás, con los bolsillos llenos de lo mismo que le quitan a los jodidos.

Buen poema .

Un abrazo

María

Giovanni-Collazos ha dit...

Es descomunal... impresionante. Sin palabras.

Un abrazo.

Gio.

Magah ha dit...

Marian, podré resultar redundante, pero cada vez que te leo me sale el mismo adjetivo: BRUTAL, en todos los sentidos.

BRUTAL!!

Abrazo.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Tus ojos siempre han iluminado la oscuridad de los templos.
Un beso ... detrás de otro.

roxana ha dit...

Descubrirte me gustó!!!! Aqui te seguiré!
Si quieres puede visitarme en mujeresdescosidas.blogspot.com
un beso
Roxana

Estrada ha dit...

Grande...

Que final!!!

Un placer leerte.

Un abrazo

Luisa Arellano ha dit...

Pues no había caido en que los ángeles se masturban con todo eso... ummm yo creo que los ángeles, los querubines, los serafines y los mismos dioses ´deben hacerlo, pues de lo contrario no se explica que nos tengan tan descuidados.

Eres tremenda, niña!!

Besosss