dimecres, 10 de desembre de 2008

¿LA POESÍA ES UN RETRATO?

Ángeles Fernández Gómez, me plantea una pregunta interesante, que no puedo contestarle en un simple comentario:

“¿En poesía, aunque en abstracción, uno se está retratando o se mete en otras pieles?
Es algo que me gustaría comentar con otros poetas. Mi opinión es la de que en el género "poesía" se habla más en 1ª persona, digamos que hay más autobiografía (o mejor dicho, autosentimientos). No así en la narrativa, donde es más habitual lo de salirse de la propia piel y ser otro personaje. De todas formas, yo tengo muchos poemas en los que me he metido en otras pieles y he intentado sentir por y a través de ellos. Me gustaría saber qué opináis (y concretamente tú) sobre esto”

Ambas cosas, la poesía puede situarse en los dos escenarios y salir victoriosa. Yo creo que eso depende del universo poético de cada autor. Yo parto de la base de que el lenguaje poético utiliza, entre otras herramientas, el poder de la sugerencia, y que cada autor tiene sus propios códigos, elementos, personajes, monstruos, bestiario y jardín botánico (por decir sólo unos cuantos sub-universos), que se conjugan, juegan y se dan la mano para crear escenarios únicos. Por ejemplo, Salinas, cuando habla de la niebla, no se está refiriendo a la niebla si no a su perro, la genialidad radica en cómo utiliza el elemento niebla, en cómo lo conjuga para que tanto el lector que conoce ese código concreto como el que no lo conoce, pueda vivir su propia aventura dentro del poema. ¿Hablamos de una rosa cada vez que la nombramos? En mi caso, al menos, no. Mis rosas no son flores, son otra cosa (que no pienso desvelar porque sería demasiado fácil, jejeje), así mismo, mis suicidios, mi abordaje por las arterias, el dolor ante lo humano, los cielos enfermos, y ese dios en permanente bancarrota, forman parte de mi universo poético, pero hablan por sí solos, no siempre están hablando de mi, solo lo hacen a través de mi, que es diferente. ¿El poeta puede ser un mero observador? Claro que sí, y en muchas ocasiones lo es, lo que no podemos evitar es que esa visión quede alterada por la pupila del poeta, evidentemente, cada mirada es diferente, y cada realidad también, puesto que con tan solo mirarla la estamos ya modificando, por lo tanto creo que no podemos aislarnos por completo de aquello que “vomitamos”, cosa que no implica que la poesía sea forzosamente autobiográfica.

¿La Narrativa y la poesía son lenguajes diferentes? Cuando me planteaba esa pregunta hace algún tiempo, la respuesta era, sin vacilar, que sí, que efectivamente la narrativa es otra disciplina, con objetivos y códigos de estructura muy diferenciados, pero… hoy en día ya no me atrevo a aseverar tal cosa. He tenido en mis manos relatos que no solo “narravan” una historia con todos los elementos propios de la narrativa, si no que además se sumergían por completo en un lirismo excepcional, creando atmósferas dignas del mejor de los poemas, y que incluso a veces ni tan solo importaba lo que nos estaban contando, si no la manera en que lo estaban haciendo, así que… ahora nos tocaría entrar en el eterno debate de la prosa poética, poesía en prosa, etc, y después de haber hablado mucho sobre el tema, la verdad es que actualmente, ya no creo en todos esos esquemas “definidos”, “estructurados”, y “etiquetados” que durante mucho tiempo me sirvieron de pilares para “auto-definirme”, y más bien creo que todo es todo y nada es nada, dependiendo de la intención que queramos darle.

Bueno, el tema queda abierto, como todo en esta vida... ¿no os parece? y ahora, me sumerjo de nuevo, en ese universo, en esa "mi-realidad-que-no-es-tan-solo-mía"

EL HUMO DE SUS BOCAS CRUDAS

Todos los hombres son monumentos de mi ruina.
Leopoldo María Panero.


Madre e hijo
se lamen los ojos para ver mejor
la sangre
con la que juegan a matar los sueños.

El humo de sus bocas crudas
es un sudario, eco de helio
susurrando terrorismos de luz,
gravedades en los ojos
que son sábana y alimento
de un par de corazones de musgo.

Madre e hijo en un abrazo de arcilla,
su humanidad abierta
sobre un beso de granito, cultivado,
insomne, quieto.

Madre e hijo en dos mitades,
los huesos blancos de las estatuas,
casi vírgenes,
cada día en su estrenada eternidad,
son cadáveres de la mañana
que le dan la bienvenida.

21 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

"Nada es nada" sabes bien que estoy de acuerdo.
Hace apenas un año, hblabas bien distinto, jajaja.
Muac!

Sarco Lange ha dit...

Lady Unicornios, iba la prosa de la mano con el verso por una avenida sobre las nubes y de pronto ven pasar miles de puntos seguidos en una cama novelada. La prosa y el verso dijeron que en la fiesta de todos los símbolos se iban a reservar el derecho de admisión, pero luego se dieron cuenta que los infiernos siempre serán hermanos. Y de ahí en más, todo fue una lluvia de exorcismos.

Georgia ha dit...

Este poema atrapa de principio a fin, me quedeo con la imágen de la madre y el hijo lamiendose los ojos...DEMASIADO

Me tenía extrañada tu ausencia

un abrazo

Annabel M. Z. ha dit...

Escribir poesía para mi es filtrar la realidad, o lo que creo realidad, por mi lenguaje que intenta en cierto modo subvertir el lenguaje heredado. Y no siempre es autobiográfico, sin embargo mucha gente piensa que el poeta siempre habla de sí mismo cuando utiliza la primera persona.
Bueno, me gustó leerte.
Un saludo.

Bismark Estrada ha dit...

Sobre la poesía...

A mi en lo personal prefiero escribir de cosas que no hablen de mi, pero a veces es imposible no dejar que salga algo nuestro al escribir...

Creo que en la narrativa puede haber tonos poeticos tambien... Y ambos me parecen pueden ser manejados con una similitud pero respetando su forma por supuesto.

Un poema excelente Marian...

Un gran ejemplo de que a veces muchas cosas pueden ser poesía...

Un placer leerte

Mi abrazo

Bismark

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Bueno, buenoooo..., la que he liado...
Sí, yo sé bien que, al menos en mi caso, no siempre lo que digo son sentimientos en primera persona, si bien es cierto, que uno "vomita" de forma diferente al lenguaje convencional muchos de los propios sentimientos o vivencias.
Yo pienso que, podríamos decir que las sensaciones sí pertenecen al poeta, pero como observador en muchas ocasiones y no solo de sí mismo. Lo que no es tan cierto es que se trate en muchos casos de vivencias propias.
Sin embargo, me gustaba saber las opiniones de otros poetas, precisamente por lo que apinta ANNABEL M.Z., y es que, es cierto que la gente siempre piensa que el poeta habla de sí mismo siempre o casi siempre.
Yo creo que es muy, pero que muy posible que uno escriba un poema de nostalgia sin estar involucrado en ningún proceso de nostalgia en ese momento, o de amor, o desamor... Pero..., o engañamos muy bien, o es que en muchos casos no nos pillan...
Bueno,gracias a Marian por dar rienda suelta a mi pregunta y gracias a todos los demás por dar vuestras opiniones al respecto.
Y seguro que hay más comentarios que me encantará leer.
Un abrazo
Ángeles Fernangómez

Walter Portilla ha dit...

Marian, concuerdo contigo en gran parte. La poesía no puede ser sólo autobiográfica, pero sí en su mayoría. Particularmente, me nutro y escribo sobre mi propia vida utilizando la abstracción y me meto en la piel de los objetos con la intención de tomar como mías sus cualidades, se me hace imprescindible ser tan humano como darles vida a los objetos, a las plantas y a los animales. Utilizar sus dotes, subliminalmente más específicas y concretas.
Al final, se transforma en lo que dices Marian, hablan a través de uno.
Claro que también es cierto que hago lo mismo reviviendo experiencias ajenas; éstas me motivan, y me suelto al borrador o a lo que haya a la mano (que no siempre es una hoja de papel). La lírica es mi sustento. Quizá sea más fácil definir algo narrativamente, sin embargo, también es mucho más extenso. Definitivamente, sí creo que son distintas formas de expresarse pero tienen mucho en común, sin tenerlo todo.
Abrazos Marian, muchos.

Giovanni-Collazos ha dit...

La poesia es todo lo que cada uno quiera que sea... y entre ellas un retrato, si.
Un compañero poeta de blogs y foros me ha dicho que soy un poeta paisajista, entonces supongo que tambien soy paisajista conmigo mismo, en este caso seria retratista. Pero no solo conmigo, gusta escribir otras realidades, miro a mi alrededor tanto como mi interior y el interior de los demas.
Entonces, respondiendo concretamente a tu pregunta, pienso que si, la poesia tambien es un retrato, entre otras cosas.

Por cierto, me ha encantado el poema.

Abrazos.

Gio.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Ayer nos lamíamos los ojos para matar los sueños de la sangre
y en la encrucijada del miedo
el humo de granito
tocaba las fosas nasales de un dios
maldito.

Susurrando luz,
aspirando musgo,
comiendo animales crudos
que aún vírgenes
masturbaban las nubes
como cadáveres de la mañana.

Y en el pálido verano
casi extinto,
éramos lánguidamente felices.


Un petó!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Sí, cómo cambian las cosas cuando se abre la mente sin limite... verdad?

Petonarros!
M

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Jajaja mi Duende, en efecto, así es exactamente como sucedió, yo lo ví, con tus ojos, yo lo ví.

Mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Georgia, por estar y por estar tan atenta, he estado muy liadilla con temas de salud estos días atrás, pero todo va bien. Gracias.

Besos

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Sí Annabel, gracias por dejar tu opinión, estos debates siempre son muy sanotes.

Un abrazo y encantada de tenerte aquí.

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Sí Bismark, muchas gracias por participar y dejarnos tu opinión, la que ha liado Angeles, eso le pasa por ser tan curiosa, je.

Un abrazo
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Bueno Angeles, pues aquí nos tienes a todos dándole al tarro, ya ves... jejejeje, es que no podía contestarte con un mero comentario!
Esto se merecía algo más.

Mil besos, guapa.
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Así es Walter, me encanta que os hayais involucrado en la pregunta planteada por Angeles, muchas gracias por dejar aquí tu visión de los hechos.

Mil abrazos.
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Gio, y sí, es exactamente eso, la poesía es todo lo que uno quiere que sea, yo no habría podido decirlo mejor.

Un super abrazo

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Me encanta cuando de un poema nacen poemas, hay respuestas para enmarcar!

Petons! tots!

M.

Carmen ha dit...

Uyyyyy.... Yo lo tengo claro. En mi caso, pero es sólo mi caso, la poesía habla de mí en primerísima persona... aunque eso incluya todo el Universo personal que me preocupa o me afecta... Somos muchas cosas pero la poesía debe estar contaminada por la propia mirada...
Interesante cuestión...
Interesantísimo blog... Tengo poco tiempo pero intentaré venir mucho más...

Besos muchos,

Carmen

Luisa Arellano ha dit...

Demasiadas cosas por hacer, han hecho que me quede atrás en cuestiones en las que me apetece mucho comentar, como era esta. Esta semana he preparado una especie de ensayo para el Taller donde participo y copio lo que allí dije y añado que en ningún momento ponerse en lugar de otros (el yo poético) para escribir cuando lo haces en primera persona, supone un engaño. Es simplemente una forma más de creación y no es nada fácil, no. Tengo un poema al respecto que dejaré pronto en mi blog.

Siento llegar tarde y alargarme. Esto escribí.

"Mi voz es casi siempre en primera persona aunque eso no signifique que lo que estoy diciendo en el poema sea siempre algo personal. En el que os he copiado arriba lo es al cien por cien, como en los poemas de tipo social que hago, lógicamente también es mi forma de ver la cosas, otras veces son situaciones que veo a mi alrededor y que reflejo aunque no sea esa la forma en que yo actuaría en la vida. Soy muy tímida en estas cuestiones, pero he aprendido a separar el yo poético de mi yo (aunque a veces sean mis vivencias) me gusta escribir en primera persona porque así encuentro que los poemas tienen más fuerza que si lo haces desde cualquier otro punto.

Tampoco me preocupa excesivamente la conclusión que el lector saque luego del poema, ni que las sensaciones que le transmita sean exactamente las que me motivaron a mí para escribirlo. Sé que una vez que el poema sale de las manos del poeta toma vida propia y el lector lo adapta a sus propias vivencias o experiencias, con lo cual la única misión que debe cumplir es la de transmitir sentimientos, sensaciones o emociones. He tenido la experiencia de que me han comentado un poema alguna vez en un sentido en el que para nada era lo que yo había querido expresar y cuando lo he leído desde las premisas de quien me lo comentaba, me he encontrado con la agradable sorpresa de que efectivamente, aquello también estaba allí. El poema puede tener tantos significados como lectores tenga y esa versatilidad de las palabras escritas es una de las cosas que más me gustan de la poesía y quizás sea la causa por la que me he volcado más hacia ella, ya que la narrativa es mucho más concreta"

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Carmen y Luisa, gracias por participar, espero que Angeles regrese pronto y recoja todos vuestros comentarios, que me parecen fabulosos.

Un besazo a ambas.

Marian