divendres, 14 de novembre de 2008

UN ABISMO DE PALABRAS OLVIDADAS Y POCO MÁS



De la cartera de mi ojo derecho
saqué una lágrima inmóvil.
F. Javier Irazoki



Una harmónica y poco más que un gris ácido
columpiando pentagramas, caballos ciegos
que siguen con sus cascos el réquiem de las hojas,
la humedad de los árboles, el rencor inconfesable de la luz,
la astilla de agua clavada en el cerebro del paisaje,
y el aliento debutando en la tristeza.

Maizales de tez oscura, asesinados,
la locura de las estaciones y algún que otro mapa
de nieblas desordenadas,
es lo único que queda en mi estuche de metal
para auscultar el mentón de un mundo morfinómano
que no nos da más que limosna
y algunos blancos enfermos de lentitudes y piedad,
el dolor planchado y limpio, oliendo a costumbre,
infancias sin sepultura,
juntas en montoncitos de piernas y cabezas,
como las horas estropeadas en el polvo de un reloj.

Un enjambre de palabras olvidadas
preside el bautizo de las pesadillas,
un par de nubes absueltas a la derecha,
y a la izquierda, el enterrador
sacando brillo al bostezo de la carne.

16 comentaris:

Sarco Lange ha dit...

Lady Luces / que apareces en la sombra / que al leer este poema / me dan ganas / de ir a incendiar/ los cementerios/.

Esa divina negrura que me encanta, que me vuelve loco.

Un beso, Marian.

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Mariam. Para mi, tu poesía tiene la virtud de envolverme en un clima de dulcísima angustia, notar como el corazón se me estremece y se contrae. Eso se llama mover emociones. Y sin una marea -y hasta sunami- de emociones, no se da el arte. Este poema en concreto, me ha producido ese revoltijo interno del que hablo, luego el arte, está logrado.
Besos, linda.
Ángeles Fernangómez

Elisa ha dit...

Un poema desesperanzador, no cabe la luz por sus rendijas, Marian. Caigo en el lado oscuro también poeta, el arrabal del mundo, la noche infinita de los débiles. Me ha encantado, de verdad.

Ana Muela Sopeña ha dit...

Con un estilo propio este poema llega profundamente, con emociones intensas. Al mismo tiempo, trabajas el lenguaje de un modo excepcional.

Un beso
Ana

Giovanni-Collazos ha dit...

Es un laberinto oscuro de claridad, que inyecta vida. Eso es tu poesía.

Un beso.

Gio.

Liberto Brau ha dit...

Enhorabuena por tu premio, aunque sólo sé de ti desde hace unos minutos que te encontré de casualidad, vagamundeando. Te encontré por feliz azar… A veces el Destino me regala joyas como ésta… Excelente escritura, y no menos sugestivos los contenidos… Ojalá tengas curiosidad por mi blog que recién comencé hace una semana a publicar una novela por capítulos, “Amanece púrpura”; una novela en proceso, de la que ya he editado el primer capítulo y una parte del segundo. Iré escribiendo los siguientes siempre que haya lectores “suficientes” y “paguen” por su lectura con el impuesto revolucionario de sus comentarios… Bueno, hasta otra, en tu casa o la mía… Un saludo cómplice. Volveré.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Qué final "... sacando brillo al bostezo de la carne ..." magnífico!
Tu sombra me cobija.

Paula Malugani ha dit...

Hola Marian, hermosas luces las que te escriben. Haces fosforecer la página. Volveré a leerte.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

La divina negrura que compartimos desde hace ya tanto, Duende, que a lo tonto a lo tonto han caído ya muchas noches y muchos soles.

Mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mi querida Angeles, tu compañía es un regalo, muchas gracias por seguir mis pasitos y sobre todo por tu amistad.

Besazos.

MArian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Elisa, la luz la ponen los lectores cuando deciden quedarse entre las rendijas del poema, vosotros sois su voz definitiva.

Mil gracias por estar aquí.

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Muchas gracias Ana, siempre es un placer tenerte aquí.

Besos.
MArian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Gio!! es curioso que me digas que inyecto vida... en esos tonos gris-negro que se me escapan siempre de los dedos...

Un beso
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Bienvenido Liberto! gracias por haber dedicido quedarte en mi casa, que desde ahora es también la tuya, ya pasé por Amanece Púrpura, y tambien me quedé a desayunar...

Un abrazo

MArian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gràcies bitxet, sense tú res no tindria sentit.

Muicks!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Bienvenida Paula, espero que te encuentres cómoda en mi pequeña habitación y que regreses, muchas gracias por tu compañía.

Un abrazo
Marian