dilluns, 6 d’octubre de 2008

VIVO EN LOS ESPACIOS DE CARNE ABIERTA



Te llevo años de autoridad en las costillas
y eso me da palabras de ventaja,
como prótesis para la orfandad de las hojas
que nunca recibieron
la transfusión sanguínea del halcón.

Yo soy el árbol nervioso
de apéndices mustios en los paralelos de la lógica
cuando se habla del éxodo de los labios,
de la mutilación de esa consonante
que diferencia el final de las cosas y su exilio.

Mis manos están vencidas,
reposan descarnadas, ausentes.
La cuenca de mis pechos es el límite de la fuga
cuando revientan las paredes,
una receta de noche interminable en tu bolsillo,
una hoguera de agua no muy limpia
tan real como aquello que olvidamos.

Vivo en los espacios de carne abierta,
con los huesos que comparten
la prerrogativa de la humillación.

Mi sangre fracturada autografía
el crujido del dolor en una suerte de
mecanografía muerta de tu silueta,
y muto a mi antojo el sexo de la tráquea
cuando grita travestida de lluvia.

Es muy rápido el desprecio,
así que ten cuidado, porque
el silencio abraza el derrumbe de los huesos
tan apasionadamente como mira la calle
el ruido nítido de la nieve.

8 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Tus manos no conocerán jamás la derrota.
Un beso!

Sarco Lange ha dit...

Que no se agoten tus manos, que tu trazo sea eterno y siempre majestuoso, que tu línea ósea sea un horizonte por donde los barcos malditos naveguen tranquilos y traumados. Que no se agoten tus manos, Marian, que no se agoten, que no muera el verbo con el que le das palomas a las migajas, que tus manos azoten tiernamente ambas caras del espejo.
Que no se agoten.

Besos.

oscar alberdi ha dit...

hola
he leido tu poema, me ha encantado, me ha dejado un regusto toda la tarde.
luego, en un moemnto de reposo, me ha dado por escribir, con lo que me has inspirado pero en las antipodas. otra sensacion, otro poema del que me he apropiado de ciertas palabras y de ciertas ideas.

te dejo aqui el pobre resultado

El nacimiento de mi nueva consciencia
coincidió con el paso de una estrella fugaz
por el cielo de una mañana soleada,

al escuchar a mi verdugo silbar una canción
mientras ultimaba los detalles para mi inminente ejecución,

que acabe por aprender y así comenzamos a silbarla juntos
consiguiendo que nuestros respectivos ecos
compartieran libres los muros del patio y las galerías,
dando de si a los barrotes y haciendo nudos con las llaves.

A partir de entonces me convertí en un árbol rabioso
de cuyas ramas monos nerviosos
se descuelgan para caminar sobre dos patas
e iniciar el éxodo evolutivo que les lleve a doblar sus costillas
adorando a becerros de oro y a crucificar al Mesías.

Un árbol cuyas hojas perennes necesitan trasfusiones
de sangre de las infructuosas aves migratorias.

Un árbol cuyo fruto exhibe especuladora en su boca una serpiente
tan larga como la codicia que me encerró en esta cárcel
en la que la redención significa tener de nuevo un arma en la mano.

Un árbol que creció de la zarza ardiendo
y que muestra orgulloso los tatuajes que cubren totalmente como una corteza
su cuerpo prisionero incapaz de desintegrarse como la pastilla de jabón
para escapar de si mismo por el desagüe convertido en espuma.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Y si un día la conocieran sé que me querrás igual, je.

gracias por tu fe inquebrantable en mis posibilidades.

Petons!
sempre teva, Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mi querido Duende, mis arcones de combustible estan llenos, y vivo con dos Chamanes que se encargan a diario de darme la dosis exacta de confianza para seguir navegando pieles y universos.

Un beso, Chaman de alas rotas.

Lady en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Ningún resultado es pobre Oscar, lo único que hace falta es creer en él, cuidarlo y mimarlo hasta que el propio poema se independice. Para mi es un honor ser fuente de inspiración, gracias infinitas por tus pinceles de colores, gracias por tu presencia y por tu compañía.

Bienvenido Oscar, bienvenido.

Marian

oscar alberdi ha dit...

marian, un honor que hayas colgado ese comentario hecho poema.
bienvenido me he sentido leyendo tu espacio que llenas de otros grandes-referencias amigos. lo que nos hace grandes es de quien nos rodeamos en el viaje.
te he incluido en un link de mi blog para que otros que me visiten, viajen por tu pagina como lo he hecho yo.
http://poemasdeunasesino.blogspot.com

tambien particpo de temas musicales- rediofonicos- y de beat nicks recordando las sesiones del village en los 50 y 60

http://elclubdelossentidosradio.blogspot.com/

http://www.haceria.com/principal.asp?0=1&1=387798

un abrazo y gracias

http://jokingonzalez.blogspot.com/

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias siempre a ti Oscar, por querer descubrirme y por decidir quedarte.

Gracias por dejarme ser compañera de viaje.

Un abrazo
Marian