diumenge, 14 de setembre de 2008

EL CANSANCIO HA CONFESADO LA NECESIDAD DE NO AHOGARSE



El hombre que dices que eres, pasa hambre
en los pocos minutos que lían los lunes al domingo,
en el diminuto matiz que media
entre el amarillo de dos fotografías.

Allí sacas el pecho por el hijo imaginado
y él entra por el trasero de tus grietas,
como una venganza de azules hervidos
esperando desnucarte.

Dame la mano hacia arriba
que el cansancio ha confesado
la necesidad de no ahogarse.


--------------------------------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos, galardonado con el primer premio en el VIII certamen de poesía Leonor de Córdoba. Edita Asociación Cultural Andrómina.

4 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Hoy que es lunes puedo oler esas ligaduras ...
Un petó!!!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

El lunes siguiente será diferente y las ligaduras serán de yerba...

Muicks!

Sarco Lange ha dit...

¿Le pides que te de la mano hacia arriba para descolgarlo, a él o al hijo imaginado?.

Saludos y que el lunes siguiente sea de yerba y anticuarios.
Besos

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

A los dos mi querido Duende, porque no existe la dualidad, el unanismo del cansancio lo aborta absolutamente todo.

Mil besos en Fa.