dilluns, 15 de setembre de 2008

EL ANGEL DE BARRAL




El grito ensancha el mundo
en una antigua película de espionaje,
y rueda por cualquier paseo marítimo,
equilibrista sobre parasoles de cristal,
chorreando luces de colores sobre una colonia
de bayetas de carne, ojos eléctricos
y estómagos contrabandistas dispuestos en batería.

Hoy, el ángel de Barral,
que aún sigue horriblemente colgado de su alma
en la cornisa,
acuchilla el aire y prepara mis vendajes uno a uno,
para verme sobre el bordillo,
tendida bajo las madrugadas
poniendo orden sobre la sangre
y el pasto de esta noche invasora,
entre mi coraje ametrallado
y un viejo molinillo de franela.


--------------------------------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos, galardonado con el primer premio en el VIII certamen de poesía Leonor de Córdoba. Edita Asociación Cultural Andrómina.

2 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Veig àngels amb abrics cars, sotjant vianants a prop els seus cementiris. Veig catifes de plomes blanques, amb les quals els nens volen rasants. Veig ànimes ofertes a tall de teràpia, llibretes de notes, biografies d'un quart d'hora.

Sobrevuelo las cabecitas a la hora del recreo, y persigo un par de pesadillas siniestras, ahora que los ángeles han ido a desayunar.

Tu agencia de viajes ofrece excitantes aventuras condensadas en los versos.
Hoy me siento Indiana Jones.

Gracias por el viaje.

Muac!!!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mi Indiana particular! qué suerte la mía, en mi agencia de viajes sólo hay billetes de ida.

Todos mis besos
Marian