dimarts, 5 d’agost de 2008

MIS PIES NO SON DE CRISTAL, PRIMAVERA.



Ningún lugar es nuestro
aunque yazcamos como si fuéramos algo definitivo,
pertenecemos a una sangría de colores
a un sabotaje,
a una revolución demasiado extraña,
al nuevo infierno
que enflaquece la aorta de los años.

Delincuentes de lo común sin más arte que la tormenta,
almacenamos horizontes de banda ancha
que se deshacen con sólo tocarlos,
pirateamos anémonas, la luz del domingo,
los besos largos y el mar.

Mis catedrales de azúcar
siguen predicando los silencios que te peinan
aquellos que nunca se atreverían a saltarse
el riguroso régimen de visitas,
y en habitaciones baratas
con la lengua enmoquetada
y la estufa tosiendo sus pulmones,
pregonan un amor de miseria bendecida.

Mis pies no son de cristal, primavera,
pero no puedo quejarme,
mis libros lloran por debajo de las ingles,
se emborrachan de noche y azufre,
me prestan paisajes de latón,
negros lagos, alacranes como flores,
y lagunas heridas de sexo y desafíos.

No te me vayas a asustar, primavera,
que todo cuanto digo es tontería hecha de esparto
con muchas cruces en la frente abierta
y una sola cuneta donde dormir los sueños.
--------------------------------------------------------------------------
Poema perteneciente al poemario No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos, galardonado con el primer premio en el VIII certamen de poesía Leonor de Córdoba. Edita Asociación Cultural Andrómina.

4 comentaris:

Sarco Lange ha dit...

Qué exquisitez volver a leerte, Primavera.
No nos dejes a rabiar entre los cauces nauseabundos de los basurales, eres urgente aquí y entre todos los sauces. No es solamente un blog; es un alma única.
Mil besos

Roberto Farona ha dit...

Sólo había leído de ti Tengo un área de servicio bajo mi vientre, Marian, y ahora leo más textos en tu blog, ... tus poemas son cristales poliédricos proyectando fogonazos de luz - Roberto Farona desde BCN
rfarona70@hotmail.com

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Qué haría yo sin tí, mi duende de alas rotas... si mi voz tiene un sentido es porque ojos como los tuyos decidieron un buen días quedarse en ella.

Mil besos en Fa.

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mil gracias Roberto por tus amables palabras, un placer darte la bienvenida a mi pequeño espacio.

Saludos poliédricos.
Seguimos en contacto.

Un abrazo
Marian