dijous, 18 de juny de 2015

MI INFINITO FINAL

Pintura de Donato Marot


MI INFINITO FINAL

Túmbate en mis ojos
aparta la sangre de colores
que chorrea a diario por la tráquea de la tarde
salta  de una edad a  otra
y acaríciame con ese lenguaje atonal
que presencia el linchamiento de mis besos
y  atropella mi urgencia detenida
entre paréntesis y tiempo roto.

Como albañil en esta ciudad encorvada
que llevo en la cintura,
con sus muros tentaculares desbravados, ácidos ,
 y con todas las nubes en la garganta,
haces de la voz,  entierro seco, y de la luz,
gatillo perfumado.

Eres ya mi incalculable futuro,
pero yo quiero que seas
mi infinito final.


Marian Raméntol