dimecres, 29 d’octubre de 2014

TUMBAS PARA FLORES PINTADAS



TUMBAS PARA FLORES PINTADAS

Si pudiera volvería a destruir tu lunar,
esa peca de agua sobre el pecho.

Pero no puedo convertirme
en ladrón de marionetas,
aunque en el gueto de mis ojos
haya tumbas para las flores pintadas,
una casa de muñecos con parches en las sienes,
y un montón de mariposas
con los colores reventados
mordiendo la inocencia que nos queda.

Al océano le bastó con una sola declaración
como veneno afilado, y fuiste liquen hereje,
rompecabezas irresoluble en mi garganta,
orquesta violenta de humedades
que me mueren lentamente,
y me dejan escrita sobre un azul inaceptable.

----------------------------------------------------------------

Marian Raméntol. Poema de la serie "Madre"

3 comentaris:

PMPilar ha dit...

*nada le queda a aquel océano en la magnitud mortal. absolutamente NADA
a este, arrancarse pulsos de dolor*


abrazo

Elsa ha dit...

"Mordiendo la inocencia que queda", las palabras anudan mi respiración...

Cariños

CREADORAS ha dit...

Si pudiera volvería a destruir tu lunar,
esa peca de agua sobre el pecho.MARAVILLOSO...

Saludos,

Teresa Iturriaga Osa