dijous, 13 d’agost de 2009

HE CONSEGUIDO TRAGAR TODO EL AIRE DEL CIELO SIN INDIGESTARME



Por mi parte,
vengo apenas por dos horas
para hacer millones de minutos,
a preguntar cuáles son las zonas en off de nuestras almas,
el lado B de cada corazón.

¿con cuántas vidas salimos a la calle por la mañana?

Desde que llevaba trenzas en los párpados
y las pecas jugaban a las canicas entre la boca y mi nariz
he coseguido tragar todo el aire del cielo sin indigestarme.

Mentirnos en la piel nos hace daño,
pero carecen de importancia los moretones
que pierden su volumen
en un mundo donde la emoción se envía por fax
y los besos requieren acuse de recibo.

Las cajas registradoras de la mente
se olvidan siempre de devolver el cambio,
y sigue sin importarnos el estruendo de la bancarrota.

Por eso deberíamos dejarnos hechizar
por los soberbios traumas de los poetas,
porque sólo sus hijos saben pedirse la mano, sin perderla.



Marian Raméntol
-----------------------------------------------------------------------
Poema perteneciente a la antología Versos Diversos, publicada por Ediciones Atenas en el 2007. Incluye poemas de los miembros conformantes en aquel momento del grupo poético LAIE, María Sánchez (Aigua María), Ángel F. Felix, Carlos Serra, Ester Ortoneda, Gloria Recarey, Ignacio Bellido, José María Pinilla, Julia Olivera, Juliana Mediavilla, Luisa Arellano, Maria del Carmen Acosta, Mariona Beítez Padilla, Marián Raméntol, Marthaluz Lopera, Rafael Zambrano y Ricardo Desola.

La edición actualmente está agotada y los últimos ejemplares están disponibles en la librería Canuda de Barcelona (calle Canuda, nº 6)

15 comentaris:

Poeta sin Historia ha dit...

...solamente los Poetas saben, pero Tú Mi Lady...nos lo haces respirar contigo.
Besos.

glòria

Mamen* ha dit...

Todo el aire del cielo...

Te tragaste un ángel sin darte cuenta querida poeta.
Aquí estoy, ya con cara casi de invierno a disfrutar tus letras impresionantes.

Mi besos y mil abrazos.

katerin ha dit...

ya sabes que tu poesía es estupenda....besito...

Poeta Carlos Gargallo ha dit...

Bien querida amiga, me ha encantado, felicidades. Mil besos

Anònim ha dit...

Deleitado en el fragor de un poema que sé tiene exactamente 36,5 grados de temperatura.
Sabe, además, a uva.
(Créelo, tengo en la frente incrustada la orina de mi ocio.
¿Con cuántas vidas?. Creo que dos. Es una respuesta muy de abril.
Lady Marian. Soberana.
SL/RC

lobo rojo solitario ha dit...

como siempre Marian me dejas sin palabras. bello y sustancioso. te mando un lobobeso sin acuse de recibo

Amando Carabias María ha dit...

Sí, hechícemonos con los soberbios traumas de los poetas, con esas preocupaciones y esos dolores que abarcan los latidos del planeta.

Juanra López ha dit...

acuse de recibo para besar...verdad completa.
besos volados Querida Marian

Luisa Arellano ha dit...

Tus versos son avalanchas en las que es un placer dejarse atrapar.

Ya te lo conocía, pero en cada lectura sabe a nuevo y desprende más y más fragancias.

Un beso muy grande, reina.

Isolda ha dit...

Me ha gustado mucho tu reflexión a modo de versos. Preciosos, Marian.
Besos enormes mediterráneos.

Bibiana Poveda ha dit...

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
el aire y los versos, con la mano en la boca de la verdad.
excelente, Marian.
abrazo.

Intro ha dit...

Hermoso
hermoso.

me gusta:
"en un mundo donde la emoción se envía por fax"


Ultimamente he visto poetas enviar sus emociones por blogs, plasmarlas en este espacio que brinda algo de libertad, para que las emociones vuelen y lleguen en palabras...

Saludos.

La Rodriguez ha dit...

Gràcies, maca... es que llegint aquest allaüd de veritats tan ben parides pels teus versos, veig que som unes quants amb el cor escanyat fora d'horari d'atenció al públic.
Aquest agost, viatjant només en somnis i més lletraferida que de costum, començo a aprendre a vibrar amb la poesia. Gràcies

Una altra còmplice

Angel Valles C. ha dit...

Vaya... la poesía en esta mañana viste de lujo mis ojos. Gracias Marian

Emilio Ariza ha dit...

Soberbios traumas de los poetas je je je . Yo soy un hechizado más por tu poesía Marian, abrazosss