dijous, 9 de juliol de 2009

UNA PROFUNDÍSIMA RAJA EN EL DELTA DEL AIRE





Quisiera alejarme de esta emergencia
donde mis manos entubadas reniegan
de su maternidad,
partos que detonan el vidrio de la lluvia
mientras se coagulan los años,
junto con todas las palabras
que juegan al escondite debajo de la lengua.

Una profundísima raja en el delta del aire
y un horizonte muerto de sed, desastrosamente virgen.
Triste diagnóstico
para un futuro experto en desnucar
las horas que me nacen de los dedos.

Quiero dormir en la lucidez del invierno
que llevo pegado al paladar, en el coma de mi orgullo,
en la mediterránea luz que sostiene mi nombre,
abrazada a los murciélagos, al sonido
de las moscas bajo el pecho, al dolor del aguarrás
sobre la tela, a las sílabas del monte,
y a todo cuanto quepa bajo el antifaz de un beso.
---------------------------------------------

14 comentaris:

JR ha dit...

Que lindo como escribes, cuanta metáfora.

Un saludo afectuoso.

Isabel Huete ha dit...

La maternidad... Un misterio que nunca he querido descubrir aunque se me abrieron las puertas alguna que otra vez. No quise, ni pude, traspasarlas.
Besos, cariñazo.

Bibiana Poveda ha dit...

Quiero dormir en la lucidez del invierno
que llevo pegado al paladar, en el coma de mi orgullo

partos.dedos.rajas.maternidad.símbolo.antifaz.
no me hagás esto, Marian, yo tomo tus poemas como algo personal, ¿me entendés? no me hagás esto, mujer.
¿desde qué punto del dolor se puede decir lo inexpresable? sos de las pocas que podés.
carajo! (permitime una interjección, ya que no doy pá más)
y otro abrazo, sí, Señora.

Jorge Martin ha dit...

desgaradoras descrpciones las tuyas. una poesia llena de sentimiento..nos leemos

Luisa Arellano ha dit...

Qué lindo pasear tus versos, Marian, aunque como estos sean tristes. Qué se cumplan esos deseos de tranquilidad.

¿Sabes qué casi hemos coincidido al elegir la imagen de la Venus de Lespugue? casi casi jejeje.

Besazos princesa.

MiLaGroS ha dit...

Mariam. Eres una pasada. Me dejas impresionada con tu maravillosa, original y conmovedora forma de escribir. Un gran abrazo. milagros

Emilio Ariza ha dit...

en la mediterránea luz que sostiene mi nombre,
abrazada a los murciélagos, al sonido
de las moscas bajo el pecho, al dolor del aguarrás
sobre la tela, a las sílabas del monte,
y a todo cuanto quepa bajo en antifaz de un beso.

Cojonudo Marian, abrazos y dulces sueños

manolotel ha dit...

Esa tranquilidad puede llegar pronto, imagino, con las vacaciones y el cambio de ambientes, olores, sabores...

Siempre me impresiona esa manera de conjugar e intercambiar nombres y adjetivos con cuya original conjunción consigues que las palabras tomen otro significado y otra sonoridad.

Enhorabuena por el poema y
Un beso.

Carlos Serra Ramos ha dit...

No puedo hacer tuyo en primera persona este poema. Cuando desbordas optimismo y aprecias tanto los valores de la vida, cuando paseas sus sendas con paso firme y siempre segura de ti misma.

"Una profundísima raja en el delta del aire
y un horizonte muerto de sed, desastrosamente virgen.
Triste diagnóstico
para un futuro experto en desnucar
las horas que me nacen de los dedos."

No, demasiado doloroso para la Marian que yo conozco.

Mi beso siempre, querida amiga.

Carlos

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Últimamente todos mis horizontes mueren de sed.

Mónica Angelino ha dit...

abrazada a los murciélagos, al sonido
de las moscas bajo el pecho, al dolor del aguarrás
sobre la tela, a las sílabas del monte,

!miercoles!! y jueves y viernes!!
Qué manera de decir la tuya!

Miguel Angel Lorenzo Garcia ha dit...

Quisiera no salir del letargo invernal. Ahi tengo la vida que quiero pues el sueño es mio. Cuando despierto todo pertenece a la vida y no siempre me da lo que deseo.
Gracias marian precioso como siempre
un beso
Miguel Angel

Andrés Glez. Déniz ha dit...

En el último verso hay una errata. Creo que debe decir "el antifaz de un verso". Aparece la preposición "en" y debe estar el artículo "el".

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Me parece el escenario de una guerra, un campo de batalla recién abandonado, atroz y bello en el desastre. Una pasada.

Muac!