divendres, 23 de gener de 2009

EN LOS LÍMITES DE LA PÁGINA EL CALOR SE HACE LIQUEN ENTRE MIS MUSLOS.


Fuente de la fotografía: http://www.golucho.com

Con la oreja pegada a la rejilla de ventilación oigo
a los ángeles fuera de esta celda,
y me compadezco de los minutos
que faltan para mi muerte.

Ha llegado la hora
de que los grilletes apresen la ceguera del alma.

Veo lo que quiero ver, nadie es ciego
cuando lame por casualidad la sangre
abrazada a las sobras de la vida
y se convierte en música
si los otros lenguajes fallan,
vemos las cuerdas del pentagrama, mentimos,
y todos los nombres se caen.

En los límites de la página, el calor se hace liquen
entre mis muslos, que suplican un poco de semen
para matar el hambre de las manos,
hartar al dios que llora en el infierno,
y ensuciarnos las encías con el sexo de los charcos,
a contraluz todo es más cruel.

21 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Curioso esto del liquen, yo estoy trabajando en un poemario sobre él.

P.S.: Oye, oye ... ¿lo dices en serio esto de que tus muslos suplican semen?
¿ein?

Sarco Lange ha dit...

Los nombres se caen y se caen los barcos en el espacio aéreo de un océano mustio y cavernícola.
Si tan sólo tuviésemos un poco más de alma para dejarnos abusar por las palomas todo sería tan distinto.
Mientras tanto
es hora
de incendiar
nuestros excrementos

para santificarnos
con ese humo

para limpiarnos

Antonio Castellón ha dit...

Me sigues asustando, Marian...

¿No hay manera de salir de esa celda?
Si todo es más cruel a contraluz, lo mejor será cambiar de postura, para mirar desde otro ángulo. Creo yo.

Un saludo, a favor de la luz.

MarianGardi ha dit...

Esta poesia la entendi y son geniles esos versos que dicen:
"Veo lo que quiero ver, nadie es ciego cuando lame por casualidad la sangre
abrazada a las sobras de la vida
y se convierte en música
si los otros lenguajes fallan,
vemos las cuerdas del pentagrama, mentimos,
y todos los nombres se caen".

Yo diria mas bien veo lo que puedo ver, la conciencia va por grados, no es que se quiera o no se quiera ver, es que se pueda. Eso creo yo, al menos!
Protagonista la muerte siempre visible en tu poesia.
Geniales versos que dicen:
"En los límites de la página, el calor se hace liquen
entre mis muslos, que suplican un poco de semen
para matar el hambre de las manos,
hartar al dios que llora en el infierno,
y ensuciarnos las encías con el sexo de los charcos,
a contraluz todo es más cruel".
Algunas como estas merecen leer un libro entero tuyo, de veras, versos sublimes, de una calidad de imagenes extraordinaria.
Bravo Marian Ramentol!!

Pancho1947 ha dit...

Me recuerda.......Mis Noches de Vino Tinto, en una Barcelona en Blanco y Negro.
Creía que el neorealismo...había muerto y tan solo murieron...Los Creadores.

Francesc.

Georgia ha dit...

Intenso y desgarrado, de esos poemas que se leen con las entrañas...

p.d. sobrarán aqui donantes ;)

mi abrazo para ti querida

marisa ha dit...

Fuerte, como siempre... desgarro, grito y autenticidad. Besos, poeta

Magah ha dit...

La ceguera del alma!!
No caer en ella por favor!!

Cariños

Sarco Lange ha dit...

Toda la razón, Lady Contraluz, ya llega a ser penoso escuchar al mariachi sorbiéndose la rabia desgraciada que le toca vivir.
El alma a RC lo tiene preso estando ella presa y gozando de la libertad más falsa entre los 4 barrotes de su cuerpo preso.
La bestia RC se tomó un café en la madrugada y en el fondo de la taza habían tres zorros con manos humanas en sus hocicos.
Dios te bendiga

JUAN JES ha dit...

De nuevo, estruendo de una ola que estalla en la rompiente

Sarco Lange ha dit...

Esta mañana le pasé a mi padre el Comiendo Pelos para que lo leyera.

Fermín Gámez ha dit...

¡Cuánta belleza en los límites de la página! Tienes también unos títulos que ahondan bellamente en las imágenes.

Walter Portilla ha dit...

Desde la piel del sufrido es difícil rescatarse sin pensamientos negros, se sopesa lo bueno y lo malo y siempre gana el discernimiento, no siempre el más justo, tampoco el suceso que continúa y que descalabra todo sentimiento.
Cómo conseguir tus libros Marian?, vía courier (depósito previo, por supuesto!)? Mil abrazos.

Xoconoxtle Cósmico ha dit...

Y todos los nombres se caen. Siempre. Todos. Diablos.

Adán ha dit...

Desgarrador desde el principio al final...excelente poema, Marian, felicidades.

estoy seguro de que no te importará que te invite a ti y a todos tus lectores a visitar mi Diario y comentar lo que deseen.

Un saludo,
Adán.

santiago ha dit...

a contra luz todo es más cruel.
Un placer leerte

La sonrisa de Hiperión ha dit...

"En los límites de la página, el calor se hace liquen
entre mis muslos, que suplican un poco de semen"

Esa es la que llaman, la voz de la maternidad?
Saludos!

Antífona ha dit...

EN LOS LIMITES DE LA PAGINA, EN ESTE POEMA PASAN COSAS INQUIETANTES, LOS LIQUENES REGENERAN Y LOS MJUSICALES SE PONEN TENTADORES. UN ABRAZO

Paula Malugani ha dit...

Marian hermoso tu nombre cayendo del poema al pie de página, tensa la cuerda del pentagrama donde te balanceas sobre el verbo. Besos

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) ha dit...

la puta madre que me parió ! que fuerza marian joder...estoy de sequia en todos los sentidos, pero hoy voy a escribir...me incitas a ello, entre servilletas firmadas con semen...un fuerte abrazo amiga...

Emilio Ariza ha dit...

Siempre suplicamos algo, y algunos, los más afortunados, tan solo reciben unas migajas de alivio. Imágenes cojonudas , Abrazos