dilluns, 12 de gener de 2009

EL STOP EJERCE DE GIGOLÓ CON CADA UNO DE LOS CONCESIONARIOS DEL DESEO.





Hay un área de descanso,
un poco más abajo de mi vientre,
donde para hacer noche,
se precisa tarjeta VIP,
alta costura en la mirada,
audacia para hacer invisible lo precario,
y un palco en la tribuna del incendio.

No sirven como contraseña los roces metálicos
que le hagan la cesárea a las papilas gustativas
para que la lengua ceda el paso,
ni límite de velocidad para que la locura
estrene sus intermitentes
en el cruce donde tiene preferencia lo prohibido
y el Stop ejerce de gigoló con los concesionarios del deseo.

No hay señales verticales de auxilio en carretera,
en las que el vértigo
-que suele hacer escala en la bifurcación de mi espalda-
pueda prevenir el desprendimiento de todo sentido común,
cuando el ritmo cardíaco de los principiantes,
se lanza en caída libre
por los carriles de aceleración para manos suicidas.

El peligro de las ingles es de sentido obligatorio
para el género inflamable, y no existe GPS
cuando a las sábanas se le quedan obsoletos
los doscientos veinte voltios que hacen urgente
una zona para frenado de emergencia.

En la curva peor señalizada de los ojos,
donde la inconsciencia regula el tráfico y todas sus pendientes,
el corazón conduce un todo terreno Turbo Diesel
bajo los efectos de otros alcoholes.

A más de cuarenta y ocho besos por minuto
la siniestralidad se asume más allá de lo imposible.
---------------------------------------------------
Poema del libro "Hay un área de descanso un poco más abajo de mi vientre". 2006.










Poema incluido en una selección más amplia de poemas de mi autoría traducidos al estonio por Jüri Talvet y publicados en el número 5 de la prestigiosa revista estona AKADEEMIA (mayo 2010)

13 comentaris:

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

Este poema es emblemático. Recuerdo perfectamente el tono que le daba Marthaluz al recitarlo.
Muac!

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Caray,Cesc te me has adelantado. Justo iba a decir lo mismo. No sé si con las mismas palabras pero seguro que muy parecidas.
Reitero: es emblemático. Este poema lo recuerdo y lo recordaré siempre como el poema erótico por excelencia y con una originalidad fuera de lo normal. Conjuga elementos diversos, atribuyendo al tráfico un papel esencial en el recorrido al camino del éxtasis.
También yo iba a decir que recuerdo perfectamente a Marthaluz (en Pradosegar)escenificando el poema. Fue divertido, aunque yo lo prefiero sin escenificación. Sólo con la voz de Marian (o la voz interna de cada cual).
Reina, tengo el libro y este poema de lujo.
Besos
Ángeles

marisa ha dit...

Sublime. Los dos últimos versos son de los que me hubiera gustado escribir a mí, la verdad. Un beso, poeta

Luisa Arellano ha dit...

¡No vale! Ces se me ha adelantado jejeje

Te juro que mientras lo leía pensaba exactamente igual. :)

Por el emblemático y por todos sus acompañantes!!

Un beso Lady poetaza.

Walter Portilla ha dit...

Divino orgasmo el resultado, Marian. Yo tengo tarjeta VIP, todavía de cartón -o plástico, no sé-, pero apuntado estoy en la fila de los de género imflamable que esperan hacer el canje y que han perdido el GPS. (Espero decir pronto, lo encontré!)
Besos Marian y abrazos mil.

Elisa Berna Martínez ha dit...

Qué imágenes, Marian. Nos conduces por un viaje vertiginoso hacia los recónditos prajes del deseo. Me ha gustado mucho.

Besicos!!

Giovanni-Collazos ha dit...

Es esplendido este poema, también es puro fuego que no quema sino que achicharra.

Muy bueno el poema, me gusta.

Un abrazo.

Gio.

Magah ha dit...

BUENISIMO!!!, que genial haber pasado por aca.

Te sigo.

Emilio Ariza ha dit...

Pedazo poema, creo que la velocidad de los besos es bastante prudente je je je , no se admiten señales de prohibiciones para el deseo. Bello de cojones , un abrazo

Víctor González ha dit...

Un encuentro a toda velocidad, pero feliz a la postre.
Volveré aunque no en coche, lo haré volando.
Saludos.

Georgia ha dit...

Me quedé pegada en las sabanas mientras lo leía, excelente, aquí lo erótico realmente seduce

Feliz año querida Marian

Pedro Ojeda Escudero. ha dit...

Es un lugar hermoso para el descanso. Sin duda.

Xoconoxtle Cósmico ha dit...

He venido de muy lejos, cargando mi nueva casa http://www.aekana.net23.net, pero vine.