dimarts, 23 de desembre de 2008

CUANDO LLORAN LOS ATARDECERES EN LA CIUDAD DEL CUERPO




No existe la empanada de atún de los domingos
aunque la veáis morir de frío en la ventana
o dispuesta a cruzaros la tráquea atléticamente
con todo el pánico escénico en los ojos.

Tampoco existe la promesa de las ingles
cuando besan los dedos deshuesados de la noche,
con esa tierna geometría que confunde.

Sólo los tabiques de este encierro
hecho de cielos de amianto, el despertador
puntual en la cita con la muerte, el pecho alterado
cuando lloran los atardeceres en la ciudad del cuerpo.

Sólo los días, embarazados de abriles,
se apretujan en una cáscara de nuez,
empeñados en una suerte de deriva atea,
navegable desde la retaguardia del pentagrama
con su pelotón de fusas
zambulléndose entre los escombros y mi nombre
destrozado.
--------------------------------------------

Poema inserido en Biblioteca digital del siglo XXI




Poema incluido en una selección más ámplia de poemas de mi autoría traducidos al italiano y publicados en la revista semenstral especializada La Clessidra, nº 1/2010, Joker Edizioni. Septiembre 2010.

24 comentaris:

MarianGardi ha dit...

Marian que estamos en Navidad jejeje
Vente al Sur que aqui hay mucha alegria!!
Por que han de llorar los atrdeceres en el cuerpo?
Buenooo, buenooo. Y la moreneta enfrente de tu casa, con esa vista a Montserrat que golpea tus ventanas.
Felices Fiestas mes que sigui para monger una bona escudella o un bon rustik, o unes bones canelonis que an cataluña son excelents. (parlo el catalan, no escrito, que ahora ya con el frances lo mezclo)
He vivido en la calle Llansa de Hospitalet y en Montornes del Valles, tengo màs vida e historias, Mara meba!! Escolta!! jejeje
Quiero que te rias!
Un petunet

jravi ha dit...

Bueno, imposible conocer toda tu obra en un par de dias, pero lo leido hasta ahora me hace sentir como un optimista de la hostia. Pero la poesia es esto, un estado de ànimo.Si no tienes ganas de reir, no te rias, pero te aseguro que hay maneras de pasarselo bien sin necesidad de reir. De qualquier forma, cada cual tiene su rollo. Yo, personalmente, "és quan plou que ballo sol "

salut i peles

Emilio Ariza ha dit...

Quizás esos atardeceres se deban al cansancio que nos trae la edad al ver como nos miente la vida. Pedazo poema , un fuerte abrazo

salvador ha dit...

Marian, esos versos me han hecho ver imágenes de una soledad abrumadora, y a la vez gratificante. Los días, y las noches como dedos que acarician las ingles de una estatua donde los atardeceres del cuerpo lloran el cincel que los ha esculpido.

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

Ay Marian, me has dejado con una angustia poética en la piel. Es un poema in crescendo para mi.
Este verso me parece alucinante:

"cuando lloran los atardeceres en la ciudad del cuerpo".

Besotes

Luisa Arellano ha dit...

¡¡Vaya traca final, Marian, vaya traca!! me has dejado muda de la impresión.

Te superas siempre, pequeña.

Un beso.

Isabel Huete ha dit...

Ay, el cuerpo, esa carcel sin puertas ni ventanas! Tan rígido y tan flixible, tan blanco y tan oscuro, tan débil y tan osado.
El cuerpo es sólo un caparazón que no flota en el agua.
Besos, cielo.

JUAN JES ha dit...

Marian!

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

La promesa de las ingles puntual en la cita con su pelotón de fusas,
se apretuja en los dedos deshuesados de esa tierna geometría que confunde.

Por cierto, yo los domingos llevo una empanada que no veas. Bueno, y el resto de días ...

Un petó!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Mi querida Marian, no te fíes de lo que dicen mis poemas, ellos no se rien casi nunca, pero yo sí, puedo asegurarte que veo los azules de manera intensísima, pero ya se sabe, los poemas tienen vida propia.

Un abrazo y Felices Fiestas!
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

jajajaja, bueno, me parece genial que mis poemas te hagan sentir optimista, de echo me encanta que así sea, se lo decía antes a Marian Gardi, mis poemas tienen su propia personalidad, ellos no quieren reir, lo cual no significa que no lo haga yo.

Un gran abrazo y Felices Fiestas!
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Y a las pérdidas, y a los fantasmas, y a los túneles, y a infinidad de cosas, Emilio, pero mis poemas siempre os tendran a vosotros para descubrir la luz en todas las miradas que les regalais.

Felices fiestas!!

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias Salvador, tu compañía es un lujo, y un tesoro que guardo en mi bahul pirata, donde solo guardo las cosas buenas.

Un abrazo
MArian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Angeles, guapísima, conocerte fue un regalo de los dioses, compartir contigo un regalo tuyo, gracias por estar aquí.

Mil besos
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Luisa, la impresión poética es una de las cosas de este mundo que valen la pena, jejeje.

Eres un solete de los grandes.

un besazo, corazón.
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

No, no flota en el agua, Isabel... besos para tí, esta navidad será dura para las dos. Animo, princesa.

Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Juan!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Jajajaja! creo que la empanada la llevamos los dos, pero eso es bueno, así salen luego nuestra composiciones musicales, los poemas, los relatos, las pinturas... todas empanadas, todas sumamente locas.. jajajaja.

Tots els petons del mon.
Marian

Ángeles FERNANGÓMEZ ha dit...

REGALO DE NOHE BUENA: HAY EN MI BLOG UN PREMIO PARA TI QUE TE ESTÁ ESPERANDO.
Besos

La sonrisa de Hiperión ha dit...

"Sólo los días, embarazados de abriles,
se apretujan en una cáscara de nuez, "

Saben frescos tus versos, como el olor del azahar!
Saludos!

Liberto Brau ha dit...

Hace más de un mes que no paso por tu “casa”, espero-deseo que me disculpes pues he estado de viaje vagamundeando y en Essaouira escribiendo los dos últimos capítulos de AMANECE PÚRPURA y buena parte del próximo que espero publicar para tus ojos en los próximos días. Ayer tarde llegué a la isla a pasar estos días de Navidad y del nuevo año. Ya descansado aprovecharé estos días “en paz” para visitaros, mis lectores, y beber una copita del champagne de vuestras palabras. El que escribe debe leer, por supuesto. En esta ceremonia de la lectura fundamenta su alquimia.

Que seas feliz… No hay nada mejor ni superior que te pueda regalar hoy… Te lo escribo de corazón.

Liberto-Pau_Pablo

marisa ha dit...

Como siempre maravilloso: fuerte, demoledor, con esa angustia existencialista de estar a la deriva. Me encanta como escribes y doy las gracias a Angeles que me condujo hasta aquí. Un abrazo, poeta

Lilith ha dit...

Una visión interesante la del cuerpo como ciudad. Geoanatomía. Cuando la verdad del mundo y la de nuestro interior es la misma. La misma falta de verdad. Lloramos y llueve, y los suspiros van al aire, y la sangre de los ríos dibuja caminos en las líneas de nuestras manos que tendidas son puentes a otras ciudades-cuerpo, y el mundo es una gran humanidad y el universo la carne, como al principio.

noek izardui ha dit...

Pues señorita te encontre por ahi entre inspiracion y nostalgia,y me ha encantado lo que lei,tienes esa magia en las letras y las vibras corriendo cada gota de tinta,tambien escribo y tengo un espacio en donde puedes encontrar mas de mi,solo paso a dejarte un abrazo y un gracias por inspirar a mas a lo que haces y gracias pór tu tiempo para deleitar mis pupilas y mi imaginacion de la tuya,un abrazo señorita desde mexico con amor