diumenge, 23 de novembre de 2008

LA PALABRA TRANSPARENTE PUEDE PEGAR MÁS FUERTE SI SE LO PROPONE



Debajo de mi, hay un cajón mal cerrado
que tiene una extraña forma de mirarme.
Huele a mantequillas, otoños y costumbre,
y algún que otro latido de un libro somnoliento
al que le crujen los huesos de lluvia improvisada.

Pero las derrotas
siempre andan despiertas en los cubos de basura,
basta con adivinarle el temblor a la ciudad,
y ver la divina quietud de sus muertos,
sus milagros de cuerpo entero,
los niños montados en bombas apuntándonos con el índice
y la palabra transparente,
que puede pegar más fuerte si se lo propone,
desconvocar el suicido de las hojas,
la luz del cuello ofrecido,
el verde en torno a las ruinas,
el frío de los labios, la vida que resbala,
las estrofas cobardes,
el monzón en el pecho, su zumbido,
o un cuerpo ciego de sueño que sube por mis piernas.

Hay heridas de pared que son blancas como el miedo,
perfectas como la desnudez de un disparo,
y me dejan indefensa, aterida
y abrazada a la tragedia de las nubes,
no me sirve la electricidad de la luna,
ni las diminutas manchas azules en mis manos.

12 comentaris:

mi despertar ha dit...

Me gusta tu estilo de decir tus cosas las palabras brotan de un alma poeta

MarianGardi ha dit...

Que casualidad Marian, yo tambien puse esta madrugada una poesia que habla sobre la transparencia de la poesia aquite la dejo este verso para que lo leas:
Besos

"En el mercado de la poesía
Todas las poesías son validas
Todas se exponen
Y están en venta
También en la transtienda
Hay poesías del alma
Ellas son transparentes
Ni se ven
Ni están en venta"

Liberto Brau ha dit...

Hola... Vengo de visita de domingo a tu casa... Me leí en varios tragos largos tus poemas, qué buenos... Tus surreales imágenes me recuerdan al mejor Marco Antonio Montes de Oca de su primera época, la del Viaje del Moribundo, por ejemplo... Sigue, por favor, escribiendo con tanta sensibilidad.

Gracias por leer “Amanece púrpura” y por formar parte de esta historia de lectores y escrituras. No sabes cómo agradezco tu entusiasmo y entrega en este proyecto de palabras, tus comentarios que hacen posible que continúe esta feliz tarea de escribir no sólo para mí sino sobre todo para vuestros ojos e imaginación. Anoche edité la segunda parte que faltaba del segundo capítulo. Espero, deseo, que te guste… que renueves nuestro pacto. Saludos.

Isabel Huete ha dit...

Ese poema es una maravilla. Debería ser norma de vida.
Un beso grande.

Cesc Fortuny i Fabré ha dit...

En ese cajón mal cerrado
veo los restos de un naufragio,
que llena la playa con el casco escorado
criogénico como habitante de cementerio
y esos niños montados en bombas que recogen el tesoro de su basurero
amasan las traslúcidas palabras,
munición de guerrilleros del poema
ciudadanos del verso.

Un matalàs de petons!

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias de nuevo por pasarte por aquí, Despertar.

Un abrazo
MArian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Bueno Marian, el poema no habla precisamente de la transparencia de la poesía, pero si tú has interpretado eso me parece bien, lo importante es la aventura personal que cada lector emprende con el poema.

Gracias por tu visita
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Gracias por venir Liberto, por supuesto que iré a sumergirme en amanece púrpura...

Un abrazo
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Isabel, esta es tu casa.

Un besote
Marian

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Son nuestros los naufragios, y los botes salvavidas, y los océanos con dientes, son nuestros...

Petons!
Marian

MarianGardi ha dit...

Hola Marian; es que me confundi,quise decir que la mia hablaba sobre la transparencia de los versos, y en la tuya mencionas las palabras transparentes.
los versos estan compuestos de palabras, esta era la analogia o el simil.
He vivido en Granollers y hablo el catalan, pero escribirlo es mas dificil, ahora vivo en Paris y hablo el frances y escribirlo es mas dificil jejeje (parece un verso)
He vivdo en tantos sitios que ya soy un poco de muchos. En Canarias tambien, en Zaragoza, en Granada, en Jaen.
Abrazos

Marian Raméntol Serratosa ha dit...

Uyyy, no te preocupes Marian, la interpretación del poema es libre, cada lector lo llena de sus propios códigos, esa es su magia y su poder.

Un gran abrazo, y gracias por estar aquí.
M